viernes 13.12.2019
Cambio de registro

Tres famosos 'triunfitos' de la última edición se pasan a las series

Dos de ellos participarán como invitados en la nueva temporada de una conocida ficción

Roi y Ana Guerra, en Operación Triunfo.
Roi y Ana Guerra, en Operación Triunfo.

Ellos no se han cerrado ninguna puerta y están dispuestos a aprovechar su momento de fama actual, aunque no sea exclusivamente en el mundo de la música. Al margen de la gira de conciertos que tiene ahora a todos en vilo, algunos chicos y chicas en concreto de la última edición de Operación Triunfo no han parado un momento desde que terminó el talent y parece que la televisión, y no sólo la pública, seguirá siendo importante en sus carreras.

Así, mientras Amaia y Alfred siguen con sus preparativos para el Festival de Eurovisión, con su gira de promoción, tanto éste com Roi parece que tendrán un papel en la segunda temporada de 'Paquita Salas' y Ana Guerra ya ha informado que también tiene otro proyecto televisivo.

Por lo que respecta a Alfred y Roi, los dos van a ser unas de las apariciones sorpresa de la serie que Apache Films y Netflix han comenzado de nuevo a rodar. Esta producción, creada, escrita y dirigida por Javier Ambrossi y Javier Calvo, 'los Javis' que ejercieron de profesores de los chicos de la academia de O. T., llegará a la plataforma de forma global en verano de 2018.

Los nuevos capítulos, un total de cinco, estarán interpretados de nuevo por Brays Efe (Paquita Salas), Belén Cuesta (Magüi), Lidia San José (como Lidia San José), Álex de Lucas (Álex) y Mariona Terés (como Mariona Terés), a los que se suman de forma regular Anna Castillo (Belén de Lucas) y Yolanda Ramos (Noemí Argüelles).  

Esta segunda temporada volverá a contar con cameos VIP, como los de Andrés Pajares (Paco Cerdeña) y Secun de la Rosa (Fernando Canelón), que ya estuvieron presentes en la primera tanda, así como Verónica Echegui, Ana Obregón y Pepa Charro 'La Terremoto de Alcorcón', entre otros. 

Cara y cruz

Por su parte, la cantante canaria, que triunfa junto a Aitana con 'Lo malo', ha avanzado que ha estado involucrada en un proyecto televisivo: "Grabé la cabecera de una serie... Hasta ahí puedo leer", según ha confesado a Diario de Avisos, sin dar más detalles sobre el proyecto.

De lo que sí ha hablado con profusión es de su primer álbum de estudio, "no será ni puramente latino ni puramente urbano", sino "una mezcla", y enumera alguna de sus referencias: "Estoy escuchando a Carlos Vives, a Luis Fonsi, escucho a Camila Cabello…".

Ana Guerra también ha regrabado 'El Remedio', la canción asignada para su candidatura en solitario a Eurovisión, de cara a un próximo lanzamiento: "Hemos hecho lo que hicimos con Lo Malo, la canción suena exactamente igual que cuando se presentó pero tiene… En la Academia le podíamos dedicar como mucho 40 minutos a la canción, aquí nos hemos pasado un día entero para tratarla con mucho mimo".

La cara opuesta de la moneda es la de Miriam Rodríguez. La que quedara como tercera clasificada de esta edición de Operación Triunfo no está contando con la misma exposición mediática que sus compañeros y es algo que parece inquietar a la propia gallega, tal y como ha manifestado en las redes sociales. Tirando de ironía puntualizó que eso no era del todo cierto, "hombre, si salgo en una pantalla", en referencia al vídeo compartido con Agoney Hernández, otro compañero de la academia que dirigió Noemí Galera, en Instagram Stories.

La gallega, por mucho que desde su productora se insista en que de momento, a diferencia de los otros finalistas, no tiene nada que promocionar y que cuando tenga listo su disco sí estará presente en las diferentes televisiones, no para al menos de ser apoyada por sus fans en las redes sociales. Sólo en Instagram cuenta ya con más de 324.000 seguidores, aunque bien es cierto que ahí también es la 'última de la fila', ya que Aitana supera los 720.000, Amaia tiene más de 622.000, Alfred ya sobrepasa los 455.000, y Ana Guerra, la más parecida a ella en este apartado, tiene 353.000.

Lo que no la quita nadie a Miriam es el cariño que la profesa su pueblo, como quedó demostrado el pasado 18 de febrero, cuando fue recibida como una auténtica estrella en Pontedeume, el municipio coruñés de casi 8.000 habitantes en el que nació hace 21 años.

Comentarios