lunes 18/1/21

El primer caso de covid en la residencia de Benirredrá se detectó el 30 de octubre

El primer caso del brote de coronavirus en la residencia de ancianos de Benirredrá (Valencia) se detectó el 30 de octubre, cuando una trabajadora informó de que había dado positivo, y en estos momentos quedan 66 casos positivos entre los residentes y 14 trabajadores están en casa por haber sido contacto estrecho

Así lo ha indicado el portavoz de la residencia, José Luis Sánchez, después de que la Conselleria de Sanidad haya informado de que se está preparando el expediente para que el centro entre bajo vigilancia activa de control sanitario, tras detectarse 96 contagios entre residentes y trabajadores y seis residentes fallecidos.

El portavoz del centro ha explicado que en este tiempo han fallecido doce residentes, que "pueden ser atribuibles a covid o no, se tendría que ver", porque en las residencias hay fallecimientos todos los meses debido a las edades avanzadas de los usuarios, algunos de los cuales tienen muchas patologías.

Ha considerado que el brote está "acabando" y posiblemente la semana que viene se hagan nuevas pruebas PCR y "muchas de ellas ya saldrán negativas" dadas las semanas de evolución, y ha precisado que "la mayoría son asintomáticos" y afecta a residentes de entre 85 y 95 años.

Según ha indicado, ocho trabajadores ya se han reincorporado a sus puestos de trabajo, y se espera que el resto lo haga la semana que viene, y han contratado empresas de desinfección y más personal para reforzar el servicio de limpieza, además de aumentar la plantilla habitual con personal externo con experiencia.

El portavoz ha precisado que de momento la residencia no ha sido intervenida, aunque Salud Pública ha estado "prácticamente a diario" en las instalaciones comprobando la aplicación del plan de contingencia, y ha indicado que están a disposición de la Conselleria por si considera que hay que adoptar alguna medida más.

Sánchez ha pedido que no se "satanice" a las residencias por el coronavirus, porque el virus suele entrar a través de la gente de fuera del centro y la pandemia hay que pararla "entre todos", y ha defendido que aunque en una residencia se intenta "controlar todo, a veces el virus es complicado de controlar", pues hay muchas personas que precisan contacto directo.

Por su parte, el Ayuntamiento de Benirredrá ha señalado en un comunicado que se trata de un problema sanitario que está "localizado y que no repercute en el resto de la población", y ha destacado que los servicios municipales desinfectan tanto en vía pública, como instalaciones municipales, centros educativos, parques y zonas infantiles. 

lb/ps

Comentarios