sábado 14.12.2019

Una última lectura

Con esta columna en Estrella Digital , que hace la número doscientos, uno cree que se ha ganado unas buenas vacaciones que, como suele ocurrir en la vida real, llegarán también a su término, permitiendo un regreso a la actividad con fuerzas renovadas y quién sabe si con nuevas y entretenidas crónicas. Al hacer recuento de...

La hora de la tristeza

Hoy es un día triste para todos. Frente a una concepción universalista y tolerante de la ciudadanía, auténtico motor de transformación de las estructuras sociales , se ha querido imponer una visión restrictiva, resucitando la vieja servidumbre de pertenecer o no a un territorio y de estar, por tanto, sometido indefectiblemente a...

Los Vencidos de la Vida

Aunque en España no sean muchos los que recuerden a los Vencidos de la Vida, el  heterogéneo grupo cuyo miembro más conocido fue Eça de Queirós, son todavía legión los que en Portugal, de una u otra manera, contribuyen a que su memoria no caiga en el olvido. Durante las tres últimas décadas del siglo...

La tensión que nos rodea

No deberíamos cansarnos nunca de leer novelas de aventuras, de esas con muchos piratas, islas del tesoro, raudos bergantines, gigantescos dirigibles, mucho espadachín, revólveres humeantes, algún que otro puñal y frasco de veneno y, sobre todo, bellísimas y pérfidas mujeres de rubia melena que acechan, encaramadas a un alto...

La esponja de humo

Quizás no sean muchos los lectores que sepan qué es, y para qué sirve, una esponja de humo. Uno tampoco lo sabía hasta que hace unos días mi buen amigo Jaime-Axel, conocedor de casi todas las cosas, tuvo no sólo la amabilidad sino también el acierto de regalarme una. La esponja de humo es, ni más ni menos que un...

Una buena galleta

Mientras uno disfruta un par de estupendas galletas María, no quiere recordar que hemos asistido a un final de verano inédito y sorprendente, en el que a la angustia por el drama irracional de la barbarie terrorista se le añade la estupefacción generalizada al ver cómo reaccionan y actúan, torpe y lamentablemente, unos y otros. Por...

Los bodegones de Morandi

Los colores deslavados, las sombras y las luces apenas insinuadas, la cotidianidad de los objetos junto con los planos convencionales, hacen que cada uno de sus cuadros, de alguna manera, sea una reivindicación de esa calma y de ese sosiego que hoy se nos aparecen no ya como necesarios sino como imprescindibles. Morandi es sin duda un pintor...

La velada en Benicarló

A pesar de que uno sepa que en este país nuestro se lee poco y mal, se atreve a pensar que en diferentes etapas de la vida uno de los pocos libros que deberían ser de obligatoria relectura para todos los españoles es ese extraño diálogo, 'La velada en Benicarló' , que escribiera en 1937 don Manuel Azaña, a la...

La masificación de los viajes

Aunque uno no haya todavía alcanzado una edad inapelablemente venerable, recuerda con apesadumbrada nostalgia aquellos viajes en los que llegar al aeropuerto no era una tortura, las colas interminables no se conocían y, sobre todo, los viajeros mantenían una apariencia no ya decorosa sino hasta elegante. Eran los tiempos del lento aunque constante...

Lecturas olvidadas

En alguna otra ocasión me he referido a ese extraño, y algo inquietante, afán por la novedad más reciente que parece haberse erigido en guía exclusiva tanto de críticos literarios como de la mayor parte de los pocos lectores que en España quedan. La inmediatez de la publicación, y no tanto la calidad del contenido,...

La Lechuga colombiana

Algunos objetos sobreviven al paso de los siglos y, ya sea por su valor histórico o material, en determinadas ocasiones llegan a convertirse de alguna manera en símbolo del conjunto de una comunidad e incluso de todo un país. Tal es el caso de dos custodias religiosas totalmente extraordinarias. Una, renacentista, conocida como la Custodia de...

La palmera de don Emilio

Hablaba uno el otro día, en este mismo espacio, de las numerosas agresiones contra el medio ambiente que, como nuevas plagas bíblicas, se repiten cada vez con más frecuencia. Aunque el eco de estas columnas no sea todo lo estruendoso que uno quisiera, sí es cierto que algunos lectores suelen reaccionar a las mismas, a veces incluso no del todo...

Las plagas bíblicas

Como si se tratara de un movimiento pendular, las antiguas plagas de bíblico recuerdo regresan una y otra vez, quién sabe si para recordar lo efímero de todas las civilizaciones, incluida la nuestra. Cierto es que ya no llueven sapos, o al menos no con la frecuencia de antaño, ni tampoco se exterminan en una noche cruel a los...

Las pequeñas cosas cotidianas

En este mundo algo desquiciado que nos ha tocado en suerte, uno no se cansa de ensalzar el valor de las pequeñas cosas. Ese café que nos tomamos en cualquier rincón tranquilo, la lectura de un libro antiguo de cuyo autor poco sabemos, el paseo sin prisas hasta la oficina o de vuelta a casa, la charla con los amigos, sin mayor pretensión que la de...

El nacionalismo es la guerra

Poco antes de fallecer, en su último discurso desde la tribuna del Parlamento Europeo, François Mittterrand afirmaba con vehemencia que el nacionalismo es la guerra. A la vista de cómo desde entonces ha ido evolucionando esta triste Europa, no está uno muy seguro si aquellas palabras cayeron en saco roto o si, por el contrario, germinaron en...

Captatio benevolentiae

Con esta hermosa expresión latina se conoce ese socorrido y añejo recurso estilístico que consiste en comenzar una intervención simulando una humildad algo impostada, cuando no del todo falsa, con la que se solicita la clemencia del auditorio ante la pretendida torpeza del orador. En algunas lenguas latinas, como el portugués, es...

Las brumas del Báltico

Hace ya algunas semanas que el buen tiempo también debería haber llegado a los países nórdicos. Sin embargo, un ambiente desapacible, a ratos gélido, casi siempre grisáceo, se aferra con fuerza en los muchos vericuetos medievales de Tallin. Igual que ocurre durante los largos y oscuros meses del desangelado invierno estonio, son muy...

En busca del libro perdido

En fechas tan entrañables como éstas, en las que el Paseo de Coches del Retiro se transforma una vez más en escaparate de todos los editores en lengua castellana, uno no deja de asombrarse al constatar una vez más ese afán colectivo por encontrar la novedad, descubrir lo más reciente e, incluso, anticipar lo venidero que se observa...