lunes 12/4/21

Estrella Digital

Cádiz se ‘americaniza’ y convierte su estadio de fútbol en un macropunto de vacunación

Si usted tiene más de 80 años y reside en Cádiz está de suerte. Los gaditanos en edad avanzada serán los primeros vacunados en España que no recibirán su dosis en un centro de salud o hospital. Lo harán en un estadio de fútbol, en concreto, en el del Cádiz C.F. Así lo ha hecho público la consejería de Salud de Andalucía, que ante la necesidad de agilizar la campaña de vacunación en la región ha llegado a un acuerdo con el club y comenzará a usar sus instalaciones –con una capacidad de 25.000 personas– esta misma semana.

Andalucía, vacuna.
Andalucía, vacuna.

Adaptar lugares públicos como puntos de administración de la vacuna es algo que los expertos llevan tiempo demandando. A día de hoy España está a años luz de alcanzar las previsiones del Gobierno de tener inmunizada al 70% de su población en verano –hasta ahora solo un 0.8% de los españoles ha recibido las dos dosis– y urge poner todos los medios a disposición de este proceso. Partidos como Vox ya propusieron hace semanas utilizar espacios como parques, teatros o bibliotecas para vacunar en Madrid –uno de los territorios que menos dosis ha administrado hasta la fecha– pero el Gobierno regional desoyó la iniciativa. Tampoco la decisión de Cinesa de ceder 500 salas de cine como puntos de inmunización por todo el país entusiasmó al Ejecutivo nacional, que por el momento ha rechazado la oferta. 

El ritmo de vacunación podría depender, en buena parte, de seguir esta estrategia. Solo hace falta echar un vistazo a Israel, que lidera a nivel mundial el proceso de inmunización de su población, y cuyo plan se ha basado, entre otros factores, en llevar a cabo vacunaciones masivas. El país desplegó a marchas forzadas 325 puntos de inoculación por todo el país, desde estadios hasta tiendas de campaña en la plaza central de Tel Aviv. La misma idea tuvieron también en Estados Unidos, otra de las naciones del mundo con mayor tasa de vacunados, cuyos clubs de fútbol han puesto a disposición sus recintos y hasta el parque temático de Disneyworld, en California, se ha convertido en un espacio de inmunización. A ello habría que sumarle las vacunaciones desde coches, una estrategia que también se ha seguido en ambos países y que ha contribuido a agilizar los pinchazos.

España tiene por delante un gran desafío. Todo apunta a que, de seguir con el ritmo actual de vacunación, tardaremos años en alcanzar la inmunidad total, y la única receta que tienen todos los expertos para avivar este proceso es establecerlo como una prioridad. Es cierto que esta lentitud es extensible a toda Europa –países como Alemania y Francia se sitúan por detrás de nuestro país en cantidad de dosis administradas– debido, entre otras causas, al retraso de los viales de Pfizer, pero esto no es excusa para reconocer que se han hecho cosas mal. La improvisación ha sido la tónica general: prisas, vacunaciones en centros sanitarios a personal que no correspondía, falta de enfermeros… Algunos sindicatos médicos critican también la falta de seriedad y rechazan que se haya dejado de vacunar en festivos y en fines de semana. 

A punto de cumplirse un año del inicio de la pandemia, la vacuna es nuestro único pasaporte para recuperar la normalidad. Urge que nuestros servidores públicos centren ahora su mirada en este asunto y se alejen de discusiones estériles que no llevan a ningún sitio. Es el momento de planificar, de no escatimar en recursos y, sobre todo, de no apartar la mirada de aquellos países que nos llevan ventaja y cuyo ejemplo nos recuerda que aún hay esperanza.  

Cádiz se ‘americaniza’ y convierte su estadio de fútbol en un macropunto de vacunación
Comentarios