domingo 24/1/21

Procura tener buena memoria

Tener buena memoria para recordar las cosas positivas que nos ocurren es fácil, y algo que deberíamos hacer constantemente, ya que hacer inventario de nuestros logros es volver a sentir las buenas sensaciones que vivimos cuando los alcanzamos, además de servirnos de inspiración para seguir avanzando. Sin embargo, tener también siempre presentes los errores cometidos y las veces que intentamos algo sin conseguir el resultado que esperábamos, es un ejercicio de memoria que nos aporta la experiencia y aprendizaje que necesitaremos para afrontar nuevos retos.

Cualquier cosa que tenemos hoy es el resultado de lo que hicimos ayer, y si no es lo que esperábamos, ahora tenemos una magnífica oportunidad para comenzar a cambiarlo. Toda la información que necesitamos para ello viene del pasado, y por ello, tener buena memoria para recordar cada una de las acciones que llevamos a cabo en su momento nos servirá para trabajar en la construcción de un futuro realmente excelente, y al que llegaremos con una maleta cargada de valiosas experiencias.

El pasado puede ser un freno cuando seguimos anclados a él sin dejar de lamentarnos por las cosas que hicimos o dejamos de hacer. El pasado es pasado, y nada de lo que ocurrió puede ser modificado. En cambio, si esa memoria la utilizamos para aplicar todas las lecciones positivas que tuvimos que aprender en momentos determinados, el pasado se convertirá en un impulso del presente, en el que cambiaremos sufrimiento por esperanza y frustración por ilusión.

Tener buena memoria para las cosas buenas es necesario. Tener buena memoria para recordar lo menos positivo es fundamental. Has llegado hasta aquí después de muchas circunstancias. ¿Te acuerdas donde empezaste? ¿Te acuerdas de las veces que pensabas que no podrías hacer algo, y después lo conseguiste? ¿Te acuerdas del tiempo que invertiste para llegar a ser la persona que eres hoy? Deja atrás la memoria selectiva, porque el camino que has recorrido se compone absolutamente de todos y cada uno de los pasos que has tenido que dar para llegar a donde estás ahora mismo. Eso es algo que merece ser valorado continuamente, sobre todo porque eso ha conllevado parte de tu tiempo. Un tiempo que jamás volverá.

Ten buena memoria para recordar a todas aquellas personas que te brindaron todo su apoyo, parte de su tiempo, y su mejor colaboración, porque seguro que es algo que te hará sentir bien. Y por supuesto ten buena memoria también para recordar a las que, de manera egoísta, sólo intentaron aprovecharse de ti. Esas personas también te enseñaron cosas muy importantes, fundamentalmente el cómo no hay que comportarse con los demás. Esa buena memoria te permitirá mantenerte alejado de ellas.

Ten buena memoria y recuerda todos los instantes de tu vida, porque cada uno de ellos son los que han definido lo que eres hoy. Recuerda los momentos felices para que te sirvan de inspiración. Recuerda los menos positivos para que te aporten aprendizaje. Después, júntalos todos y sigue avanzando con actitud y determinación. Así, cuando llegues al final de tu camino, podrás decir con absoluta convicción que la Vida es una experiencia absolutamente maravillosa.

 

José Lorenzo Moreno López

#liderazgo #motivación

 

Comentarios