lunes 12/4/21

Estrella Digital

¿Hubo complicidad de la Policía con los atacantes de Vox en Cataluña?

La formación de Santiago Abascal está acaparando todo el protagonismo de las elecciones catalanas. Las encuestas le señalan como el claro ganador del centro-derecha y todos los esfuerzos de PP y Cs están centrados en desacreditarles. El hecho por el que han protagonizado más titulares, lamentablemente, es por las agresiones que sus dirigentes y simpatizantes han sufrido en varios actos del pasado fin de semana. Grupos antifascistas han “reventado” sus mítines haciendo uso de una violencia, en ocasiones, más que evidente, como la que empleó un radical que se subió encima de una furgoneta en marcha en la que viajaban varios miembros del partido o el ensañamiento en el lanzamiento de huevos y piedras en un acto de Abascal. La formación lleva días acusando a los Mossos d’Esquadra de haber permitido estos ataques y ahora Interior aviva la polémica reprochando a Vox que solo “buscaban la foto”

Ignacio Garriga, VOX.
Ignacio Garriga, VOX.

Las imágenes de las revueltas han corrido como la pólvora. Las más impactantes tuvieron lugar en Salt, Gerona, en un acto de Santiago Abascal, que tuvo que interrumpir su discurso cuando decenas de manifestantes le arrojaron objetos como piedras y huevos. También durante un acto de Ignacio Garriga y Ortega Smith en Vic, Barcelona, cuya plaza Mayor se convirtió en un auténtico campo de batalla entre Mossos y radicales y en el que la formación denunció serios destrozos en el vehículo en el que viajaban. En ambos casos Vox acusó a los agentes de permitir a los manifestantes “compartir media plaza” con ellos y estar muy cerca de sus actos, lo que les hacía más fácil el lanzamiento de objetos. Desde el partido verde se llegó incluso a hablar de un posible delito electoral por imposibilitar el trascurso normal de la campaña. 

Estas acusaciones obligaron esta semana al Ministerio del Interior, dirigido por Grande-Marlaska, a tomar cartas en el asunto y convocar una reunión entre Vox y varios altos cargos de las fuerzas de seguridad del Estado. Los responsables de garantizar el orden en Cataluña no solo no reconocieron haber tomado escasas medidas en los actos atacados, sino que, según publica EL MUNDO, uno de los jefes de la unidad de escoltas –que depende de Interior– les reprochó a los de Abascal que iban buscando generar bronca para “hacerse la foto”.

La falta de acción policial en los primeros mítines de Vox ha quedado patente esta semana en varios encuentros con el electorado en Lérida y Gerona, en los que no se registró ningún incidente gracias a un nuevo protocolo de seguridad creado a raíz de la reunión con la formación verde. Las claves de este nuevo proceder son el reforzamiento del número de agentes desplegados y una mayor separación de los manifestantes, que evite así increpaciones y arrojamiento de objetos a los políticos. Santiago Abascal agradece el cambio pero afirma que revela la permisividad de los mandos de los Mossos con los manifestantes los primeros días. Es por ello que el líder de Vox ha interpuesto denuncias contra los jefes de los dispositivos de la policía autonómica catalana y contra el consejero de Interior. 

Estas no han sido las únicas muestras de complicidad con los ataques al partido conservador. Muchos medios de comunicación han restado importancia a lo sucedido en Cataluña, ofreciendo una información muy neutral y sin relatar objetivamente lo sucedido. Algunos periódicos como ABC han puesto incluso en duda la veracidad de las agresiones, entrecomillando en sus crónicas palabras como “ataque” o “rescate a los políticos increpados”. También desde las filas políticas se echó de menos una respuesta más contundente, y no fue hasta que las escenas subieron de tono cuando líderes como Pablo Casado o Inés Arrimadas dieron un paso al frente y expresaron claramente su condena a la violencia. 

¿Hubo complicidad de la Policía con los atacantes de Vox en Cataluña?
Comentarios