sábado 23/1/21

¿Cómo ha afectado la pandemia a los divorcios, los regímenes de guarda y custodia o los pagos de la pensión alimenticia?

Estos asuntos subordinados al derecho de familia también han sufrido los estragos de la Covid-19

Nadie, absolutamente nadie, es ajeno a las consecuencias de la pandemia de la Covid-19. Si bien es cierto que tanto el apartado sanitario en primera instancia, como el económico en segunda, son los que mayor volumen de noticias o actualidad generan en el día a día, a nadie se le escapa que todas las materias imaginables se han visto afectadas por la nueva realidad que ha dibujado esta dichosa enfermedad.

En este caso concreto, el objetivo a analizar es cuál ha sido la experiencia del derecho de familia en estos últimos meses y cómo ha afectado la pandemia a asuntos tan específicos como los divorcios, los regímenes de guarda y custodia o los pagos de la pensión alimenticia, entre otros. ¿Qué punto de vista o sensaciones tienen los especialistas en la materia?

Las separaciones o divorcios

El abogado Fernando Castellanos, del despacho Castellanos y Asociados, inicia la exposición de sus sensaciones centrándose en el caso concreto de las separaciones o divorcios. Él afirma que no cree que las personas que estaban planteándose divorciarse “hayan tomado la decisión contraria como consecuencia de la situación que estamos viviendo con la Covid-19”. Aunque sí considera que este hecho ha podido influir en que algunas parejas “demoren el momento de dar el paso o tomar la decisión”, a raíz de la incertidumbre imperante.

En cualquier caso, considera que “si esta es la voluntad de los cónyuges, o de uno de ellos, el procedimiento debe iniciarse y tramitarse con absoluta normalidad”. Más que nada porque con esta decisión “se regulará, si fuera necesario, no sólo la relación paterno-filial, sino también la patrimonial”. Y es que en muchas ocasiones este último aspecto, tal y como revela el letrado, “puede quedar relegado a un segundo plano y sin embargo puede generar importantes conflictos con posterioridad”.

Cuestiones a tener en cuenta en estos procedimientos

Dado que de una decisión tan definitiva como una separación o divorcio emanan muchos otros aspectos que afectan de pleno al desarrollo vital, es importante conocer cuáles son las principales recomendaciones que hacen los profesionales para afrontar cuestiones de esta índole. El abogado Kenari Orbe siempre plantea a las parejas que están dudando si dar o no el paso una serie de premisas.

De esta manera, enumera hasta cuatro aspectos. El primero es, según explica, “si se trata de una separación o divorcio de mutuo acuerdo consensuar el tipo de custodia (monoparental o compartida) procurando no cambiar el día a día del niño”. En este día a día, recomienda tener en cuenta cómo es la rutina del hijo menor, dónde está su guardería o colegio, o qué domicilio es más propicio para su correcto desarrollo. 

La segunda recomendación es que “las discusiones, conflictos y comentarios que puedan existir sobre aspectos legales del divorcio, mantenerlos al margen de los niños”. Mientras que la tercera es que “en la medida de lo posible no manifestar el resentimiento que se pueda tener frente a la ex pareja delante de los hijos”. Por último, en cuarto lugar, Kenari Orbe recalca que “a pesar de las diferencias y de estar separados, que ambos padres sigan implicados en la vida diaria del niño”.

El cumplimiento del régimen de custodia o visitas, afectado por las restricciones

Precisamente este propósito, el de que ambos progenitores mantengan su vinculación en el cuidado y educación del hijo, es el que más se ha visto alterado por la pandemia. De hecho, por lo que Fernando Castellanos apunta, “los conflictos más frecuentes entre progenitores están siendo el cumplimiento del régimen de custodia o visitas por las limitaciones establecidas por las autoridades estatales y autonómicas”. A todo ello hay que sumar “el miedo que algunos padres y madres tienen de exponer a sus hijos a cambios de domicilio o compañía”.

No obstante, este no ha sido el único problema originado por la Covid-19. También, “debido a la reducción extrema de ingresos en algunos casos”, tal y como revela el propio Fernando Castellanos, “muchos progenitores se ven abocados a plantear procedimientos de modificación de medidas por no poder hacer frente al pago de las pensiones que están acordadas”.

Y es que el pago de la pensión de alimentos ha sido otro de los puntos candentes en los últimos meses en lo que a derecho de familia se refiere. “La crisis económica derivada de la Covid-19 (pensemos en los ERTE, por ejemplo) ha provocado que algunos progenitores hayan visto mermada su capacidad económica”, explica. Algo que ha terminado por provocar “que no puedan hacer frente a todo o a parte de las cuantías que tenían fijadas en convenio o sentencia”.

Respuesta gubernamental

La intención del Gobierno ha sido la de intentar agilizar los plazos y trámites relacionados con determinadas cuestiones del derecho de familia para adaptarse a la situación dibujada por la pandemia. Sin embargo, los especialistas coinciden en que esto debe ir acompañado de una mayor dotación de medios personales y materiales para solventar el atasco histórico que viene presentando la justicia.

 

Comentarios