viernes 14/5/21

Respeto, por favor

Elecciones
Elecciones

La semana pasada recibí una llamada telefónica, del Centro de Investigaciones Sociológicas, para que respondiera a su encuesta de estimación de voto para las elecciones, del próximo 4 de mayo, a la Comunidad de Madrid.

Para mi sorpresa, la última pregunta que me formularon fue la siguiente:

“Con qué frecuencia asiste Ud. a misa u otros oficios religiosos, sin contar las ocasiones relacionadas con ceremonias de tipo social, por ejemplo, bodas, comuniones o funerales?

Nunca, casi nunca, varias veces al año, dos o tres veces al mes, todos los domingos y festivos, varias veces a la semana, no sabe no contesta. “(En las respuestas posibles no figuraba no procede la pregunta, que es lo que yo hubiera contestado)

 

En la misma encuesta, distinguían entre católico practicante, católico no practicante y otras religiones, en las que debería dar igual si practicaban o no, porque esa distinción, sólo la especificaban para los católicos.

 

Realmente no alcanzo a entender que tiene que ver, que sea católica o no, que vaya a misa o no, con el objetivo de la encuesta, salvo que me quieran clasificar como católica de primera, de segunda o de tercera, según vaya más o menos a misa. La pregunta me recordó a mis años de colegio, cuando Sor María me preguntaba ¿has ido a misa? lo que provocaba en mí, un sentimiento de rebeldía ante el ataque a mi libertad e intimidad, similar a la que sentí ante la cuestión planteada por la entrevistadora del CIS.

 

En cualquier caso, la pregunta es del todo improcedente, dado que atenta contra la intimidad de la persona a la que se formula. Causa el mismo efecto de intromisión en la intimidad, que preguntarle a alguien, si cumple o no con su religión ¿nos están juzgando? ¿Qué le parecería al Sr. José Félix Tezanos Tortajada, presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, militante del PSOE desde 1973 (según Wikipedia) que le preguntásemos si cumple con todos y cada uno de los artículos de los Estatutos de su partido? Le estaríamos poniendo en la disyuntiva de reconocer, si es un buen o mal militante socialista. ¿Le gustaría? Tampoco sería correcto hacerlo ¿no?

 

Al Señor Tezanos como presidente del CIS hay que recordarle que tiene la obligación de garantizar el derecho a la intimidad de las personas a las que el CIS dirige sus encuestas, y si no lo hace, como en el caso que nos ocupa, está contraviniendo el artículo 18.1 de la Constitución Española en el que se establece:

”se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen”.

 

Esta actuación por parte del CIS afecta a la confianza de los ciudadanos, con el consiguiente debilitamiento de nuestra democracia.

 

La confianza en democracia se sustenta en el respeto a los derechos y valores que nos hemos dado todos, por ello, es imprescindible que las personas que ostenten cargos públicos actúen y sean coherentes con ellos.

La falta de confianza de los ciudadanos en sus dirigentes los priva de la autoridad necesaria para gestionar una crisis como la que estamos viviendo y eso no nos lo podemos permitir.

 

La semana pasada, hemos visto como era archivado el caso contra personas que llevaban imputadas tres años en la Audiencia Nacional habiendo sido sometidas durante todo ese tiempo a la “pena del telediario”, así mismo, el Proyecto de reforma de la Justicia, ha tenido que ser retirado por las denuncias planteadas por jueces españoles en Bruselas, y éstos son sólo algunos ejemplos. Los responsables deberían de plantearse qué está pasando.

 

El liderazgo no nos lo otorga el cargo, como piensan algunos, se sustenta en la confianza y la autoridad que nos tenemos que ganar con nuestro comportamiento.

 

Los ciudadanos se merecen tener al frente personas en las que se pueda confiar, ya que su salud, su seguridad, sus derechos, su economía, su trabajo etc. dependen de sus decisiones y acciones. ¿Alguno se lo ha planteado? Un poco de respeto y empatía, por favor.

https://www.linkedin.com/in/myriam-gonzalez-navarro

 

Comentarios