domingo 1/8/21

El PP. La Constitución de 1978. Ifema. Miguel Roca y el reformismo. Casos Guateque, Gurtel

El inconsciente colectivo, tiene profundamente enraizados principios que se remontan a la Revolución francesa, cuyo reconocimiento y consagración  supuso un hito muy importante  en el desarrollo de la Libertad individual,  son principios  tales  como que las leyes deben aplicarse a todas las personas , incluidos los gobernantes,  que nadie está por encima de la Ley,  que  el organismo que crea las leyes debería ser diferente del que las administra, la necesidad de una autoridad judicial independiente para garantizar la administración justa de las leyes etc. Nuestra Constitución comienza en su Art. 1 definiendo a España  como un estado de derecho, consagrando como valores supremos de su ordenamiento la libertad y la justicia , también destacare tres artículos de su título I “ De los derechos y deberes Fundamentales”   que son el  Art. 17 dedicado a la libertad y la seguridad, en él se detallan las garantías de la detención preventiva, el Art. 24, que consagra el principio a la tutela judicial efectiva, el derecho  al  juez predeterminado por la Ley, a ser informados a la acusación formulada , a la presunción de inocencia  y finalmente el Art. 25, que consagra  el principio de legalidad. El titulo VI de la Constitución se dedica especialmente al Poder judicial, que se configura como uno de los poderes del estado, de carácter independiente. Pero estos principios que conforman lo que conocemos como estado de Derecho, desgraciadamente en este comienzo del siglo XXI no tienen una vida pacífica. 

            Aun siendo el secreto sumarial una medida excepcional para favorecer la investigación, está se prolonga en el tiempo, pero en los periódicos parecen noticias sin cesar. Así los abogados tienen que instruirse por los periódicos y los imputados conocen de sus posibles fechorías a través de su lectura si es que tienen acceso a la prensa. Paralelamente se   produce el juicio mediático en el que la condena está asegurada, cuando años después podría resultar que los imputados son inocentes, pero tuvieron la desgracia de encontrase en un lugar equivocado, con una señoría con vocación por el espectáculo o quizás dotada de una portentosa imaginación (este el caso Guateque que nacido en 2007 resultan todos exonerados el 2017, especialmente una amiga mía Carmen que ha sufrido lo indecible y le han amargado la vida sin razón).  La verdad no se busca con detalle y rigor, sino que el ruido de las apariencias lo impregna todo, y la instrucción se asemeja a un ajuste de cuentas. Trasladar las instrucciones a la opinión pública con un secreto del sumario, se asemeja a las cazas de brujas de la Edad Media y representa un retraso en la civilización        

            En cuanto a la forma de las detenciones. En el caso del Juez Garzón en 2009 en el caso Gúrtel, deja a los imputados en un calabozo, mientras se va a cazar y en el caso Guateque en 2007, el Juez Torres hace que el comienzo de las detenciones de las primeras actuaciones se produzca un miércoles, con órdenes de que transcurran las 72 horas, plazo máximo de la detención preventiva que establece el Art. 17 de la Constitución. De esta forma se asegura de que las comparecencias serán ante el juez de guardia el sábado, el cual, al no conocer el tema, en caso de duda enviara a la gente a la cárcel. Las declaraciones ante el juez de guardia se produjeron después de trascurridas más de 80 horas desde las detenciones, asegurándose que los imputados estarían debilitados, tras más de 3 días sin lavarse y malcomidos.  Las imputaciones no se concretan, ni se motivan, todo son meros indicios y con ellos se arrambla con todo. Basta una mera alusión telefónica sobre una persona, que en muchos casos no responde más que a la fantasía del que la pronuncia, para ser elevada a la categoría de verdad.  En el caso Guateque se eleva a la categoría de indicio delictivo, el tomar un café con un compañero, o un simple viaje al extranjero, pues cuestiones como estás, fueron preguntadas en los interrogatorios. La presunción de inocencia parece sustituirse por la presunción de culpabilidad 

       También la división de poderes aparece en entredicho, y los distintos poderes aparecen entremezclados, no estamos ante jueces imparciales, sino que se encuentran contaminados desde el principio de las actuaciones. En el caso del Juez Garzón coinciden en una cacería el ministro, el comisario que dirige la investigación y una fiscal. En el del Juez Torres, come con los principales responsables del organismo investigado esto es con Manuel Cobo y con el alcalde. Curiosamente en este último caso, no se imputa y se dejan libres de sospecha a aquellos que en definitiva tienen la potestad de tomar las decisiones como son los cargos políticos y quienes han firmado las licencias de los locales investigados.

      Todas las posibles responsabilidades se hacen recaer sobre una supuesta trama de funcionarios en connivencia con particulares, imputando a más de 80 personas, que si empleamos la terminología policial serían los componentes de la banda delictiva. Pero el sentido común nos dice, que una banda de tales características no puede existir, sino que más bien podría   tratarse de actuaciones aisladas de algunas personas, pero una causa general sobredimensiona y amplifica el caso y proporciona más titulares. En el caso Guateque solo está imputado un concejal del Ayuntamiento de Madrid, a quien no se ha cesado, y cuya imputación se mantiene muy a pesar del Juez Torres, al obligarle la Audiencia Provincial, a causa de la denuncia de un particular.  Ambos jueces que evidentemente se encuentran contaminados, quieren estar en la Audiencia Nacional uno presidiéndola y el otro en su día pidió el traslado a la vacante que dejo el juez del Olmo, aunque no logro su objetivo. 

       En el caso Guateque, las personas que intervienen todas se retiran, el instructor policial a quien se cesa, el funcionario del Juzgado que pide el traslado etc. De lo que parece desprenderse y emplearemos una vez más lenguaje policial, un posible indicio de presiones. Si curiosamente la falta de medios que es uno de los problemas endémicos de la justicia, en ambos casos no se manifiestan, son asuntos prioritarios a los que no importa dedicar largos días con interminables sesiones de interrogatorios, con miles de folios y prolongar las instrucciones durante mucho tiempo, la cuestión más nimia representa una sospecha y ello evidentemente en detrimento de otros asuntos, en los que al ser los protagonistas seres anónimos, no merecen atención.         

    Creo que lo descrito anteriormente, debería ser motivo de reflexión, ya que la justicia en una sociedad democrática debe ejercitarse con respeto a las más elementales normas constitucionales, y a través de jueces que ejerciten su función con imparcialidad, independencia, y discreción.  Todo lo demás contamina y debilita el sistema y su legitimidad. Lo descrito no representa una mera anécdota, sino que ambos son casos por todos conocidos con gran repercusión   mediática, con los que el sistema judicial queda descreditado.

      Además, y por si fuera poco, los órganos jurisdiccionales que controlan el Poder Judicial: Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial, son elegidos a dedo, en un reparto de “tarta” entre los Partidos Políticos, ya sea en directo, o a través del Parlamento, lo que no sólo no nos tranquiliza, sino que nos angustia profundamente, pues las decisiones que afectan a temas políticos están no sólo contaminadas, sino predecididas, según sea la composición del órgano, en jueces mal llamados “conservadores” o “progresistas”; no son ni lo uno ni lo otro, pues su elección viene ya viciada “en origen”. Después, y con mucha pompa, nos hablan de los resultados del año Judicial, que no se corresponden con la realidad criminal, ya que sólo se denuncian, en general, aquellos delitos de los que se puede sacar provecho, normalmente cobrar un seguro. De forma que la situación es más grave que la de los datos estadísticos que nos entregan. Algo habrá que no funciona, pues si en mi larga vida sólo he ganado un pleito, de los aproximadamente veinte que he tenido, creyendo tener razón en todos ellos, ¡líbrenos Dios de pleitos!, pues ya es conocido el aforismo: “Pleitos tengas y los ganes”. Aunque el refrán provenga de un personaje del propio Patio de Monipodio, en pleno Siglo de Oro español.

      Respecto al liberalismo en Cataluña. La publicación de una biografía de Ramón Trías Fargas, escrita por Jordi Amat, y que ha merecido el galardón Gaziel de la Fundación Conde de Barcelona en 2009, me dejó sumamente preocupado, pues llama a Ramón (1922-1989) liberal y catalanista, adjetivación, esta última, que es contraria a ser liberal, pues son los catalanistas, no los catalanes, los que han sumido a ese magnífico país en el retraso económico y cultural, que ha dado lugar al exilio de Albert Boadella, a la aparición del Partido “Ciutadans”, de Albert Rivera, y al clima enrarecido de la dominancia lingüística del catalán sobre el español, ya que catalán quiere decir etimológicamente castellano, por lo que sería un contra sentido llamarlo castellano.

       Conocí a Ramón Trías Fargas, y conviví con él en los años 60-70, en los pocos foros liberales que entonces existían (Club 1980), y él, al igual que Tarradellas, o que Martí de Riquer, eran catalanes de una gigantesca figura moral. Bien es verdad que fue presidente de Convergencia, pero era un defensor orteguiano del liberalismo, defensor del capitalismo frente al comunismo. Sin embargo, fue seducido por Pujol, y nombrado una y otra vez Conseller de Economía, de una Catalunya que desde entonces empezó a empequeñecerse, a fuerza de mirarse el ombligo y centrar sus intereses en las fronteras interiores de su propia limitación geográfica, eso sí, con “barretina”, el “Segadors”, olvidando su creatividad artística y pasado industrial, en forma progresiva, hasta conseguir estar hoy en puestos cercanos a la cola del crecimiento y desarrollo de España.

     La razón estuvo y sigue estando en la ceguera que provoca el Nacionalismo y que curiosamente, ha sido adoptado también por el PSC del jienense Montilla. Solo Albert Rivera, presidente de Ciutadans, gran compañero y amigo liberal con algunos intelectuales; Francesc de Carreras y Arcadi Espada y Albert Boadella, se atreven a discrepar en profundidad. No olvido al PP catalán, pero también se ha dedicado a brujulear, como lo ha hecho Zapatero con algo tan retrogrado y antiprogreso como el nacionalismo, que acaba de quedarse con un palmo de narices de” turuta” en el País Vasco y Galicia ¡Ya era hora”

      En 1997 realice los siguientes libros Blancos: Consejo General de Colegios de Farmacéuticos” Libro Blanco de la Farmacia en España”, Consejo General de Enfermería “Libro Blanco de la Enfermería en España”, Lab Squibb “Nefropatía Diabética en España”, Nabisco “El Postre en España”.

      Es duro aceptarlo, pero en los años 70 Barcelona y Madrid eran ciudades comparables, y en 2003, la segunda había avanzado cinco veces más rápido que la primera, consiguiendo con la Autonomía, lo contrario de lo que se pretendía, y es el crecimiento de la capital del Estado a una velocidad que le dejará en 2025 en los 15 millones de habitantes, y por tanto será el principal cliente, a la vez que director de las Españas de los años venideros.

      En esa época los 70-90 cuando era presidente de ASEDE (Asociación Española de Directivos de empresa, conecte con el presidente de ASACE (Asociación Catalana) Isidro Fainé y aunque intente conseguir que ambas asociaciones se coordinaran en una especie de “Puente Aéreo “con la pretensión de que ambas ciudades fueran el “motor económico” de España, solo encontré el silencio. Años después, mi amigo Florentino Pérez, presidente de ACS si lo consiguió en 2011, pero la idea era mía del 89.

      Acabo de recibir como todos los años su christmas navideño, y eso que han pasado 33 años desde que él fue Secretario General del Partido Reformista y yo Secretario Federal y jefe del Gabinete de Miguel Roca. Eso es constancia y buen recuerdo, para subir una escalera tan alta como la que le ha llevado a la Presidencia del Real Madrid.

     Mas tarde y habiendo colaborado, en la promoción inicial de IFEMA con su creador e inventor Adrián Piera. A la sazón presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, y con el Director General de Ifema Manuel Coronado, intente hacer algo similar con La Fira de Barcelona y con el presidente de la Cámara de Comerç Antoni Negre que iba perdiendo competitividad frente a Madrid: nada que hacer. Un proyecto mío duerme el sueño de los justos en algún recóndito lugar de sus archivos. Lo mismo probé con director del Port de Barcelona Joaquín Tosas y más de lo mismo; hoy ha sido superado de largo, por el Port de Valencia y por el Puerto seco de Coslada (Madrid). Barcelona era la capital de la Industria Farmacéutica.

        Hoy casi todas las Multinacionales del sector están en Madrid. Menuda decepción para mí, antiguo estudiante de la Universidad Central de Barcelona, catalano-valenciano mallorquín parlante y amigo del patrón de las letras Catalanas Francisco de Borja Moll continuador a pesar del franquismo del, Diccionari Catalá-valencia-balear de Alcover, de Martí de Riquer, de Baltasar Porcel y de Gabriel Janer Manila y otros muchos intelectuales de esas regiones

     Decepción profunda, también la que llevó a Mercedes Salisachs a escribir en ABC, el 2-6-2008: ¿Dónde está la libertad prometida? Cito: “Dicen que estamos progresando, ¿en qué? En libertad no. Acaso progresemos en libertades”, y desarrolla a continuación la tesis de que la imposición de libertades es contraria a la auténtica libertad. Continúa: “Por favor, no mencionen la palabra progreso quienes sólo saben avanzar como los cangrejos, caminando hacia atrás”. Todo cuanto se invente para ser progresista, si obliga a aceptar libertades blindadas y enfrentadas con la verdadera libertad, serán siempre hechos retrógrados y avances perdidos en el amargo descrédito de los tiempos muertos y náufragos en nostalgias que el mar de los sueños devoró”. Qué bellas frases para pedir: “Seres importantes, déjennos ser libres”. Esa voz que nace en el fondo del corazón de una catalana universal me devuelve a esos años 70, en los que el anhelo de libertad de Trías Fargas se aunaba al de muchos otros catalanes, que como vivieran hoy dirían: “no es aixo”, “no es aixo”.

     Otro catalán, Miguel Roca, consiguió entusiasmar a un puñado de idealistas, en Madrid, en 1984-86, y fundó el Partido Reformista. ¿Por qué, ¿Miguel, nos abandonaste?, cuando tus ideales eran los nuestros, para presentarte como Diputado por CDC por Barcelona, en vez de hacerlo por Madrid, y acabaste diciendo que lamentabas el fracaso de tus amigos de Madrid, en las Elecciones Generales de 1986. Gran triunfo el de Pujol, que, por haber propiciado la aparición de un partido españolista, el “reformista”, consiguió de retruécano el mejor resultado en las elecciones catalanas del CDC en la historia de la Transición. Recientemente te he visto en el aeropuerto: “adiós, Bernardo”. No es mucho, para quien se desvivió como jefe de tu Gabinete con Aurelio García de Sola como asistente, y Secretario Federal, por organizarte en los 20 días de campaña, actos y más actos, a los que solías no asistir, dejando en mis manos tu sustitución por Justino de Azcárate, Joaquín Satrustegui, o Federico Carlos Sáinz de Robles. Cogías el avión privado que te fletamos, y te ibas a Barcelona. ¿A qué?

     El primer día de campaña, sábado, junio 1986, fue el primer acto, en la discoteca Xuquer Palace de Valencia, un gran éxito. El segundo, te fuiste a Gerona, parlamentaste lógicamente en catalán y saliste el lunes en TVE., amenizado con los subtítulos de la traducción. Allí estábamos, asombrados, Florentino Pérez hoy todopoderoso patrón de ACS, Federico Jiménez Losantos el poderoso comunicador de la COPE y Libertad Digital, Juan Roldán periodista, Aurelio García de Sola y yo mismo, y comprendimos que habíamos perdido la última oportunidad de un Partido Reformista y Liberal, en el Parlamento español, por muchos años. Ítem más, CDC, a la muerte de Ramón Trías Fargas, ocupaba parte de la Delegación Española en la Internacional Liberal, después de la retirada de Antonio Garrigues Walker y su cesión, mediando Raúl Morodo a Adolfo Suárez, y el CDS. ¡Vivir para ver! Adolfo Suárez, un antiguo Secretario General de Movimiento, primero vicepresidente, y luego presidente de la Internacional Liberal.

      Abandonada por el CDS, la Delegación quedó en manos del CDC y de un Diputado, Carlos Gasoliba, que no se le ocurrió otra cosa, que afiliar con él al partido de Unión Mallorquina, de la “princesita” M.ª Antonia Munar, y que, para más inri, en el L Aniversario de la Declaración de Oxford de 1947, en el propio Oxford, olvidó homenajear a Salvador de Madariaga, que por su carácter universalista había chocado numerosas veces con los “catalanistas”. Gasoliba se trajo al Secretario General de Convergencia, Pere Esteve, quien, tan tranquilo, no sólo se olvidó de Salvador de Madariaga, sino que nos dijo a los asombrados asistentes al Congreso, que Cataluña era una Nación, y que no formaba parte de España. Esto ocurría en 1997 (L Aniversario del Manifiesto de Oxford). Mi respuesta en el Plenario dirigida al presidente, (Fredrick) Fritz Bolkestein, reclamando que se recordara a Salvador de Madariaga, en el 50 aniversario de la Internacional Liberal que el fundo, la verdad es que pasó desapercibida en el run run de las delegaciones nacionales, pero la verdad es innegable y la Internacional Liberal es culpable del olvido a su fundador. Pere Esteve abandonó luego Convergencia para pasar a Esquerra Republicana y murió de cáncer de pulmón en 2005 (RIP).

     Lo peor es que todo sigue igual, y ahora resulta que los representantes de los liberales españoles en 2003 han sido dos partidos nacionalistas, que se dedican sistemáticamente a limitar la libertad de uso sobre todo de la lengua española a sus ciudadanos en sus territorios. Incluso ambos envueltos en acusaciones de corrupción.  UM con su exportavoz en el Parlament imputado y el otro CDC, acusado en el propio Parlamento catalán por el President Maragall, de cobrar el 3% de las obras, ¡ya sería algo más! Si es cierto o no, Artur Mas, desencajado, le hizo callar con la amenaza de abrir la caja de Pandora. Recientemente el caso conocido como “Palau” ha supuesto numerosos años de cárcel para sus dirigentes Millet y Montull. Hoy 2018, Ciudadanos está ya en ALDE y en la Internacional Liberal. Cuyas bases fueron puestas por mi mentor Salvador de Madariaga 

      Y en diciembre 2017, confirmando mi prospectiva de toda la vida, empujando Artur Más a Puigdemont a la Independencia cortada de raíz con el articulo 155 por Mariano Rajoy, toda la Generalitat imputada por malversación, sedición y rebelión, y Convergencia desaparecida, por los casos del 3% del Palau y del mismo Pujol y Puigdemont, de turista por Bélgica sin poder regresar a España sin que vaya directamente al juzgado y Mas debiendo todavía dos millones de euros a la Hacienda pública. Junquera, Forn y Cuixart y Sánchez en la cárcel. Cataluña en plena recesión económica, con tres mil empresas huidas. De aquellos polvos estos lodos. Eso pasa por considerarse ciertos catalanes superiores al resto de los españoles. Ahora a los liberales a través de ALDE (alianza de Demócratas y liberales europeos los representan Ciudadanos y en mi caso yo a título individual.

       

El PP. La Constitución de 1978. Ifema. Miguel Roca y el reformismo. Casos Guateque, Gurtel
Comentarios