lunes 12/4/21

Estrella Digital

Salvar al soldado español

Imagen del cartel del Día de las Fuerzas Armadas 2017.
Archivo

Pequeño avance en la dignificación de las Fuerzas Armadas. Esta semana el Consejo de Ministros ha aprobado una subida salarial a los militares que va desde los 17 a los 60 euros mensuales, la primera desde hace quince años. El incremento beneficiará a 133.282 uniformados –el 56% correspondientes a las escalas de Tropa y Marinería– y es el resultado de años de lucha por la equiparación de los salarios a los de la Policía y Guardia Civil, mejor retribuidos. La subida, que busca en parte recompensar a los militares por su excelente labor de rastreo y apoyo logístico durante la pandemia, se suma a otros beneficios salariales aprobados por el Ejecutivo desde diciembre, y genera un incremento total de entre 40 y 113 euros en la nómina del personal. Estas mejoras son, no obstante, insuficientes: pese a la peligrosidad y el sacrificio de su trabajo, muchos soldados siguen hoy en día cobrando menos de 1.000 euros mensuales, un salario muy por debajo del de la mayoría de países europeos.

Llevaban años reclamando mejores retribuciones y por fin parece que parte de sus demandas han sido escuchadas. Desde que se estrenó en el Ministerio de Defensa, Margarita Robles se comprometió a mejorar las condiciones salariales de las tropas españolas, que finalmente, en su conjunto, han supuesto un coste para el Ejecutivo de 198.098.622 euros. Se trata, en palabras de Defensa, “de un gran esfuerzo presupuestario”, pero necesario para compensar quince años de sueldos “desfasados”. La medida beneficiará a todas las Fuerzas Armadas, y la cantidad variará en función del empleo y destino de cada uniformado. Se aplicará de forma retroactiva desde el 1 de enero de 2021.

La sensación que ha dejado esta decisión entre los militares es agridulce. Consideran que es un primer paso pero siguen reclamando actualizaciones como las que se han hecho con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. No exigen una equiparación al salario de Policía y Guardia Civil, porque opinan que sus funciones y exigencias son distintas, pero sí quieren que se les trate con el mismo mimo que a los agentes y que se llegue a acuerdos salariales como el proceso de equiparación con las policías autonómicas. Aseguran sentirse frustrados e infravalorados, y subrayan que su trabajo implica guardias, servicios y fines de semana que no tienen reflejo en nómina.

La situación es aún más flagrante entre las tropas: la Asociación de Tropa y Marinería Española (AMTE) asegura que actualmente hay miles de soldados rasos de la base de Tierra, Aire y Armada que cobran 950 euros mensuales –actual Salario Mínimo Interprofesional– y algunos ni siquiera llegan a esta cantidad. Si quieren vivir con más holgura muchos se ven obligados a pedir misiones en el extranjero, lo que les triplica el salario pero implica estar durante meses separados de sus familias.

¿Ganan más dinero los soldados del resto de países de nuestro entorno? En general, las retribuciones a los militares suelen ser bastante bajas en toda la Unión Europea. No obstante, España se lleva la palma: es de los países europeos que peor trata económicamente a sus Fuerzas Armadas, superado únicamente por Portugal. Según un estudio del Observatorio de la Vida Militar de 2016, su sueldo medio se sitúa entre los 1.026 y los 1.148 euros al mes, el más bajo del entorno a excepción de Portugal, donde cobran 975 euros. En Francia, Alemania e Irlanda ganan 1.339, 1.954 y 2.487 euros respectivamente. 

El papel de los militares es imprescindible en nuestro país. Esta valía se ha visto reflejada en los momentos más crudos de la pandemia, en la que miles de soldados colaboraron en labores de desinfección, rastreo o construcción de hospitales de campaña. También durante la borrasca ‘Filomena’, con labores de rescate, limpieza y apertura de viales. La puesta en valor de las tropas debe ser una prioridad para nuestros dirigentes y una recompensa a tantos años de trabajo incansable.

Twitter: @marinalvarezf

Comentarios