martes 28/9/21

Unidad y competencia

Álvaro Lodares

 

Finalmente hemos visto como la segunda oleada de La COVID-19 ha golpeado con fuerza en la Comunidad de Madrid. La Presidenta Ayuso que hasta ahora estaba situada en un discurso duro contra el gobierno hasta el punto de llegar a sugerir que el mando único suponía una dictadura en España, ha variado el rumbo. El Gobierno de la Comunidad es un gobierno superado por los acontecimientos y que ha cometido muy serios errores durante esta pandemia. La reunión entre el Presidente del Gobierno y la Presidenta Ayuso en Sol, da una imagen letal para la Presidenta de la CAM: Sánchez entrando en Sol como “el salvador” de Madrid.

La Pandemia de la COVID-19 va a suponer en España además  de la tragedia en lo que se refiere a pérdida de vidas humanas, la crisis económica y social más seria que hayamos vivido desde la Guerra Civil. Cuando algunos analistas y colegas de profesión (economistas) nos hablaban cuando aún estábamos padeciendo la primera oleada del virus que la recuperación económica española iba a ser en V, algunos ya dijimos que no militábamos en ese cierto optimismo. Veíamos que la recuperación no iba a ser ni tan rápida ni tan simple y que además ciertas medidas gubernamentales no ayudaban precisamente en la salida de la crisis. Hoy ya varios Organismos nacionales e internacionales marcan que efectivamente la economía española va a vivir (como algunos dijimos) una etapa de una crisis más larga de lo augurado por ciertas gentes. Con una deuda pública galopante y subiendo, sin unos Presupuestos para el tiempo en el que vivimos, con un déficit que dependerá precisamente de si llegan o no esos Presupuestos y de como son. Aunque si la economía española como parece que en estos momentos piensa el consenso generalizado cae entre un 10 y un 12%, es difícil que baje del 10 el próximo año. El PIB va a sufrir mucho, porque consideremos que un sector tan importante en España como el turismo que supone el 13% del PIB directo, está destrozado.

Por todo eso, más allá de las disputas políticas y de lo poco acertada que está siendo la actuación de cualquier gobierno al que miremos en España (Central, Autonómicos o Municipales), lo serio en estos momentos sería que todos se pusieran de acuerdo para vencer al virus. En esto no debería haber ideologías ni disputas políticas. Todos han cometido errores serios, que se pongan a trabajar unidos y en una misma dirección: acabar con el virus. Con el tiempo seguramente tendremos que ser los ciudadanos los que juzguemos la actuación de diferentes gobiernos en esta crisis, pero ahora la senda es otra. No podremos mirar al futuro con optimismo si no acabamos con nuestro mayor problema, La COVID-19. A los políticos en teoría se les paga para que solucionen problemas y no al contrario. Que demostraran unidad y competencia en su labor sería lo mínimo exigible en los tiempos difíciles que nos está tocando vivir. Pónganse manos a la obra y olviden por un momento las disputas y los intereses electorales. Muchos ciudadanos de bien lo agradeceríamos

Comentarios