martes 07.04.2020

Confesiones de una heroína del Hospital de la Princesa

Esta enfermera que disfrutaba de su profesión “enfermera por vocación” esta totalmente desmoralizada por la situación actual
Confesiones de una heroína del Hospital de la Princesa

Mantenemos una emotiva conversación con una enfermera de Urgencias tratando a enfermos en estado críticos del Hospital la Princesa de Madrid, punto cero de la batalla contra el coronavirus.

Estos héroes y heroínas llevan mas de 20 días luchando contra el COVID-19, a costa de su salud, en condiciones deplorables, sin medios, desbordados y ahí siguen. Según nos refiere disfrutaba de su profesión “estudió enfermería por vocación”, en estos momentos está totalmente desmoralizada y asqueada por la situación actual. Se le nota el cansancio en su rostro y la tensión en sus palabras por todos los momentos que viven. En cuanto empezamos a hablar, las lágrimas empiezan a brotar y sus palabras se vuelven entrecortadas. 

“La zona que llevo yo está preparada para 15 pacientes, pero hemos tenido que poner dos tomas de oxígeno para que puedan llegar a casi todos; el resto los ponemos con bombas de oxigeno, pero también se están agotando. Ahora mismo tengo 29 camas y en condiciones deplorables”.

No pudimos por más que preguntarla si recibían ayuda externa, su respuesta fue contundente, NO, les han querido enviar a tres estudiantes pero en la situación actual en la que no tienen tiempo ni para ir al baño, menos para ENSEÑAR, además es un RIESGO mayor dejar en manos de los estudiantes a estos pacientes que están muy ENFERMOS y hay que estar muy pendientes.

Pero al preguntarle por qué no se quejan de esta situación, su contestación e indignación no se hicieron esperar. ¿A quien? si no tenemos supervisores, han caído todos enfermos, incluso el Gerente del Hospital está enfermo, los horarios y guardias nos lo organizamos entre nosotros. De hecho nos hemos cambiado el horario. En condiciones normales trabajamos 5 días y libramos 2. Ahora trabajamos 13 días y libramos 2, todos mis compañeros han aceptado”.

“Ves a enfermeras y médicos llorando en los pasillos porque tienen que dejar morir a gente, sin poder atenderles. Si tienes más de 70 años date por muerto, porque no hay posibilidad humana ni de medios en poder atenderler. YO NO HE ESTUDIADO UNA CARRERA PARA DEJAR MORIR A LA GENTE".

Y entre lágrimas e indignación nos contó la situación vivida ayer por ella en el hospital "Ayer me rebelé contra mi residente porque no me dejaba atender a un paciente procedente de una Residencia que se estaba ahogando, es una muerte horrorosa, se les pone los ojos inyectados en sangre, les pones boca abajo pero no saturan y no puedes hacer nada más porque tienes otros 28 pacientes que también reclaman tu atención. Ayer me alegré de que mis abuelos hayan muerto sin sufrir. No les podemos dar ni un consuelo, mueren sufriendo y solos ¡sin poderse despedir de nadie! Es un sentimiento de rabia e indignación que no lo soporto”.

“La gente no es consciente de lo peligroso que es este tema. HAY QUE QUEDARSE EN CASA Y NO SALIR. Ayer cuando iba al hospital me encontré atasco de vehículos en la M-30. La gente está loca no se lo toman en serio".

Esta es la realidad que vive el personal sanitario de Madrid, auténticos héroes que junto con las Fuerzas de Seguridad del Estado, Personal de Limpieza, Trabajadores de Supermercados y tantos otros sectores que están en la primera línea de esta batalla contra el coronavirus y sigamos sus consejos QUEDAROS EN CASA.

Y no es una fuente cualquiera del periódico la que pide y clama a la sociedad por tomarse en serio esta pandemia, sino que ES MI HIJA, UNA HEROíNA QUE LUCHA POR SALVAR VIDAS PONIENDO EN RIESGO LA SUYA PROPIA, Y DE LA QUE UN PADRE NO PUEDE SENTIRSE MAS ORGULLOSO.

Comentarios