miércoles 23.10.2019
GASTRONOMíA

La comida callejera se abre paso en España

Es un fenómeno que ya arrasa en ciudades como Londres, Nueva York, París o Copenhague, que se han volcado en este movimiento del street food y que ahora, poco a poco, llega a nuestro país

Imagen MadrEat.
Imagen MadrEat.

"Al contrario que en otras ciudades europeas, Madrid no tenía ningún mercado exclusivamente de comida callejera. De ahí surgió la idea de implantar en nuestra capital ese concepto de street food market, para convertirlo en un lugar de referencia dirigido a los amantes de la gastronomía de alto nivel a precios asequibles", asegura Alejandro Montes, chef pastelero de Mama Framboise y miembro del Consejo Asesor de MadrEAT.

MadrEAT es precisamente eso, la primera propuesta de mercado de comida callejera de Madrid que se va consolidando paulatinamente. Tras arrancar en octubre de 2014, acaban de celebrar en marzo su V edición. Este encuentro tiene periodicidad mensual y se convoca cada tercer fin de semana de mes, en los jardines del Complejo Azca.

Desde los tradicionales bocatas de calamares o pepitos de ternera de primera, a tortitas vietnamitas de cerdo cocido en horno de leña, bocadillos de pan casero de pulpo frito con salsa wasabi, mollete de perdiz escabechada con vainilla o fish & chips de pez mantequilla. Para beber cerveza artesana, vino por copas o champagne con perritos calientes y de postre, tartaletas de frambuesa pura o con inserciones de chocolate, cookies de nueces o muñecos de jengibre. Todo es posible, lo dulce y lo salado, porque en MadrEAT se concentran 50 propuestas gastronómicas de comida española e internacional.

Un espacio al aire libre donde se reúnen las últimas tendencias del sector gastro de la mano de cocineros principiantes, chefs de renombre con estrellas Michelin y amantes de la gastronomía que dan forma a un lugar de vanguardia, con una oferta variada y multicultural para demostrar que la comida callejera no es comida basura y de baja calidad. "La gente busca nuevas experiencias, novedades y formas distintas de disfrutar de la gastronomía y, también, calidad a precios asequibles. Las personas que nos dedicamos a este fantástico mundo tenemos la gran fortuna de que podemos adaptarnos a casi cualquier lugar para ofrecer al público nuestras creaciones" afirma Alejandro Montes.

Y en eso están. Desde hace un par de años, varias entidades o consorcios profesionales relacionadas con la hostelería, aúnan esfuerzos y organizan actividades para fomentar la cultura de la comida callejera en nuestro país. Se trata de acabar con el absoluto vacío legal que existe en España en cuanto a la venta ambulante de viandas.

Una de ellas es la asociación Street Food Madrid compuesta por chefs, emprendedores, blogueros y abogados que quieren crear un marco legal para la comida callejera en su versión más innovadora y creativa. "Queremos sacar la gastronomía a la calle, una street food cosmopolita y apostar por el talento y la imaginación", dicen. Su finalidad es conectar agentes, ideas y oportunidades en torno a la comida en la calle y ayudar a consolidar proyectos que vayan en esa dirección.

Y así, poco a poco, se van cumpliendo sueños. En Barcelona, el festival Eat Street, organizado por BCN Mes, ya ha celebrado cinco ediciones con un éxito más que notable. Su nueva convocatoria tendrá lugar en abril, en plena primavera. Estos emprendedores de la Ciudad Condal tiene ganas de salir a la calle, otra vez, para hacer ruido con sus baterías de cocina y que  este año 2015 sea el de la consolidación de un street food de calidad. La cita el próximo 18 de abril, con una gran fiesta culinaria, claro está, al aire libre.  

Lo cierto es que cada día surgen más iniciativas que buscan dar viabilidad en España a este negocio cargado de potencial. En el sur, Andalucía Pop Up es un movimiento impulsado por un grupo de jóvenes de diversos sectores que desde  Málaga y Sevilla también apuestan por la comida gourmet en formato urbano, asequible y sostenible. Y es que la gastronomía nómada da para mucho.

Comentarios