domingo 19/9/21

Miedo con Zapatero. 2009. Libros Ereso. Problemas de España. Crisis

En abril de 2009, iba a escribir sobre los Demonios pero decido añadir Superhombre y Apocalipsis, cuando  leí un artículo de Manuel Mantero en ABC (3ª), que precisamente titula: “Demonios en España”, y  estuve a punto de renunciar, hasta que  leí que los demonios de los que hablaba eran los de la agresividad, la corrupción y la frivolidad, y aun estando de acuerdo que son importantísimos, creo que el auténtico demonio es el del MIEDO,  del que también habló hace unos días Manuel Martín Ferrand difunto en 2013, diciendo que la razón por la que Zapatero, se mantenía en el poder y su imagen pública a penas se deterioraba, era porque toda su propaganda se sustenta en explotar los vicios de los españoles, el clientelismo, el amparo del Estado, el recurso a las subvenciones, la envidia, etc., que se reflejan en los 4 PLANES de ZP, para salir de la ratonera en que nos había metido a todos: Apoyo a Bancos y Cajas, Ampliación del Paro, Financiación Autonómica y su nuevo Plan de Obras Públicas (siempre más Estado).

     Nada de esos 4 Planes es exportable, por lo que seguiremos teniendo una baja capacidad de cobertura sobre las importaciones de bienes y servicios, incluyendo la energía, para lo que se ha tocado a arrebato en I+D+i. Pero sin inversión no podremos conseguir ser competitivos, y cada vez será más difícil encontrar financiación internacional, para un país como España que debe 900.000 millones de euros, y que es el país más endeudado del mundo.

      Hete aquí que la solución que encuentra ABC EMPRESA es: ¿Hará falta un SUPERHOMBRE? Y eso no deja de preocuparme, pues el que habló de ello fue Nietzsche, contraponiéndolo al Super Ser, es decir, Dios, y cuando se empieza a hablar de Demonios y de Dios, ambos espíritus sobrenaturales, el primero, malo, el segundo, bueno, entramos de lleno en el Apocalipsis, de Juan, y sus cuatro jinetes: el rojo, que representa la guerra, el negro, a la crisis económica y la hambruna, el verde o amarillo, a la muerte y la enfermedad, y el blanco a la muerte, o a Jesucristo, según se mire.

    ¿Será Obama el Súper Héroe? Al menos todo el sistema mediático mundial tiene puestos sus ojos en él. Sin ir más lejos, en la reciente Cumbre de las Américas fue ovacionado, y eso que por aquellos andurriales andaban algo faltos de democracia, y hasta hoy, los USA andaban lista en mano, y ahora aparece el guante de seda, incluso con el eterno Leviatán, Fidel Castro, tan cerca y tan lejos de los USA, pero bajo esa seda se esconde el gendarme mundial que ha liberado al capitán del barco rehén de los piratas somalíes, en una acción de fuerza, matando a los bucaneros, y que no perdona a Cuba si no cambia a la Democracia. Evidentemente no lo fue, y ni siquiera Trump lograra serlo hoy.

    Lo cierto es que la Obamanía, es una de las características cruciales de la necesidad de amparo cuando se tiene miedo, y no es para menos: 5 millones de parados en un año, anuncia Enrique Sánchez, de Adecco, en el periódico El Mundo. Los valores financieros y empresariales se han devaluado hasta el 80%, y la gente recurre a los cuentos de hadas, como el descomunal despliegue informativo sobre las Infantas del Príncipe Felipe y de Letizia. Imágenes, “fervorín”, miedo a la hecatombe (sacrificio romano de un toro, uno de los más sangrientos de la antigüedad), nuestros peores demonios están apareciendo, y los españoles, como niños, buscan quién se lo solucionará. De ahí que ZP esté sumamente preocupado, pues ha perdido las elecciones gallegas, y se predice la pérdida de las europeas. ¿Podrá con tanto vaivén, cambio de opinión y oportunismo sonriente, consolidar el la imagen de Súper Héroe que la infantil sociedad española está buscando?

      Mucho me temo que no, pues cuando aparecen los 4 jinetes del Apocalipsis lo que la gente busca es un Cid, un campeón, un Winston Churchill que nos anuncie sangre, sudor y lágrimas, pero que nos motive a la lucha por el porvenir, en vez de ampararse bajo un paraguas protector, agujereado y maltrecho por el pedrisco que está cayendo. De algo le valdrán los éxitos, relativos, que se están consiguiendo contra ETA: la detención de Martitegui y de otros jefes de la banda en los meses pasados, con amplia infografía en los periódicos nacionales, mientras que, por otra parte, los etarras elevan de 50.000 a 400.000 las reclamaciones a los empresarios vascos y navarros, y además, ¿por qué no cogen a Josu Ternera? ¿será que viene una 2ª ronda de paz, con la intención, denunciada por mí en ABC (30.3.07), de alcanzar el Nobel para ZP?

       De nada, por el contrario, le valdrá el cambio de Gobierno, pues hemos pasado de tener un Ministro de Economía que trabajaba de oyente, a no tener ninguno, pues a Elena Salgado se le ha presentado como una buena gestora, que nadie lo duda, pero de Economía poca y escasa.  ZP se despacha contra el Banco de España, la Institución que debería al menos controlar la base de la Economía, que es el dinero, calificando sus propuestas de “superficiales”. ¡Lástima, “Mafo”, tu hermano Paco se revolvería en su tumba si pudiera oír tantas declaraciones de voluntarismo, pero que no están acompañadas de medidas estabilizadoras, de política fiscal y reformas estructurales, que no vemos por parte alguna (como son, el despido libre, cambios en la negociación colectiva, disminución del IRPF, elevación de los impuestos sobre el consumo, IVA, y en particular sobre hidrocarburos, etc.), en tanto la previsión de la fase de paro máximo será a principios del 2010. Por cierto, Mafo a hoy, se ha librado de todos los problemas y hoy está en su casa sin ser imputado por todos los bancos y cajas que ha contribuido a arruinar.

      La solución: si los países de nuestro entorno consiguen la estabilización, o incluso el crecimiento, podríamos sentirnos arrastrados por esa corriente, pero también ahí veo aparecer los cuatro jinetes del Apocalipsis, pues el rojo ya está en el mundo, en Afganistán, Palestina, Irak, Pakistán, Somalia, etc.; el negro lo tenemos en casa, la crisis económica y la hambruna; mientras que los otros dos, enfermedad y muerte, podrían aplicarse a la Metáfora de la Desmembración de Europa, en vez de la conjunción necesaria para sobrevivir, aparte de la factura que China o la India, que han visto de repente truncado su crecimiento, no dudarán en pasarnos por los préstamos que nos han estado realizando, no sólo en manufacturas sino en el orden financiero, con sus inversiones en activos en USA y Europa, que se les han devaluado en más de un 50%. Destrucción, Miedo, Desolación, Hambruna, Guerra, “Apocalipsis Now”, y de verdad que no veo a ZP de Súper Héroe, salvo que, como José M.ª Ruiz-Mateos, y para llamar una vez más la atención sobre la injusticia que se perpetró a Rumasa, se vista de “Superman”. Sería el delirio “tremens”: naturalmente.

       Estamos en mayo 2009, ya a cinco años de gobierno de Zapatero y se apagó la luz de la economía. La demanda de electricidad en España ha caído en Abril 2009 el 13’4%, continuando la serie de caídas desde octubre 2008, el 1’4, noviembre, 2’9, diciembre, 1,3, enero 2009, 2’9, febrero, 9’8 y marzo, 8’3.La caída interanual supone el 27’4% anual, lo que significa que la Industria ha parado sus cadenas de producción, al menos en un 20%.No hay producción de bienes de equipo, coches, cemento, electrodomésticos etc., y este es el efecto “dominó” que arrastra a las empresas de servicios, Pymes, en fin a todo el entramado industrial del país.

      La catástrofe está cercana y oyendo cosas tan singulares en el Debate del Estado de la Nación como la enrevesada propuesta de Zapatero de incentivas a las compañías aéreas que traigan más pasajeros, un galimatías que ni él mismo alcanzaba a explicar, o la historia de las pizarras electrónicas para los alumnos de 5º, y los ordenadores portátiles. ¿Quién pagara el ADSL de los hogares de esos niños?, ¿Y qué escribirán en la pizarra si no tienen nada en la mollera? En el colmo de los colmos, da a las Pymes reducciones en el pago de impuestos sobre los beneficios, ¿qué beneficios, si están todas en pérdidas? Y los 2.000 euros en coches, cuando en realidad sólo pone 500. La rechifla.

No estuvo especialmente sembrado Rajoy, cuando nos mostró las tapas de su “PLAN”, cuyo contenido misterioso, me inquieta más aún, y nadie, ni los minoritarios apoya al Gobierno, que recibe con ello una crítica moción de censura. Que a pesar de todo no acaba con Zapatero ya que no es posible el “impeachement” y todavía faltan dos años por lo menos para elecciones generales. El problema está en si el desplome eléctrico continuara o no, y me temo que sí, pues otros indicadores reflejan la misma tendencia. Vamos a los 5 (20%) o 6 millones de parados, el triple de cualquier otro país europeo, comparando), en un mercado de trabajo que no tiene flexibilidad alguna, y que para muchas empresas no tiene otra solución que la suspensión de pagos, como la del propio Estado, ya que los planes anticrisis han disparado su deuda sólo el año pasado al 17%, mientras el IPC se iba a la “porra”: -0’2 puntos, es decir, “stagflación”.  El término “stagflación” es una combinación en inglés de las palabras estancamiento e inflación.  Fue acuñado por primera vez en Inglaterra en los años sesenta para describir un periodo de inflación elevada con crecimiento económico muy bajo o casi nulo.

      Una situación de stagflación, presenta un problema para la conducción de la política monetaria, dado que típicamente existe (por lo menos en el corto plazo), una relación inversa entre inflación y estancamiento.  Un banco central puede frenar la marcha de la economía para reducir presiones inflacionarias, o bien, puede estimular el crecimiento en el corto plazo a través de una reducción en la tasa de interés.  Sin embargo, cuando se presenta un periodo de stagflación existe un dilema.  Si las autoridades monetarias deciden subir la tasa de interés, para disminuir las presiones inflacionarias, pueden frenar aún más la economía y aumentar el desempleo.  En cambio, si relaja las condiciones monetarias para estimular el crecimiento, puede acelerar la inflación, lo que en España es lo que más probablemente va a ocurrir cuando los productos que hoy se venden con fuertes rebajas, se vayan acabando y como consecuencia suban los precios, hasta límites insospechados.

     Y a todo eso, el Gobierno en vez de pedirnos que nos apretemos el cinturón, que ya lo hacemos, nos incita al consumo como la “gran panacea”. Mientras Ni el Gobierno Nacional ni las 17 Taifas Virreinales, ni los Ayuntamientos, ni los políticos de profesión dejan de realizar gastos suntuarios, más propios de la Corte del Faraón, que de una clase política, decadente y eso va para todos los partidos políticos que ostentan algún tipo de poder de un país: nuestra España, que parece más bien suya, en clara recesión económica, deslizándose en alud por el precipicio que ha creado su ignorante estolidez.

     De otra parte, no se ven “brotes verdes” de primavera económica por parte alguna, puesto que en España el demonio del “MIEDO” ha hecho que los empresarios guarden en sus cajas fuertes el poco dinero que les queda, o lo exporten, los que lo tienen, a paraísos fiscales sin riesgo como el de España. Es más, algunas empresas serias ya hablan de cotizar en bolsas extranjeras como la de Londres, menos sujetas a la frivolidad del actual (Des)Gobierno. Para más “inri”, la financiación está por las nubes, ya que la bajada de tipos del Banco Europeo al 1% no se refleja en los préstamos de los Bancos, que se mantienen por encima del 5%, pues temen la morosidad y la compensan con un mayor margen de operaciones. No contentos con ello le piden al empresario su aval personal, y de nada vale la solvencia histórica de las empresas, sobre todo PYMES, para librarlas de semejante presión, por no llamarlo “chantaje”, que pone en grave riesgo sus ahorros y haciendas.

      Ya está en marcha el primero de los caballos del Apocalipsis; la hambruna, pues ya se ve a familias normales acudir a los comedores de beneficencia. ¿Qué ocurrirá con 6 millones de parados? Sobre todo, impulsados por las ideas del TBO que elabora en la trastienda de la Moncloa, Pablo Sebastián, que con todo ese galimatías de medidas y contramedidas sólo consigue aumentar el caos y la confusión, arreciando con ello la fuerza del temporal. Nunca sabremos si nos hubiéramos recuperado, si quebraran las empresas ineficientes, pues estos “tíos” van de bombero torero, echando “gasolina” en vez de agua a los incendios. Así, pronto estará “quemada” la íntegra superficie de nuestra “ESPAÑA SECA”. ¡Menudo verano nos espera! De hecho, esperamos varios veranos hasta que Rajoy ganó las elecciones y la recuperación ha tardado cerca de 7 años.

        Retrocedo en mi memoria, varios tramos de la escalera, cuando recibo la convocatoria de Miguel Palmer para el 29 de mayo, celebrando el L Aniversario de nuestra graduación como Maestros y Maestras. En principio pensé en no acudir, pues me dolía el corazón, con el paso y el peso de los años, pero rápidamente me desperecé y de nuevo corrió por mis venas la sangre magistral, que no ha dejado de correr desde los lejanos tiempos de una escuela unitaria en Puigpunyent, a la Cátedra de Psicología Social de la Universidad Complutense, a los más de 450 libros que he publicado con mis estudios y a los homenajes diversos que se me tributan, ¡quieren jubilarme!, para celebrar el ser liberal, rotario, empresario, periodista, intelectual y presidente sistemáticamente (tengo el pelo canoso desde hace 40 años) de todas las Asociaciones de interés público, por desgracia no lucrativo, que ven en mi a un “momio” trabajador y currante, carácter que heredé de mis “faners“ antepasados mallorquines, y la verdad es que después de tantos trabajos nacionales e internacionales, centenares de Diplomas y placas, lo cierto es que sólo soy, nada más y nada menos que un MAESTRO DE ESCUELA. Sí, me llamo Maestro de Escuela, y es el título del que más orgulloso me siento, y me he sentido en toda mi vida, pues educar ha sido siempre mi gran ilusión, educar en la Libertad, en la Solidaridad, en los Valores, en el Mérito y curiosamente ya, al fin de mis días, me doy cuenta de que, en nuestro país, y por razones políticas, ya no se educa, se pastorea.

     Las 17 taifas virreinales, o Autonomías, dedicadas especialmente a la consecución del voto, no sólo no han conseguido ponerse de acuerdo en unas leyes educativas generales, que aseguraran la educación emocional, pero también el conocimiento. Un conocimiento ordenado y estructurado con un sistema de lógica organizada que ayude a pensar, puesto que ello nos hace libres. “Pienso, luego existo”, la famosa frase de Descartes, “Cogito ergo sum”, en su Discurso del Método. Las 17, además se han empeñado en ser diversas, pues ya tenemos al menos tres categorías de españoles: los ignorantes, los aborregados y los imbéciles, y los deslenguados (es decir, que no saben lenguas, pues la confusión lingüística que produce nuestra Torre de Babel les está llevando a la diáspora, a la dispersión y el fracaso escolar). Estamos en el lugar 26 a nivel educacional en la Europa de las Naciones, es decir, casi los últimos. El saber no ocupa lugar, y mucho lugar hay en la cabeza de las jóvenes generaciones hedonistas, dadas al botellón, la marihuana, la promiscuidad (todo lo arregla la píldora del día después), para que los niños púberes y los niños impúberes puedan coitar, sin preocuparse del VIH, VHC, VHP, y las diez mil ETS (enfermedades de transmisión sexual) que comporta tal desmadre. “Panem et Circenses”: ya lo sabían en la Roma de la degeneración de los valores del pueblo.

    Bueno, nuestros pastores, los políticos, todos los políticos quieren convencernos de que lo que hacen está bien hecho y es para nuestro bien, y en vez de preocuparse porque pensemos y reflexionemos, su principal preocupación es que no cambiemos el voto, para así mejor pastorear su grey. Ellos no se aprietan el cinturón, roban, corrompen, hacen un lujo fastuoso en sus “tuneados” coches, sus escoltas, edecanes y “fans” que les aplauden sus “malditas” gracias. La vida tiene sentido, si se es libre para pensar y se tiene algo en la cabeza para hacerlo, y eso no lo va a solucionar ni la pizarra electrónica de Zapatero, ni el ordenador personal, de la muchachada. Eso, sólo lo podemos solucionar los Maestros, al menos los de mi tiempo, el 59, los que, creyendo en los valores y el mérito, intentamos transmitirlos, parece, por los resultados, que con escaso éxito. Nuestro estólido (busquen la palabra en el diccionario, si es que tienen alguno, a ser posible, el de María Moliner) Gobierno sigue erre que erre equivocando el futuro y llevándonos a una Icaria que poco tiene de ideal, y mucho de bajas pasiones e ignorantes o inútiles existencias.

       En junio 2009, me entero de que Javier Bleda, ha escrito un libro: “Mario Conde, la reclusión del éxito”, en el que para dar veracidad a sus contenidos y hacerle la pelota, que deben ser, si lo es este, una sarta de mentiras, pues afirma que le visité en el Hospital para evitar que se publicara el vídeo de “Bárbara Rey en la revista “Artículo 20” de mi amigo, Fernando Domínguez, de la que él era el director y yo miembro del Consejo de Administración, por encargo de Eduardo Serra, ex Ministro de Defensa y en su día director del CESID. Efectivamente, le visité en el Hospital, pues según me habían dicho tenía una pancreatitis aguda y estaba, o había estado, a las puertas de la muerte. ¿Para qué le visité?: pues la verdad es que Javier Bleda, antiguo falangista, enredado también en otro vídeo, el de Pedro J. Ramírez, con el abogado Rodríguez Menéndez, y con el periódico YA, a la sazón en sus manos, y que pretendieron venderme. Me caía simpático, y mi visita se redujo a preocuparme por su salud y por el futuro de la Revista, puesto que ni sabía que tuviera el famoso vídeo ni sabía que existiera, y además me tenía sin cuidado, salvo por motivos éticos y estéticos, que publicara si le dejaba el editor Domínguez , que, liberal como yo, persona irreprochable donde los haya, jamás hubiera dejado publicar una historia que apelaba a los instintos más bajos del ser humano. Es más, me hubiera, en todo caso, bastado con una insinuación al Consejo de Redacción, todo el lleno de buenos amigos, para que la opinión del director de Artículo 20 sobre su publicación hubiera quedado totalmente paralizada. La verdad, me daba igual la monarquía de Juan Carlos I y sus aventuras.

        Es ya verano 2009, y acabo de leer con tristeza el cierre de Libros Ereso, en Palma de Mallorca, en la esquina de las calles de Sant Nicolau y Peraires, propiedad actualmente de la Distribuidora Rotger, y dedicada últimamente a las novedades. La verdad es que hace un par de meses intenté, en uno de mis viajes a Palma, comprar el libro “ACROLLAM”, de Biel Mesquida, y no lo tenían. Lo compré en El Corte Inglés de Jaume III. Significativo síntoma de decadencia cultural.

      Pero la noticia, siendo triste, pues la mayor parte de mi biblioteca de Madrid sobre Mallorca, procede de Libros Ereso, que por cierto no fue fundada por Tomeu Payeras, amigo de juventud y profesor mío, sino por mi padre, Gabriel Rabassa Oliver, quien la creó en el año 41 (año de mi nacimiento), en la  calle Santa Clara 21, en los bajos del domicilio de mi abuelo, Bernardo Rabassa Boeras, y como Biblioteca Circulante Ereso, es decir, dedicada al préstamo y venta de libros, casi al mismo tiempo que su coetánea, “Libros Mallorca”, del también compañero de mi padre, Francisco de Borja Moll.

       Ambos próceres, creadores del Estudio General Luliano, que, con una cátedra de Lulismo, los cursos de verano de la Universidad de Barcelona y San Francisco de California con el Catedrático Sánchez, y las Comunes de Filosofía y Letras y Derecho, fueron el punto de arranque de la Universidad Balear. Antes, sólo existía la escuela de Magisterio, que frecuenté y para estudiar Filosofía me tuve que ir a Barcelona, y la Escuela de Comercio. Si querías ser universitario, ya sabías: a emigrar, o, como tuve que hacer yo, estudiar por libre, con profesores locales: Antonio Martorell, Juan Galmés, José Font, Xim Oliver, personajes insignes, aunque escasamente recordados, generalmente apartados de la fama, por su espíritu independiente a la Dictadura.

    Lo que quiere decir Ereso, que no es otra cosa que la forma griega de la fenicia Ebussus, es decir, Ibiza, dedica al fenicio Dios Ebessos, también utilizado por el historiador griego del S. II, Dio Cassi, que narró la conquista de la Isla por Cneo Pompeyo (XXI-XXX). Por un error del copista, equivocando las letras beta y ro, el nombre se transformó en Epesos y Joan Román y Calbet creyó que el nombre en la antigüedad era Ereso, como también lo creyó mi padre. ¿Por qué Ereso? Muy fácil, mi madre, Alicia, era ibicenca, hija de un navarro, comandante militar de la Plaza, Manuel Asenjo Alonso, casado con una ibicenca, Georgina Pineda Puget, descendiente de los Pineda, que habían armado barcos en corso, al servicio del Rey, y que hace años todavía subsistían como navegación de cabotaje, con barcos de madera, provistos de motor, como “Hijos de Idelfonso Pineda, S.L”., hasta la putricion de los mismos, ya obsoletos en el fondo del Puerto de Ibiza (actual Club Náutico).

   El cuadro que pintó de Ibiza, G. VADELL en 1945 , que decora mi casa, y que he tenido el honor de heredar, nos los muestra, a la derecha, en tanto que la ciudad de Ibiza está maravillosamente pintada desde la orilla de marjales pantanosos, hoy (Club Náutico Ibiza la Nueva), con un pescador de gambas arrimado a la orilla, el Puig des Molins a la derecha, y la Catedral, Murallas e Instituto, y la casa de Mariano Riquer Wallis(mi tío) destacando en el cielo.! ¡Cuántos recuerdos de mis vacaciones de verano!, en mi niñez, en una Ibiza, sin hippies, turistas, hoteles, ni chalés. que terminaba al final de Paseo de Vara de Rey, en donde dejaban sus carros los campesinos que traían al mercado, sus productos agrícolas, al pie de la monumental entrada a las murallas con sus estatuas romanas en hornacina, acompañados por sus mujeres, vestidas de payesa y sus trenzas terminadas en lazos, asomadas de sus pañuelos multicolores las más jóvenes, o negros por luto riguroso de al menos diez años, según fuera cercano el difunto! Esta es la Ereso donde conoció mi padre a mi madre, y que se fue para ya no volver jamás.

      La Librería circulante: Libros Ereso, se desarrolló más tarde, como un intento de hacer llegar la cultura de los mallorquines a través de la lectura, incluidos libros prohibidos por el franquismo, que se prestaban de mano en mano, para volver más tarde al fondo de Biblioteca de la misma. Parte de ella, los libros más antiguos, fueron a parar a nuestra casa en la calle de Sant Feliu, en donde pude “ilustrarme” en Voltaire, Rousseau, Descartes, Locke, Hume, Marx y tantos otros cuasi-prohibidos por el régimen de aquella España. Tenía 14 años y la avidez por el conocimiento me hizo liberal, en un ambiente nacional-católico.

   Cierto es que más tarde mi padre, también reeditó el mapa de Mallorca del Cardenal Despuig con las planchas originales (hasta que se desgastaron) de 1785, con la ayuda del editor Luis Ripoll (bien conocido por su iconografía sobre Mallorca). Este grabado, enorme estaba formado por cuatro planchas que hoy campean en muchas casas mallorquinas, incluido el recibidor de mi casa de Madrid.

      A final, la verdad es que como a mi padre se le daban mal los negocios, vendió la librería a Tomeu Payeras, Profesor de Instituto, y a mi tío, Bernardo Rabassa Oliver, que fueron sus propietarios durante muchos años, en los que, con un descuento interesante, ya en Madrid, con más de mil libros, conseguí tener la probablemente mejor biblioteca sobre las Islas de la capital del Reino.

   Honra, pues, a los próceres, Gabriel Rabassa Oliver, Francisco de Borja Moll, Tomeu Payeras y Bernardo Rabassa Oliver, que fueron capaces de “culturizar” a través del libro.  “Requiescat in pacem”, Libros Ereso, o Ibiza, y gracias por lo que hicisteis vosotros, nuestros mayores, en una época en que la “censura” no nos dejaba aspirar el aire limpio de la “LIBERTAD”.

Miedo con Zapatero. 2009. Libros Ereso. Problemas de España. Crisis
Comentarios