sábado 14.12.2019
perfecto lugar de vacaciones

Chiclana de la Frontera: un lugar con playas de ensueño

Cada ciudad tiene sus lugares de ensueño; algunos tienen parajes naturales, otros hermosas playas, y otros tienen ambos. Este es el caso de Chiclana de la Frontera, provincia de Cádiz, una ciudad situada en un lugar privilegiado de la Costa de la Luz y en la llamada Ruta del Vino

Chicana. | ED
Chicana. | ED

Poder comprar un chalet en este lugar es el sueño de muchos, y por eso recurren a una inmobiliaria en Chiclana para tener el asesoramiento necesario de acuerdo con la finalidad que quieren darle a la vivienda; muchos la buscan como segunda residencia pero también hay un pequeño porcentaje que la ve con los ojos de la inversión, ya que son viviendas que luego pueden alquilarse para sacar una renta interesante, en particular durante los meses del verano.


Ya sea que se trata de una casa, de chalet o de un apartamento o terreno, es fácil comprender el porqué del interés de la gente en viviendas y chalet en Chiclana: se trata de una de esas ciudades que se quedan en la mente desde el primer momento en que las conoce. Un poco porque su particular clima, tan favorable, otro tanto por sus playas increíbles y por los hermosos paisajes que la circundan, y otro poco porque mantiene unos precios muy interesantes, totalmente asequibles a cualquier bolsillo.

Hablemos por ejemplo de algunas de las playas de la zona. Cuando pensamos en ellas, y más cuando se trata de realizar una inversión como lo es una vivienda, lo aconsejable es analizar una serie de factores que van más allá de la su belleza intrínseca, y estos son su valor paisajístico y medioambiental, los servicios que ofrecen a sus visitantes, los restaurantes y bares, los puestos de socorrismo, etc.

La playa de Zahara de Los Atunes por ejemplo, es un lugar ideal para el descanso de toda la familia. Esta playa es todo un clásico para las vacaciones en familia, con la ya mítica imagen de Gibralfaro, el barco de vapor semi-hundido que descansa a metros de la orilla desde el año 1902. Con una extensión de cerca de 5 km, presentan una infraestructura que garantizan la seguridad, con puestos de socorrismo y protección civil. Esta playa tiene todas las comodidades necesarias para una buenas vacaciones de verano: chiringuitos que llegan hasta la arena, duchas y aseos públicos, alquileres de hamacas y tumbonas, y accesibilidad para las  personas con movilidad reducida o carritos de bebé. Todos estos son detalles importantes cuando estamos vacacionando en familia.

Hablemos ahora de la playa de El Palmar, una playa virgen ideal para los amantes de lo natural ya que gracias a las restricciones urbanísticas existentes se ha conseguido evitar hasta el momento el  fenómeno de las explotaciones urbanísticas que hemos visto desarrollarse en la mayoría de las localidades cercanas. Se trata de una  playa de fina arena, de gran belleza, con agua cristalinas y de poca profundidad, también ideal para las vacaciones en familia. No falta ningún servicio de playa y aunque no se trate de un lugar muy urbanizado, hay todo tipo de comercios necesarios como restaurantes, supermercados, farmacias. Y si eres amantes del deporte, en esta playa se pueden practicar el surf.

Pero si hablamos de deportes, no podemos dejar de mencionar la playa de Levante, una playa virgen que se encuentra el Parque Natural de la Bahía de Cádiz y que es comúnmente llamada Los Turuños. En estas playas de fina y dorada arena se practican el surf, el windsurf y el kitesurf y en pocos minutos se puede acceder a otro tipo de playas muchos más frecuentadas siempre dentro del Puerto de Santa María.

La playa de Roche tiene su característica principal en sus calas, además de tratarse de una zona muy exclusiva con urbanizaciones de lujo. Y siempre en continuidad con las calas de Roche, se accede a los impresionantes acantilados de la la playa de fuente del Gallo, otra urbanización de lujo, en Conil; en parte de estas playas está permitido el nudismo, como en la cala tio Juan de Medina o la cala del pato.


Y para terminar, mencionamos dos playas más: la de Chiclana y la de la Caleta. La playa de Chiclana, de 12 km de longitud, ofrece numerosos y variados chiringuitos muy accesibles desde el punto de vista económico. Aquí se encuentran la Playa de la Barrosa que es las más famosa en Chiclana, y también la playa del Novo Sancti Petri, de carácter más exclusivo, situada en proximidad a los hoteles de lujo y a los campos de golf.

La Playa de la Caleta es una de las playas de la capital, Cádiz. Es la playa con menor extensión de la ciudad, cargada de una historia fascinante que incluye su puerto fenicio, cartaginés y romano. En este sitio, la puesta del sol resulta imprescindible.

Comentarios