miércoles 4/8/21

Nuestra sociedad necesita un cambio que debemos generar entre todos. Cada uno de nosotros tenemos una responsabilidad en nuestra área de influencia.

Cuando hablamos de sociedad, en general, al ser el objetivo tan grande, no nos sentimos implicados personalmente, no nos damos cuenta que todos y cada uno de nosotros somos esenciales para poder conseguir mejorar el entorno en el que vivimos.

Cuando detectamos algún error de funcionamiento de la sociedad, siempre miramos a otro como responsable de solucionarlo y además nos dirigimos a entes abstractos. La responsabilidad la tiene la educación, los políticos, la comunidad de propietarios, el Ayuntamiento, la empresa etc sin darnos cuenta que todos esos organismos, están conformados por personas que son las que tienen que actuar para que nuestros problemas del día a día se solventen.

Tomar conciencia que todos nos necesitamos, de la importancia que tiene para la sociedad nuestro comportamiento y nuestro trabajo, es la única manera de conseguir esa transformación que todos estamos reclamando.

El hecho que existan personas que no cumplan con su misión en la sociedad no nos exime al resto de desempeñar la nuestra.

Muchas veces son pequeñas cosas, por ejemplo, ver un adoquín en la acera roto que puede provocar una caída de una persona y no ser capaces de llamar al Ayuntamiento para que lo arregle y hacer el seguimiento. Saber que en nuestro edificio vive una persona sola y no estar pendiente de que esté bien.

En estos momentos en los que el virus reclama que todos y cada uno de nosotros asumamos nuestra responsabilidad para acabar con él. Estamos visibilizando más que nunca que no podremos recuperar lo perdido si no ponemos de nuestra parte.

Convertirnos en colaboradores activos de la sociedad, dar un sentido a lo que hacemos en nuestro día a día, ser parte de la solución no del problema es lo que generará ese cambio imprescindible para que podamos recuperar la libertad perdida.

Los cambios no se producen publicando una ley, sino estableciendo los mecanismos para que las personas podamos cumplirla. Es imprescindible el compromiso de los ciudadanos con ella para que realmente sea efectiva.

Si somos capaces de hacernos responsables de nuestra pequeña parcela y actuamos para mejorarla, en poco tiempo lograremos verla florecida.

¡Somos parte indispensable en el cambio no lo olvides!

https://www.linkedin.com/in/myriam-gonzalez-navarro

Comentarios