miércoles 23.10.2019

Qué es necesario para ejercer la abogacía en la Unión Europea

Uno de los itinerarios de educación superior que cuenta con más tradición y demanda es el vinculado al Derecho y las Ciencias Jurídicas. El grado en Derecho cuenta con una amplia aceptación entre las y los estudiantes, porque la abogacía es una de las carreras profesionales con más salidas laborales, actualmente
Comunidad Europea.
Comunidad Europea.

El trabajo como letrado es estable y seguro, además de muy versátil y variado en cuanto a campos de desarrollo y aplicación. No es extraño que haya gran cantidad de alumnos y alumnas que se pregunten qué hay que estudiar para ser abogado. En este post te contamos resumidamente cuál es el camino, cómo preparar tu acceso a la abogacía y alguna vía interesante de especialización.

El primer paso, los estudios para ser abogado a través del grado

El  primero de los requisitos para ejercer la abogacía, como es lógico, es obtener los conocimientos teóricos y prácticos necesarios. Esto se logra a través de un grado en Derecho y Ciencias Jurídicas — la antigua Licenciatura en Derecho —. En el grado, que dura cuatro años y consta de 240 créditos ECTS, no solamente tendrás que dominar los estudios para ser abogado, es decir, los fundamentos teóricos, códigos y Leyes. A través de asignaturas transversales aprenderás de nuevas tecnologías y su aplicación al mundo jurídico, comunicación profesional en inglés, técnicas específicas de comunicación para tu futura profesión y valores sociales y deontológicos, entre otros.

El máster para ejercer la abogacía es un requisito indispensable

Una vez obtenido el grado has superado gran parte de los estudios para ser abogado, pero aún te quedarán algunos requisitos. Tendrás que obtener un título de formación habilitante para ello. Esto puedes lograrlo mediante un máster para ejercer la abogacía, que tiene una duración de 18 meses y una carga lectiva de 90 créditos ECTS. Además, necesitarás, superar un examen de acceso a la abogacía del ministerio de Justicia y un período de prácticas externas. Por último, tienes que inscribirte en un Colegio Oficial de Abogados, para ejercer la abogacía en España.

Qué es necesario para ejercer la abogacía en la Unión Europea

Si quieres ejercer la abogacía en la Unión Europea -en cualquier país de los veintiocho que no sea España- tienes que tener presente que necesitas:

- Ser ciudadano reconocido de la Unión.

- Poseer la titulación (el grado) que acredite tus conocimientos.

- Superar el proceso de comprobación o verificación de tu título.

- Haber superado el examen nacional para ejercer la abogacía del ministerio de Justicia.

- Haber superado el denominado «período de introducción» (a través del Máster).

- Estar inscrito en el registro del Colegio Oficial de Abogados de España.

- Acreditar conocimientos de excelencia en un idioma de algún país de la Unión, además de la lengua materna.

Cómo ejercer la abogacía especializada

Mediante las menciones puedes especializarte en diversos campos, lo que te permitirá ejercer la abogacía en terrenos de acción más delimitados y, por lo tanto, con más oferta y no tanta demanda. Puedes especializarte en Derecho y Nuevas Tecnologías, en Derecho y Empresa o en Derecho en la Unión Europea. Esta última especialización te resultará especialmente atractiva si quieres acceder por oposición a alguna de las plazas que regularmente convoca la Unión Europea como institución y que dirigiría tu carrera hacia la aplicación y el ejercicio de la abogacía en el marco europeo y el derecho internacional.

En cualquier caso, con un poco de trabajo y esfuerzo, si partes «de cero» estarás listo/a para ejercer la abogacía en un plazo de cinco años y medio, pudiendo desarrollar tu carrera como letrado en cualquier rincón de la Unión Europea, si lo deseas.

Comentarios