lunes 06.04.2020

GP Mónaco

Tras la sexta prueba del mundial, parece que dos equipos logran lo que se proponen.

Uno de ellos es Mercedes que si ya gozaban de un buen margen de puntos en la clasificación general, hoy pueden incluso ir poniendo las pilas a la calculadora para empezar a usarla.

Por otro lado el segundo equipo que logra sus objetivos parece ser Red Bull, el único monoplaza en ser capaz de terminar la carrera teniendo al menos visión directa de los ganadores, pero también, están logrando otro objetivo secundario, que parece ser el de demostrar a todo el mundo que los cuatro títulos ganados por Vettel fueron única y exclusivamente del equipo y de su coche.

Después de decir lo que gran parte de los aficionados piensan, voy a tratar de dar mi punto de vista, y es que no es otro que el de una gran marca trabajando el mejor marketing de los últimos tiempos. La jugada de Red Bull  -excepto por la velocidad de los Mercedes que ha sorprendido a todos los equipos- podría haber sido perfecta y sencilla: si tienes el mismo equipo y el mismo piloto que los años anteriores pulverizaba a su compañero (Mark Webber) y al resto de la parrilla en cada carrera de una manera aplastante, y le sientas a un nuevo compañero joven con talento, y este desbanca por completo al tetracampeón, mandas un mensaje, el cual dice bien claro: 'si en los anteriores títulos ganados por Red Bull hubiera pilotado Ricciardo, la paliza hubiera sido mayor'. Con todo esto, lo que consigue Red Bull es hacer más grande la marca, sus coches y todo el equipo que lo compone.

Y es que no es normal el inicio de temporada que esta realizando el alemán Sebastian Vettel, siendo en gran parte de las ocasiones superado en velocidad por su compañero y con la lista de problemas mecánicos que empieza a acumular carrera tras carrera.

Soy consciente de que aún falta mucho mundial, pero en Red Bull parece que solo hacen funcionar bien un coche cada temporada, y esta le ha “tocado” a Ricciardo. Si lo miras por encima no es lógico que el mejor equipo de los últimos años tenga casi siempre problemas con uno de sus coches.

Hablando un poco de la carrera, pienso que no estuvo mal del todo, gracias a los accidentes y la entrada de los safety cars, la carrera estuvo movida, con una gran cantidad de problemas y abandonos durante la misma.

Sobre el dominio de Mercedes, no tengo mucho que añadir, salvando la parte final en la que Hamilton se encontró con problemas de visión y su rendimiento se vio claramente afectado, el ritmo de ambos coches estaba muy por encima de los demás como ya es habitual.

Por otra parte, en Ferrari siguen estando igual de lejos, por que aunque la distancia final de Fernando respecto a los primeros no es tan grande como en otras ocasiones, esto es debido a la salida de los dos safety cars, que agruparon a toda la parrilla en dos ocasiones. El otro dato destacable es que es el único equipo de la parrilla con un resultado de 6-0 entre sus pilotos: ya son 6 carreras seguidas que Alonso termina por delante de su compañero de equipo. Cierto es que en esta ocasión Raikkonen de no ser tocado por uno de los doblados que trataba de desdoblarse durante uno de los safety cars, parecía bastante probable que terminara delante ya que tenía un buen ritmo y estaba realizando una de las mejores carreras de lo que llevamos de temporada.

Y una vez más buscando esa parte positiva que me gusta destacar en mis entradas al blog, en esta ocasión voy a hacer mención del espectáculo ofrecido por Sutil, que a los mandos del Sauber, fue uno de los pocos pilotos en realizar unos muy buenos adelantamientos durante la carrera, una lástima que sufriera un accidente en el bache de la frenada tras la salida del túnel. Para mí una de las claves para que las carreras nos tengan atentos y con una sonrisa durante todas las vueltas, es tener pilotos que estén peleando en pista de tú a tú, y sean capaces de ir mas allá de la estrategia o el plan programado.

¡Un saludo a todos!

GP Mónaco
Comentarios