miércoles 23.10.2019
TRAS UBER...

Nueva guerra en el sector del taxi: chófer de lujo a precio 'low cost'

El gremio mira con recelo la aplicación Cabify. Desde la compañía aseguran que son más baratos que los taxis, pese a contar con conductor privado y coche de alta gama

Usuario de Cabify. | CABIFY
Usuario de Cabify. | CABIFY

Han acabado con Uber, pero aún les quedan los chófer. Del “¡taxiiiiiii!” al “buenas tardes, Ambrosio”. Las tendencias cambian, el acceso fácil a un coche de lujo siempre es una tentación. El gremio de taxistas libra otra guerra.

El motivo del cabreo de este sector es Cabify, la nueva aplicación que ofrece servicio de chóferes y vehículos de alta gama. En esta ocasión se trata de una alternativa legal porque, tal y como aseguran a EstrellaDigital.es desde la empresa, todos los conductores tienen licencia. Cabify es la primera aplicación de este tipo en Europa: “Aspiramos a dar un servicio de calidad, ya no solo ofreciendo un precio competitivo, sino que se note una experiencia placentera, que se note una diferencia”, cuenta Adrián Merino, de Cabify.

Existen varias diferencias con respecto a otras aplicaciones que ofrecen el mismo servicio. Una, y quizás las más importante, es que los conductores disponen de licencia VTC. “Todos nuestros conductores son profesionales, hacemos una criba de los mismos, es decir, es necesario que sepan cómo tratar al cliente, que sepan cómo usar nuestra aplicación y en muchas ocasiones se requiere que hablen inglés. Es decir que la gente piense que es su chófer privado”, relatan desde Cobify. Otra ventaja es que “en el caso de que hubiera cualquier problema, nuestros conductores, los pasajeros, e incluso si se llevan por delante algo de mobiliario urbano, estaría cubierto por los diferentes seguros que tenemos”.

Desde la Federación Profesional del Taxi miran con recelo la aplicación, y aunque señalan que sí que es legal, plantean: "Estas licencias, que ellos no se dedican a verificar, no sabemos si están concedidas dentro de la Comunidad de Madrid. Ya que este tipo de licencias únicamente pueden prestar un 20% de sus servicios fuera de la región en la que se ha obtenido. Si haces diez viajes y la licencia se la ha concedido Asturias por ejemplo, solo podrían hacer dos viajes fuera de esa autonomía”.

Adrián Merino reconoce que desde algunos sectores del taxi en Madrid no ven con buenos ojos su modelo de negocio: “En gran medida suele ser por desinformación. Nos asocian mucho con otras alternativas que no cumplen la ley y éste es el conflicto”.

Cabify se ha convertido en una de las startups más prometedoras del País. Aseguran que están creciendo a un ritmo del 30% en ingresos y opera ya en ciudades como Madrid, Barcelona, A Coruña, Málaga, Bilbao, Vitoria, Lima, Santiago de Chile o México, D.F, entre otras. Además es un 20% de media más barato que un taxi. Una cuestión que escama en el sector madrileño. Jesús Fernández, vicepresidente de la Federación Profesional de Taxis de Madrid, lo desmiente rotundamente: "Ellos utilizan una aplicación para hacer ese cálculo pero eso es mentira y cuando quieran lo comprobamos".

Cabify tiene distintas tarifas, cada usuario puede elegir entre cuatro (Lite, Executive, Group y Luxury). Cada una de ellas tiene un precio diferente y la flota está formada por distintos vehículos. Por ejemplo en la categoría luxury, los vehículos utilizados suelen ser Mercedes Clase S o Audi A8 entre otros y en la categoría lite, los coches que ofrecen servicio son el Toyota Avensis y otros vehículos por el estilo.

Cobify está creciendo a un gran ritmo y ya son muchos usuarios los que prefieren esta aplicación a coger un taxi. “Hay dos pluses, el plus de que la calidad del servicio es mucho mejor que la de un taxi y el otro que es mucho más cómodo poder cogerlo cuando y donde tú quieras, sin tener que esperar a que pase un taxi  por donde estás”, aclara Ángel usuario asiduo de esta aplicación. Este joven destaca sobre todo el trato recibido: “Nada más entrar te suelen preguntar si la temperatura está del gusto del cliente, es decir la atención es mucho más profesional que la de un taxi”.

Quizás este sea uno de los motivos por los que muchos taxistas han querido pasarse a ser conductores de esta aplicación. El pasado verano esta empresa recibió más de 150 peticiones de taxistas madrileños que deseaban pasarse al nuevo servicio Cabify Lite, sólo siete días después de su lanzamiento: “Nuestra licencia es mucho más barata que la de taxi. Es una alternativa bastante interesante, además toda la labor comercial la hacemos nosotros, ellos no tienen que estar dando vueltas por Madrid en busca de clientes” comenta  Adrián Merino.

Comentarios