lunes 14.10.2019
viajes y turismo

De compras y rastros en París

París es una ciudad con la que a buen seguro cualquiera de ustedes habrá soñado en alguna ocasión y también, por qué no decirlo, fantaseado. Cuántos cursos rápidos para aprender francés lo suficiente para desenvolverse en ese viaje que aún no han llegado a realizar, habrán hecho ya. Y digo aún, porque ahora es el momento

expedia
expedia

En la ciudad del amor, como se la denomina habitualmente, no le faltarán lugares que visitar; monumentos; tiendas; cafeterías; restaurantes; viajes turísticos, y un sin fin de actividades que les obligará a llevar programado el itinerario sino quieren desperdiciar el tiempo y por querer abarcar no pueden ver algo de lo mucho que les ofrece la ciudad. No solo encontrarán páginas sobre la villa, sino multitud de blog de afortunados viajeros que desean compartir su fortuna con otros y animarlos a realizar ese viaje pendiente.

No son necesarios muchos días de vacaciones, ni siquiera una semana completa. Para empezar, con un fin de semana será suficiente para descubrir su encanto y quedar hechizados para repetir próximas visitas. Ahora, con las ofertas de vuelo, en ocasiones es hasta más económico que quedarse.

Y es entonces, cuando están decididos por fin, cuando les surgen las dudas de qué visitar. Deciden,  para la primera visita ir de monumentos; o visitar algún barrio de los muchos siguiendo los consejos de amigos y conocidos que estuvieron allí ya: quizás el barrio latino; o la Île de la Cité; y ¿por qué no el famosísimo barrio de Montmartre?; ¿Y si elegimos por nuestra cuenta uno de los muchos barrios de París? las dudas no harán más que aumentar. No es sencillo escoger cuando hay tantísimo y de tanta calidad y belleza.

Pero París también es compras. Hay quien vista la capital de Francia solo por y para realizar compras, visitar sus tiendas y recorrer las bulliciosas calles comerciales admirando los escaparates de sus boutiques.

Pero si alguien piensa que solo hay tiendas de lujo y que quién va de compras a París es porque tiene un alto poder adquisitivo, está equivocado, aunque a medias, eso sí; también van los adinerados. Porque podrán encontrar en sus barrios los más famosos y concurridos mercados al aire libre  que puedan imaginar.

Porque en París hay lugar para todos. Entren en Mercadillos de París y déjense sorprender por estos lugares populares que les darán la razón definitiva para visitar la ciudad del Sena.

Comentarios