sábado 14.12.2019
SOCIEDAD

Las mujeres de la France

Hollande y Sarkozy completan una lista interminable de relaciones amorosas cargadas de matrimonios, infidelidades y rivalidades

Las mujeres de los mandatarios franceses.
Las mujeres de los mandatarios franceses.

Los presidentes de Francia se las llevan de calle. Las vidas amorosas de Nicolás Sarkozy y François Hollande nada tienen que envidiar a las de un actor apuesto de Hollywood. Nuestros vecinos mandatarios saben muy bien de quién rodearse: mujeres guapas e inteligentes. Los dos han mantenido relaciones dignas de telenovela: matrimonio, infidelidades y enfrentamientos entre las ex.

Hollande: el escándalo que hace peligrar su relación

El actual presidente de la República Francesa es noticia esta semana por el escándalo que ha sacudido su relación con Valérie Trierweiler: su supuesto affaire con la actriz Julie Gayet, de 41 años.

La revista Closer publicaba el pasado viernes un reportaje en el que se destapaba una posible infidelidad del presidente, lo que ha llevado a su actual pareja a ingresar en el hospital con síntomas de depresión.

Su vida amorosa siempre ha estado marcada por la tensión. Su primera esposa, Ségolène Royal, y su actual mujer, Valérie Trierweiler, no se pueden ni ver. Con la primera, política francesa y miembro del Partido Socialista, mantuvo una relación desde finales de los años 70 hasta 2007 y tuvieron cuatro hijos. Pero el matrimonio resultó ser un fracaso.

Con Valérie Trierweiler inició un romance secreto en 2006, cuando aún estaba casado con Royal. Los celos llevaron a Valérie a apoyar vía Twitter al rival político de Royal, lo que estalló en un odio aún más profundo entre ambas.

A día de hoy, la relación entre Holland y Trierweiler peligra. Los encuentros entre el presidente y Gayet se suceden cada noche, cuando el mandatario acude en motocicleta al piso de la actriz, según Closer. A finales de año ya se disparaban los rumores de crisis de la pareja. De hecho, la primera dama hace tiempo que no acude a los actos oficiales.

Sarkozy: tres matrimonios plagados de infidelidades

Nicolás Sarkozy se apunta a su lista tres matrimonios. El primero fue con Marie Dominique Culioli, con quien estuvo casado durante 14 años. El matrimonio resultó fallido y se divorciaron después de haber estado separados durante varios años. De esta relación nacieron dos de sus hijos: Pierre y Jean.

Después de convertirse en el alcalde más joven de Francia, con 23 años, contrajo matrimonio con Cecilia Ciganer Albéniz, bisnieta de Isaac Albéniz, exmodelo y ejecutiva de relaciones públicas; una mujer con gran habilidad política que ayudó al exmandatario a triunfar en su vida política. Fueron once años de matrimonio en los nació el que sería su tercer hijo, Louis. Las infidelidades por parte de los dos (ella, con el publicista Richard Attias, y él, con la periodista de Le Figaro Anne Fulda) terminaron con la relación.

La sorpresa llegó cuando se le empezó a relacionar con la exmodelo y cantante italiana Carla Bruni. Como quinceañeros paseaban por la calles agarrados de la mano y con muestras de cariño, lo que no sentaba demasiado bien a los franceses, acostumbrados a la seriedad de sus anteriores presidentes. Lo que parecía una relación pasajera desembocó en boda el 2 de febrero de 2008 en el Palacio del Elíseo de París. En octubre de 2011, Carla Bruni dio a luz a la cuarta hija del expresidente, a la que llamaron Giulia. Desde los inicios ha sido una relación muy criticada, pues se acusa a Sarkozy de intentar desviar la atención de los problemas de Francia utilizando los embrollos de su vida privada.

Cecilia siempre ha sido una pieza destacable en el matrimonio entre Bruni y Sarkozy. Se dice que días antes de contraer matrimonio con la cantante italiana, envió un mensaje a la bisnieta de Albéniz para decirle que volviera con él, algo que nunca se supo con certeza. Parece que Cecilia dejó huella en la vida de Sarkozy y detalles como regalarle a Carla Bruni un anillo muy parecido al que tenía ella o fotografiarse en los mismos lugares dan pistas de que donde hubo fuego quedan cenizas.

Habrá que esperar para ver si Carla Bruni es la esposa definitiva del expresidente. Los vínculos amorosos con otras personas hacen peligrar su relación. A él se le ha relacionado con la exministra de medioambiente Chantal Jouanno, y a ella, con el cantante Mastroianni.

Dos galanes que en apariencia no ganarán mucho, pero algo tendrán para rodearse de tantas mujeres que se enfrentan por hacerse un hueco en el puesto de primera dama.

Comentarios