domingo 12.07.2020

Éstos son los mejores sitios para visitar en la Comarca de la Vera

El Monasterio de Yuste, los pueblos con encanto y la riqueza patrimonial, son algunos de los motivos por los que tantos viajeros eligen visitar esta zona al noreste de Extremadura. Aquí presentamos algunas recomendaciones para llevarse lo mejor de la Comarca
Monasterio de Yuste
Monasterio de Yuste

Naturaleza e historia se abrazan en cada pueblo y cada paisaje de la Comarca de la Vera. Por su proximidad con Madrid, su invaluable patrimonio histórico-artístico y su privilegiado entorno, esta zona se ha vuelto muy popular entre los viajeros que desean conocer la esencia extremeña  desde dentro.

Aunque sus orígenes se remontan a la Edad Media, la actual mancomunidad fue fundada en 1986 y consta de veintiún localidades, cuya capital administrativa es Cuacos de Yuste. Cada pueblo del lugar seduce con palacios, cascadas, castillos, circuitos de senderismo, zonas de baño, etc.

Aunque el Monasterio de Yuste es el atractivo más popular de la Comarca, existen una serie de pueblos con encanto que han sabido conservar una arquitectura valiosísima y bien merecen una visita. A continuación, una síntesis de los sitios imperdibles de la Comarca de la Vera.

Monasterio de Yuste: un encuentro con la historia

Fue construido en el siglo XV para cobijar la vida contemplativa de los ermitaños de la Comarca y hoy es el principal icono de la zona, protagonizando verdaderas postales donde la espléndida arquitectura se sumerge en un marco natural de montaña, río y verde.

Carlos I escogió éste como lugar de retiro, adaptándolo a sus necesidades y las del servicio que lo acompañó. Solo residió allí dos años, ya que en 1558 murió de malaria.

Durante su vista pueden contemplarse los claustros gótico y renacentista, la Iglesia, la Cripta, el Refectorio y la Casa de retiro del emperador. En esta última podrán verse muebles similares a los que usaba Carlos V, ya que los originales fueron subastados por Felipe II.

Vale la pena dedicar al menos un par de horas para apreciar la historia del edificio, sus ricos detalles arquitectónicos tan bien conservados y admirar los alrededores. La paz y el silencio que se vivencia, hacen fácil comprender por qué fue éste y no otro el enclave elegido por los ermitaños.

Una visita a Jarandilla de la Vera

El Castillo de los Condes de Oropesa, la Iglesia de Nuestra Señora de la Torre, el puente medieval y la ermita del Santísimo Cristo del Humilladero, convierten a Jarandilla de la Vera en uno de los pueblos con mayor valor monumental de la Comarca.

El Castillo, otro de los iconos de la Vera, tiene un muy buen estado de conservación ideal y es actualmente un Parador de Turismo.

La ruta hasta la Garganta de Jaranda es una de las opciones más interesantes del pueblo. Aunque es apta para hacerla durante todo el año, el verano es la época ideal ya que se encontrarán numerosos charcos y piscinas naturales donde es posible darse un refrescante baño.

Cuacos de Yuste

A solo dos kilómetros del Monasterio de Yuste, se encuentra la capital administrativa de la Vera. Cuacos de Yuste es un fabuloso conjunto histórico-artístico, con un entramado de pequeñas calles empedradas donde pueden verse la casa en la que vivió Juan de Austria, hijo de Carlos V y Bárbara de Blomberg; una iglesia del siglo XV en honor de Nuestra Señora de la Asunción y una encantadora plaza porticada.

También es posible visitar el Cementerio de los alemanes, en el que descansan alemanes fallecidos durante la primera y la segunda guerra mundial.

Qué ver en Pasarón de la Vera  

Se trata de otro conjunto histórico- artístico de sorprendente belleza. Tiene un palacio renacentista privado, la iglesia de San Salvador (siglo XV) y el museo de Pecharromán de pinturas y muebles.

Apenas 600 habitantes tienen el privilegio de habitar este precioso pueblo, donde también se encuentra el Palacio de los Manrique de Lara, con detalles medievales y renacentistas. La Plaza de España y la Ermita de la Blanca, son otras visitar obligadas para todo viajero que llegue a Pasarón.

Garganta la Olla y sus piscinas naturales

El último conjunto histórico-artístico de esta somera selección, será Garganta la Olla. Se trata de un pueblecito que conserva la arquitectura típica, los característicos balcones de madera y paredes blancas, etc.

Poco más de 1000 habitantes viven en esta privilegiada situación geográfica, rodeados de varias gargantas naturales y montañas. Las piscinas naturales como "Las pilatillas", "El calderón" y "La valentina", son perfectas para un baño relajante en medio del paseo.

También merece la pena visitar la Casa de las muñecas, un antiguo prostíbulo de la corte de Carlos V. Actualmente se venden productos locales y se brinda información sobre las atracciones de la Comarca.

En pocas palabras, estos son solo algunos de los muchos rincones interesantes para visitar en la Comarca de la Vera, una de las joyas mejor guardadas de Extremadura.

Comentarios