lunes 12/4/21

Estrella Digital

Juegos y apuestas ‘online’, la nueva droga de los jóvenes en la era Covid

​España está preocupada por sus jóvenes. Las imágenes de menores encapuchados reventando escaparates y quemando contenedores en ciudades como Barcelona y Valencia bajo la supuesta bandera de la libertad de expresión ha hecho saltar las alarmas sobre la educación y valores de las nuevas generaciones. “No protestan por el rapero Hasél, sino por su hartazgo por el desempleo y la falta de horizontes” leía el diputado de ERC, Gabriel Rufián, sobre estas violentas manifestaciones que han sacudido a media España. Quizá no le falte razón. A alimentar esta imagen ha contribuido una encuesta sobre el 23F realizada por el diario LA RAZÓN que apunta que más del 70% de los jóvenes de entre 18 y 34 años desconoce quién es Antonio Tejero. El futuro para las personas de menor edad se dibuja muy oscuro tras la pandemia. La pérdida de contacto social, la caída en la exigencia educativa y el desempleo son factores que tendrán serias consecuencias para ellos. 

juegos movil
juegos movil

Una de los que más preocupa y que se ha disparado en los últimos meses es el aumento del juego y las apuestas ‘online’. La ludopatía se ha convertido en una de las grandes adicciones nacionales. La última encuesta del Ministerio de Sanidad sobre alcohol y otras drogas en España (Edades) indica que el 6,7% de la población de 15 a 64 años ha jugado con dinero en apuestas en línea en el último año, casi el doble de lo que registraba (3,5%) la encuesta de 2017/2018. El mayor número de casinos y locales de juego se concentra en barrios obreros, en los que la falta de expectativas y la necesidad impulsa a un mayor consumo. Solo en el barrio madrileño de Carabanchel hay hoy ochenta casas de apuestas. 

Si estos datos son ya preocupantes, lo es más aún el porcentaje de jóvenes que confiesa practicar este tipo de ocio de forma habitual: un 11%. En su caso el consumo se produce de forma ‘online’, desde casa, fenómeno que ha avivado la pandemia y el confinamiento de los últimos meses, provocando que las apuestas desde el móvil o la tablet se disparen un 60%, según datos de El Confidencial Digital. Al éxito de las apuestas virtuales entre los jóvenes ha contribuido también su fácil acceso a la tecnología, que les permite jugar en solitario y obtener recompensas inmediatas, dos factores que favorecen rápidamente la dependencia. 

Pero sí hay un elemento que ha sido clave en la masificación de este pasatiempo ha sido la fuerte propaganda que rodea al sector, y que, coincidiendo con el auge de las apuestas deportivas, tiene lugar en programas de máxima audiencia e incluso incentiva a los consumidores a realizar sus primeras apuestas ofreciéndoles dinero. La ausencia de regulación en la publicidad de este tipo de actividades ha llevado al ministro de Consumo, Alberto Garzón, a prohibir a radios y televisiones emitir anuncios que inciten al juego excepto en la franja horaria de 1 a 5 de la madrugada. El compromiso del Gobierno de coalición de erradicar para siempre este tipo de propaganda ha sido cumplida a medias, y Consumo ha permitido finalmente que los eventos deportivos que tengan lugar a partir de las 20 horas puedan llevarla. 

Acotar la publicidad es solo el primer paso de una lucha que los poderes públicos deben empezar a pelear ya con todas las herramientas necesarias. Por el momento, urge imponer unos límites al acceso a los portales de apuestas de Internet y desarrollar campañas de concienciación dirigidas específicamente a los más jóvenes. 

Juegos y apuestas ‘online’, la nueva droga de los jóvenes en la era Covid
Comentarios