jueves 22/10/20

Caléxico: atravesando la barrera del sonido

Si algún grupo musical es capaz de disipar los mitos y mentiras de políticos en busca de atención, ese grupo es Caléxico. Mientras los aspirantes a la Presidencia del Gobierno lanzan sus cartas a lo loco, los fundadores de esta banda, Joey Burns (guitarra y vocalista) y John Convertino (batería) han estado jugando las suyas de manera profesional durante los últimos 20 años.

Ni periodistas ni fans consiguen definir de manera exacta el sonido de Caléxico. No hay más que ver los estilos con los que se les relaciona en Wikipedia. Si tuviera que etiquetarlos bajo un estilo o género, tampoco yo sería capaz. El motivo es muy simple. A Burns y a Convertino  nunca les ha importado mucho limitar sus fronteras musicales. En su último álbum 'Edge of the Sun' (2015, Anti Records), el noveno del grupo, encontramos temas que van fácilmente del 'moog' y la guitarra eléctrica en 'Falling from the Sky' (con la colaboración de Ben Bridwell, miembro de Band of Horses), hasta un sonido de lo más puramente Mariachi que podemos apreciar en la pieza instrumental 'Coyoacán'. Entre medias encontramos temas de Salsa, Dub, e incluso un Folk muy a la antigua usanza en 'Miles from the sea'.

Una de las constantes que hace posible este eclecticismo es México. El nombre del grupo es de por si una pista, ya que Caléxico es un pequeño pueblo en la frontera californiana con este país. El mismo Burns creció en Tucson, Arizona, rondando la frontera con México, en el más profundo suroeste de los Estados Unidos, antes de mudarse a California a estudiar música, donde acabó conociendo a Convertino.

Calexico---Ingo-Pertramer_4604377-SMALL_editadoLos pueblos fronterizos tienen una esencia especial. Se es consciente de vivir en un país, pero no se puede negar la gran influencia socio-política del vecino. De hecho, “negar” no es el verbo adecuado, la realidad es que se convierte en una cultura en sí misma, un híbrido. Algo que Caléxico no solamente acepta sino que ama. El bueno, el feo y el malo. Amexicana: esta sería la etiqueta más precisa para describir su música.

Burns y Convertino no llevan poco equipaje. Cualquiera que haya asistido a alguno de sus conciertos sabe a qué me refiero.  Solo ellos saben la cantidad de instrumentos que iban en ese camión que viajó entre Murcia y Madrid al comienzo de su gira europea.

Los pueblos fronterizos tienen una esencia especial. Se es consciente de vivir en un país, pero no se puede negar la gran influencia del vecino

Otro factor clave de su éxito es que son músicos profesionales, con buena base y conocimiento. Burns estudió violonchelo antes de tocar la guitarra. No hablamos de un grupo de colegas que se reúnen en el garaje de sus padres a hacer ruido. Estudiaron música y eso se nota. El sonido es elaborado, complejo e ingenioso.

En esta gira les acompaña la cantautora y guitarrista guatemalteca Gaby Moreno, quien añade una ronca dulzura al tono profundo y al mismo tiempo ligero de la entonación típicamente sureña de Burns, como podemos apreciar en el tema 'Beneath the City of Dreams'. Moreno aporta una narrativa envolvente (“el camino escondido en la ciudad de sueños, perdido en sus calles lo busco en mis recuerdos”) como fondo a la historia de búsqueda de la parte más oscura de la ciudad relatada por Burns. Elegido en primer lugar como título del álbum, una vez más nos topamos con la mezcla de culturas: la combinación de Mariachi y Ska, con un resultado que no estaría fuera de tono en una película de Tarantino.

No es por tanto sorprendente que las piezas de Burns y Convertino hayan llegado tanto a la pequeña como a la gran pantalla. La banda sonora de la película estrenada en 2011 'El Irlandés', protagonizada por Don Cheadle y Brendan Gleeson, es un ejemplo de cómo la música de Caléxico está hecha a medida para contar historias. Cuando los productores de Breaking Bad necesitaron incluir un toque Mariachi, dieron en el clavo al elegir 'Banderilla' en uno de sus capítulos. 'Edge of the sun' también cuenta con la colaboración de Nick Urata, miembro del grupo DeVotchKa. Aquellos afortunados que hayáis visto la película 'Pequeña Miss Sunshine', reconoceréis la intensa voz del cantante en 'Follow the River'.

Muchos músicos quieren tocar con Caléxico. La aventura unida 'In the Reins' de 2005, escrita completamente por Sam Bean de Iron and Wine, les metió en el top 100 del US Billboard. Beam devuelve el favor participando en 'Bullets and Rocks', reproduciendo un sonido que suscita influencias del noroeste de África (ya os dije que era difícil etiquetarlos).

Un amigo en común con Burns me dijo no hace mucho que “Joey sólo consiguió entender el motivo por el que componía música cuando conoció a su familia irlandesa”. Lo describe como “un sentimiento mágico y espiritual”.

Así que, mientras Trump y compañía se empeñan en limitar y construir barreras, yo escucho a Caléxico y dejo a mi mente viajar allá donde sus canciones quieren llevarme. Burns y Convertino son nómadas musicales; el viaje es el placer, la diversión. Libertad musical, sin prejuicios.

follow_lamusica_1

Caléxico: atravesando la barrera del sonido
Comentarios