sábado 5/12/20

Los Pactos con Bildu

La actual crisis que vivimos no está en la política, ni en el modelo económico, está en la prepolítica, es decir, en lo que está alrededor de la persona, de la familia, de la civilización, su espíritu… Y ahí hemos perdido referencias permanentes, ya no creemos en casi nada. Y esto no tiene arreglo hasta que no vayamos al fondo de la crisis. No nos unen las ideas, nos une nuestra falta de ideas.

Ahí está el problema principal y esto no nos permite avanzar como sociedad.

La crisis empezará a resolverse cuando entendamos que está dentro de nosotros mismos, que vivimos de una manera equivocada. 

Hemos perdido cualquier dimensión espiritual, a veces moral, con una prevalencia de lo material exagerada. 

Creíamos que teníamos el derecho a vivir así porque nos correspondía, como si fuéramos pequeños dioses en nuestro mundo.

Hasta que no entendamos que nosotros tenemos que cambiar, valorando más lo que merece ser valorado, no encontraremos el principio de la solución.

La pandemia ha acelerado esta crisis, podía haber sido un correctivo, porque podríamos habernos dado cuenta de nuestras limitaciones mucho antes, pero eso no ha sucedido a nivel colectivo.

Nos han vendido que el estado de bienestar era para siempre y ya se ve que no es así y está maldita pandemia que por desgracia tantas vidas se está llevando ha creado una grieta enorme además también en nuestra forma de vivir.

La pandemia trae consigo un debate en la raíz de nuestro modelo de sociedad, singularmente en España, donde tras la covid se va a cuestionar el modelo de sociedad libre, entre la España de la Constitución o la España de la autodeterminación.

La dirección en la que va este gobierno en términos políticos estrictos es una república plurinacional. Todo lo que vive ahora España es un acuerdo marco ETA-Zapatero. El que se firmó en el 2004 y que tuvo unos preámbulos en las conversaciones de Eguiguren con Otegui. 

De ahí los pactos con Bildu.

Es una misma estrategia .

Dicha estrategia tiene como fin derribar el régimen constituciónal del 78 y con el espíritu de concordia que tanto nos costó alcanzar.

Estos quieren un cambio de régimen derribando la Monarquia y frente a ello nos tenemos que comprometer a apoyar la institución monarquica como símbolo de unidad de concordia y de paz que fortalece el estado.

Ese acuerdo explica todo lo que sucede: la aprobación de los presupuestos, la moción de censura, la gobernabilidad, el intento de cambio del régimen y acabar con la monarquia más claro agua.

Otegui manda y dice ahora mismo: “sí, hay que aprobar los presupuestos”,  “sí, hay que apoyar la moción de censura”, “sí, hay que apoyar al Gobierno de Sánchez a toda costa” ¿Y por qué? Porque los padres de esta criatura terrible que tenemos son solo dos, que son los presidentes del gobierno Zapatero y ahora Sánchez.

Hay que entender que España no está gobernada por un gobierno de coalición, está gobernada por un proceso, por un acuerdo marco entre ETA y Zapatero que ha continuado Pedro Sánchez. 

Todo lo que pasa a partir de un momento determinado es la consecuencia lógica de una hoja de ruta perfectamente marcada y establecida.

Por eso digo claramente que ETA no está derrotada a pesar que afirmar esto sea muy impopular pero es que es la verdad por desgracia.

Es cierto que ETA ha dejado de matar y yo como familiar de víctima del terrorismo y como amenazado por ETA viví mucho más tranquilo sabiendo que no me van a matar.

Pero no por ello diré que yo no me he jugado la vida para que ETA gane o se asuma su proyecto político y estén en las instituciones como si aquí no hubiera pasado nada.

No es vénganza sino lo único que quiero es memoria ,dignidad, verdad y justicia.

Ya sé que es más fácil decir que hemos derrotado a ETA que reconocer que su proyecto está ganándonos.

Ya sé que es más cómodo decir que les hemos ganado siete a cero que reconocer que nos están vapuleando en términos de proyecto político.

Ya lo sé y ojalá lo pudiera decir que más me gustaría pero es que no es verdad.

Vamos a lo que estamos viviendo, a un protagonismo de ETA que nos vuelve a recordar que esta organización es, como dijo hace poco Pablo Iglesias, parte del proyecto del gobierno de España.

En esa situación es en la que estamos. Algunos creen que la mentira histórica puede resolver el crimen, y el País Vasco esencialmente sigue teniendo un problema de dimensión moral, más que de otra cosa. 

ETA y su proyecto político está más presente que nunca en España y eso para los asesinados por ellos y para los miles amenazados por los terroristas es una humillación y un jarro de agua fría para ellos y para el resto de España.

Para finalizar y como conclusión diré que para resolver un problema hay que saber su raíz y es lo que he intentando relatar en este artículo.

No quiero sembrar desesperanza en la gente pero si decir la verdad y esa es que la crisis o es principalmente como sociedad y que ETA no está derrotada sino más fuerte que nunca en su proyecto de destruir España.

Creyeron que en ese proceso iban a engañar a ETA, porque se creían más listos, pero desgraciadamente ha sido justo lo contrario.

O nos damos cuenta de esto y valoramos lo importante y empezamos a reconstruir nuestra sociedad o ellos ganarán.

Hemos de darnos cuenta que no nos gobierna una coalición, nos gobierna un frente.

A pesar del diagnóstico que estoy dando tenemos la sociedad que sacar fuerzas de flaqueza y eso no te tiene que llevar a la desesperanza, sino a una actitud de ánimo.

Tenemos que volver a coger las riendas de nuestra sociedad, ya se que con todo lo que estamos viviendo se ve todo muy negro pero la luz al final de túnel está ahí y si damos como sociedad pasos aunque nos cueste horrores volveremos más fuertes que nunca a nuestras vidas teniendo claro lo importante y no dejándonos guiar más que por nuestras convicciones y valores como sociedad.

Los españoles ya hemos demostrado que lo podemos hacer, que podemos parar este proceso.

Si te lo dice mucha gente por la calle que nos intentan enfrentar pero tenemos que ir unidos para recuperarnos juntos.

ETA no va a ganar la batalla y aunque ahora sea así ni este gobierno ni ninguno conseguirán que los españoles nos rindamos ni nos enfrentemos si tenemos claro que juntos somos más fuertes y no olvidamos lo inolvidable.

 

Francisco Ygartua

Comentarios