Jueves 20.09.2018
turismo

Siete lugares entrañables que debes visitar si viajas a Nueva York

La ciudad de Nueva York es uno de los lugares que más turistas alberga cada año, tanto por sus múltiples lugares emblemáticos para visitar, como por la propia ciudad y su estilo de vida tan característico, que se ha hecho famoso gracias a las películas y series norteamericanas. Con infinidad de experiencias que probar y lugares que visitar en Nueva York, hemos querido hacer una lista de  imprescindibles que no debes perderte

Ciudad de Nueva York. | Imagen de la Oficina de Turismo USA
Ciudad de Nueva York. | Imagen de la Oficina de Turismo USA

Cuando llegas a Nueva York te das cuenta de que siempre hay un sitio para todos por remoto que sea. Es la ciudad que nunca duerme y donde hay un sinfín de opciones para disfrutar. ¿Te animas a descubrirla un poco más de cerca y estar al tanto de todas sus buenas opciones? A continuación hemos elaborado una lista con siete planes que consideramos imprescindibles si viajas a Nueva York.

1. Coger un ferry para ver la Estatua de la Libertad, probablemente el monumento más famoso de Nueva York y símbolo de libertad política e independencia. La Estatua de la Libertad se encuentra situada en Liberty Island (la isla de la libertad) y para visitarla es necesario ir en ferry.

Si dispones de tiempo suficiente y quieres ver la estatua de cerca, lo mejor será unirte a uno de los tours de pago que desembarcan en Liberty Island y Ellis Island. La única forma de llegar a la isla es tomando el Ferry oficial Estatua de la Libertad – Isla de Ellis. Merece la pena todo el trayecto, las vistas según te vas aproximando son impresionantes. Una vez allí, puedes subir al mirador de la corona. Les recomendamos ubicar un buen puesto en los pasillos exteriores del ferry y que tengan su cámara en mano, ya que las vistas no tienen perdida desde principio a fin del trayecto.

Si no tienes mucho tiempo y te conformas con ver la estatua de la Libertad desde lejos, el ferry de Staten Island te gustará y pasará muy cerca de la isla, permitiendo fotografiarla y además disfrutar del skyline de Nueva York. Es el medio de transporte que utilizan los neoyorquinos para viajar entre Manhattan y Staten Island. Es gratuito y durante el trayecto podrás disfrutas de unas increíbles vistas del sur de Manhattan, Battery Park, la Estatua de la Libertad y Governors Island, entre otras. A la llegada puedes mezclarse con la gente de State Island y dar un paseo disfrutando de las vistas más increíbles.

2. Ir a un partido en el Madison Square Garden y disfrutar de un espectáculo en Broadway es una experiencia que no puedes perderte. Si eres amante de los deportes o simplemente quieres empaparte del ambiente y del espíritu de la gente neoyorquina, te recomendamos asistir al Madison Square Garden a ver un partido de los Knicks. Aunque no seas un gran fan de los deportes, un partido de baloncesto en Nueva York es una experiencia maravillosa. También te proponemos asistir a algunas de las mejores obras de Broadway. Si prefieres los musicales, encontrarás clásicos como El Fantasma de la Ópera, El Rey León, Chicago o Wicked, que son muy populares, o si lo que quieres es reírte a carcajadas, puedes ir a The Book of Mormon.

Es fácil comprar los tickets online, por lo que es muy aconsejable conseguir entradas para eventos en Nueva York  antes de viajar. Ahorrarás tiempo y evitarás estresarte, ya que muy posiblemente puedan estar agotadas.

3. Visitar el barrio judío de Williamsburg, en Brooklyn. Un barrio que impresiona y te hará sentir que has viajado al pasado. Williamsburg acoge la mayor colonia judía de Nueva York. Es un barrio muy característico y curioso, en gran parte por las barbas y vestimentas de los judíos. Merece la pena visitarlo, ya que cuesta creer encontrar un lugar así dentro de la moderna Nueva York. El sábado es su día sagrado (Shabat), y para celebrarlo se visten de manera especial. Es mejor visitar el barrio el resto de la semana si queréis verlo a pleno rendimiento, porque durante el Shabat tienen prohibido trabajar, así que todo estará cerrado. El domingo sin embargo es para ellos un día normal.

4. Pasear por el puente de Brooklyn, un símbolo histórico de Nueva York. Es una parte fundamental de la ciudad que cruza el East River conectando Manhattan y Brooklyn. Cruzando el puente de noche podréis ver los edificios de Manhattan iluminados, una de las imágenes más características de Nueva York.

5. Tomar una copa por la noche en el 230 th de la Quinta Avenida, una de las terrazas de moda de la ciudad de Nueva York. El 230 Fifth es un bar con muy buen ambiente, buena música e ideal para tomar unos tragos en el atardecer y disfrutar de las impresionantes vistas del Empire State iluminado, donde cada noche se ilumina de un color determinado según la temática del día. Si os echa para atrás el frio, tienen mantas para que puedas disfrutar de las vistas desde la terraza y no te pierdas la experiencia.

230 Quinta Avenida terraza Empire state

6. Dar un paseo recorriendo Central Park, el famoso pulmón vegetal de Nueva York y escenario de muchas series y películas. Es más grande de lo que uno se pueda imaginar, si bien la mejor forma de conocerlo es perderse y sorprenderse, cuando el tiempo es escaso, es muy importante planificar y medir las distancias. Por ello, en los meses cálidos es muy agradable contratar un tour bicicleta.

7. Subir al mirador más alto de Nueva York en el One World Trade Center (1WTC).  Con una altura de 541 metros, es el edificio más alto de Nueva York y se ha convertido en el lugar más popular de Nueva York para disfrutar de la ciudad desde sus alturas. El One World Observatory ocupa las tres últimas plantas del rascacielos y permite contemplar hasta 80 kilómetros en todas las direcciones con sus vistas 360º.

Comentarios