lunes 26/7/21

El mejor regalo de reyes: Tu propósito

myriam

Iniciamos 2021, un año en el que todos nosotros tenemos la esperanza que el covid-19 desaparezca para siempre, volvamos a reunirnos con nuestros familiares, amigos, compañeros, recuperemos la actividad económica, se minimicen las pérdidas de puestos de trabajo y por supuesto que nuestros dirigentes políticos dejen de dictar Decretos que destruyen y se concentren en el bien de todos, comenzando la reconstrucción de España. Lograrlo no depende de nosotros. Así que aceptemos la situación, es verdad que hacerlo no es fácil, pero es la única manera de conseguir afrontar la adversidad. Seamos nosotros los que decidamos y actuemos liderando nuestra vida.

Nos encontramos al borde de una tercera ola de covid-19 y nuestra actuación en primer lugar, debe ir encaminada a mantenernos sanos, con ello estamos colaborando a que sus consecuencias sean menores, tanto en lo relativo a la salud como los efectos colaterales, pérdidas económicas y de puestos de trabajo. Ser conscientes que nuestro comportamiento importa, nos hará partícipes del éxito que conllevaría una disminución de la curva.

Esta situación nos va a llevar a estar más tiempo en casa y podemos aprovechar para:

1.- Pararnos a pensar cuál va a ser nuestro PROPÓSITO DE VIDA, nuestro “para qué”. A muchas personas cuando les preguntas qué quieren lograr, no saben que contestar.

El propósito es aquello que queremos aportar al mundo, a tu país, a tu familia y a ti mismo, tú legado. Es nuestro faro, nos indica hacia dónde tenemos que dirigir nuestras decisiones y por lo tanto nuestras acciones.

Saber lo que queremos alcanzar nos dará seguridad y nos ayudará a encontrarnos mejor, a vencer el miedo a lo desconocido.

Una vez que hemos averiguado nuestro “para qué” es importante diseñar nuestra estrategia para lograrlo. Establecer plazos y objetivos.

En estos momentos de incertidumbre, es mejor fijarse metas mensuales en lugar de anuales como veníamos haciendo. Por una parte, nos ayudará a modificar las decisiones que por las circunstancias tengan que ser alteradas y a tomar otras viables y por otra parte, reduciremos las contrariedades que tengamos que afrontar.

“El pequeño libro que hará grande tu vida” de María Fernández te puede guiar para encontrarlo.

2.- Establecer los perfiles de las personas que nos van a acompañar en ese camino a nuestro propósito. Algunas de ellas las conocemos, pero muchas otras no, tendremos que estar atentos para descubrirlas. Nadie consigue alcanzar su misión sólo, las oportunidades te las ofrecen las personas que van apareciendo en tu vida y elegirlas es una gran apuesta. Escoger mal puede ocasionar que no alcancemos nuestro sueño.

Esta labor, dado que en estos momentos se han reducido nuestras posibilidades de relacionarnos en persona, la tendremos que hacer fundamentalmente a través de las redes sociales, Linkedin es una excelente herramienta si la sabes utilizar. Te puede ayudar el libro de David Díaz Robisco “Linkedin”, para sacarle el máximo partido. A la vez que creas tu red de contactos, te da la posibilidad de mejorar tu marca personal y te ofrece oportunidades laborales en el caso de necesitarlas.

Cuando hablamos de regalos de Reyes nos referimos a cosas materiales, pero no debemos olvidar, que a ellos los guio una estrella al portal de Belén, donde tenían que entregar sus regalos oro, incienso y mirra, su misión.

Saber cual es y cómo alcanzar nuestro “para qué”, nuestro propósito (nuestra estrella), es un maravilloso regalo de Reyes, porque ese camino que tenemos que recorrer, de decisiones acompañadas de acciones, de amar, de dar, de aprendizaje constante, de utilizar nuestros talentos, de vencer la adversidad, nuestros miedos , de crear, innovar, de poner en marcha nuestros proyectos, de ayudar a crecer a otros hasta llegar, depende de nosotros y será nuestra felicidad . Nuestro legado, nuestro oro, incienso y mirra, es el “regalo” que entregamos al mundo, a nuestro país, a nuestra familia y que ha dado sentido a nuestra vida.

En 2020 recibimos el legado de muchísimas personas que nos dejaron como consecuencia de la pandemia. Ese gran regalo, nos debe servir de impulso para superar la desdicha y rendirles el homenaje que no tuvieron.

¡Felices Reyes!

 

Comentarios