lunes 12/4/21

Estrella Digital

La reactivación del turismo internacional, un paso más cerca

Turismo España

Baleares recibía el pasado fin de semana la mejor noticia: era, junto a otras cinco regiones españolas, tachada de la “lista negra” de destinos a los que viajar desde  Alemania, lo que permitirá a sus ciudadanos visitar las islas sin tener que guardar cuarentena a la vuelta al país germano. Los alemanes no han podido esperar y en solo veinticuatro horas han agotado las plazas para viajar a Mallorca, obligando a alguna aerolínea a incrementar la oferta de asientos para Semana Santa. La noticia ha sido un balón de oxígeno para el sector turístico balear, que espera ir reactivándose poco a poco en los próximos meses, objetivo al que sin duda contribuirá el levantamiento del veto de Gran Bretaña en mayo y la llegada de visitantes del país anglosajón, principal emisor de turistas junto a Alemania al archipiélago.

 

La pandemia ha tenido unos efectos demoledores para el turismo en nuestro país. Las restricciones en los desplazamientos hicieron que el pasado año España recibiera un 77% menos de viajeros extranjeros que en 2019. Las comunidades más afectadas por este cierre de fronteras han sido Baleares y Canarias. La caída del turismo, que representa más de un tercio del PIB de las islas, las ha convertido en las regiones con mayor aumento del paro de España. Según datos de la encuesta de población activa (EPA) publicada en enero, mientras que en Baleares el porcentaje de desempleados creció un 75% con respecto a 2019 tras sumar 47.000 parados, Canarias alcanzó la segunda mayor tasa de paro del país (25,2%), después de destruir más de 100.000 puestos de trabajo. Otro dato alarmante es el del desplome del PIB en los dos archipiélagos: según Funcas, ambos cerrarán 2021 con una caída del 10% de PIB respecto a 2019, casi el doble de la media nacional.

 

No en vano el Gobierno ha decidido priorizar a las dos autonomías en el reparto de las ayudas directas. La situación especial que atraviesan tanto Baleares como Canarias debido al varapalo en el sector turístico ha llevado a Moncloa a otorgarles un “bonus” de 2.000 millones de euros, mientras que el resto de las comunidades tendrán que conformarse con repartirse los 5.000 millones de euros restantes.

 

¿Será esta inyección económica, junto a la paulatina llegada de turistas europeos, la fórmula definitiva para rescatar a las islas? El Ejecutivo se muestra positivo al respecto, y confía en las vacunas como pasaporte para reactivar el turismo. Según la ministra del área, Reyes Maroto, éste comenzará a moverse en Semana Santa, aunque solo sea a nivel nacional, y será a partir de verano cuando empezará a abrirse a otros países. Algunos expertos no son tan optimistas y vaticinan que España no recuperara el nivel de visitantes anterior a la pandemia hasta 2023. Para Raymond Torres, director de coyuntura y análisis internacional de Funcas, la recuperación de los viajes internacionales será paulatina: en 2021 será del 40% y en 2022 estaremos todavía en torno al 80%. Las islas, según el experto, irán todavía más lentas, pues dependen de la conectividad aérea.

 

En este proceso será clave el pasaporte de vacunación, que la Comisión Europea ya ultima y que dará luz verde a la movilidad entre diferentes países europeos a todos aquellos ciudadanos que ya se hayan inoculado. Más aún en el momento actual, en el que la vacunación en España sigue sin alcanzar el ritmo deseado y en el que la suspensión de las inyecciones de AstraZeneca complica el objetivo de llegar a verano con el 70% de la población vacunada.

 

La reactivación del turismo internacional, un paso más cerca
Comentarios