Más cojonera que nunca, se acabó lo de ser sólo el logo de las cadenas, de aguantar lo que me pongan sin rechistar

El desnudo alucinógeno de Terelu Campos

Terelu Campos, cuando se desnudó para Interviú.
Terelu Campos, cuando se desnudó para Interviú.
El desnudo alucinógeno de Terelu Campos

Una no está para estos sustos. "Si la vida me cambia, volveré a hacer un Interviú". No, no es Scarlet Johansson la que habla, ni Charlize Theron, ni tan siquiera Sofía Suescun. La que amenaza con ello no es otra que Terelu Campos, la actual 'tercera espada' del clan de las Campos, después de la subida al estrellato de Carmen Borrego. ¿Y por qué no lo hace ella también? Es más, si lo hicieron Aguasantas y Laura Vilches Cortés, ¿por qué no ellas? No se molesten en responderme porque ya lo sé. No hay color entre unas, que podrían salir en cualquier revista o película porno, y otras, que podrían posar para Fernando Botero. 

Supongo que ahora todo el mundo estará suspirando porque la vida no le cambie, aunque, realmente, ¿qué significa "si la vida me cambia"? ¿Qué le tiene que cambiar, la salud, el dinero o el amor? ¿Que pierda diez o veinte kilos, que le toque la lotería o que aparezca un 'pibón' y se crea que ella es, por ejemplo, la citada Johanson? 

¿Qué ha hecho realmente la gente de este país para tener que ver a Terelu desnuda? ¿Por qué odia tanto a los españoles esta mujer? ¿Es que no tuvo bastante con su primer despelote en esa misma revista? Sólo faltaría que, a diferencia de aquel primer 'desvirgamiento desnudil', ahora, en el que planea sobre nuestras cabezas, lo enseñara todo, que no se tapara con las manos o con las piernas y que dejara al aire todas sus vergüenzas. Eso ya sería 'ensañamiento' con sus víctimas.

Por una vez, y sin que sirva de precedente, estaría de acuerdo con Kiko Matamoros, que le dijo este pasado sábado a Terelu que "en vez de venir al Deluxe tendrías que ir al psicólogo. Lo digo en serio. Estás trasladado una imagen de malestar, describes un principio de depresión. Luego nos pintas un cuadro dantesco... ¿A tí te parece normal?". Pero que lo haga corriendo, en un Ferrari y a máxima velocidad. O mejor al psiquiatra, para que le quite esas neuras que perjudican tanto su imagen como la salud del resto de conciudadanos. 

 Más difícil de comprender es el análisis del ''psicoanalista' Antonio Rossi, que en el mismo programa aseguró que Terelu debería estar agradecida por las cosas personales por las que ha pasado y que su situación actual viene motivada por "una intranquilidad por las circunstancias que te rodean". ¿Quién la rodea en estos momentos a la moza, Bigote Arrocet, el novio 'aventurero' de su madre, Kike Calleja, con el que ha escrito el libro 'Frente al espejo' con el que quería eclipsar a la mismísima escritora Belén Esteban, su hermana histérica por haberla sacado los paparazzi en bañador este verano...? Con semejante panorama lo que una no sabe es cómo no se ha liado todavía la manta a la cabeza y se ha ahorcado a las puertas de Telecinco, la 'doctora Frankenstein' que la creó. 

Otra duda más. ¿Tan mal está el panorama de féminas en este país para que una revista como Interviú tenga que echar mano por segunda vez de un 'monumento' así? Una empieza a imaginarse lo peor, que la madre también se quiera unir a la fiesta y proponga un trío de tías en pelotas, junto a sus dos hijas. Ha sido mentarlo y empezar a buscar una soga por casa para buscar yo misma un árbol en el Retiro. Para una mosca como yo, hasta con una ramita sería suficiente. Más vale prevenir, que curar la apoplejía que me podría provocar esa imagen.