lunes 28/9/20
TRIBUNAL SUPREMO

El TS confirma el fallo que tumbó los estatutos del Icab aprobados en 2009

El colegio trabaja en los nuevos estatutos mientras de momento rigen los de 1984

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que tumbó los estatutos que el Colegio de Abogados de Barcelona (Icab) aprobó en 2009 al entender que se había vulnerado «el derecho de participación» de los colegiados.

La sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TS, rechaza los recursos de casación presentados por el Icab, la Generalitat y el Consejo de Colegios de Abogados de Catalunya contra la sentencia del TSJC.

El TSJC había tumbado los estatutos al considerar que las enmiendas contra ellos tendrían que haber sido debatidas y votadas en la asamblea general «que es el órgano soberano para aprobar y modificar los Estatutos» y no la Junta de Gobierno, que es quien no las aceptó por considerarlas contrarias a la legalidad.

Ahora, el TS confirma «la falta de competencia de la Junta del Gobierno del Colegio de Abogados de Barcelona para inadmitir enmiendas por razones de ilegalidad, con independencia del grado de contravención del ordenamiento jurídico contienen».

La Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno (Altodo), que inició el proceso judicial, ha valorado que el fallo ha hecho justicia porque el Icab había impedido «que la asamblea deliberase sobre enmiendas formuladas en tiempo y forma, simplemente porque a la junta no le gustaban».

En un comunicado este miércoles, la asociación recuerda que los hechos sucedieron cuando Silvia Giménez-Salinas encabezaba el Icab y que luego tanto su sucesor, Pedro L. Yúfera, como el actual decano, Oriol Rusca, mantuvieron el procedimiento abierto con el recurso de casación ante el Supremo.

El secretario de la junta de gobierno del colegio, Rafael Espino, ha valorado que el hecho de que la junta deba permitir que en la asamblea se debata cualquier tipo de enmienda «lleva al absurdo» de que se puedan aprobar cuestiones contrarias a la ley.

Siete enmiendas rechazadas

Ha recordado que de las 600 enmiendas que se habían presentado contra los estatutos de 2009, únicamente siete fueron inadmitidas por no considerarlas legales, y todas ellas fueron presentadas por la letrada Vanessa González, promotora de la demanda.

Espino ha explicado que, tras la suspensión de los estatutos de 2009, provisionalmente el colegio se regirá por los anteriores, de 1984, hasta que a principios del próximo año esté previsto que se aprueben los nuevos.

Comentarios