domingo 15.12.2019
Dio el susto

Los mareos sí logran que Alfred abandone Operación Triunfo

El cantante fue el protagonista de una gala que despidió definitivamente a Nerea

Alfred, durante su actuación.
Alfred, durante su actuación.

Cada vez quedan menos y, si se descuidan este pasado lunes, a estas alturas todavía la lista de bajas podría haber sido aún mayor. Alfred dio el gran susto de la última gala de Operación Triunfo aunque, a diferencia de Nerea, cuyo adiós es definitivo, sólo abandonó el concurso por unos instantes.

El caso es que todo parecía normal con las actuaciones de los concursantes, como la de Amaia triunfando de nuevo al piano, o la de Miriam demostrando una capacidad vocal hasta ahora desconocida que reconoció el jurado al valorarla como “la mejor actuación de la noche”, pero la alarma pareció ponerse en marcha cuando el personal empezó a notar que en la grada de los concursantes descansando faltaba uno de ellos.

Las redes empezaron a especular con los motivos por los que Alfred había decidido abandonar el plató, apostando principalmente por términos como ansiedad, mareos o indisposición como argumentos de ello, aunque la realización del programa mostró a los pocos minutos al catalán otra vez sentado junto a sus compañeros, aunque también a Amaia interesarse por la salud de su chico.

Eso sí, a pesar de sus entradas y salidas continuas, él, con más o menos éxito, cumplió con sus obligaciones en el programa, tanto cantando en el trío que formó junto a Aitana y y Ana como con su tema en solitario. Fue después cuando Joe, miembro del jurado, se interesó por su estado de salud: “Alfred, ¿estás malito hoy no? Hemos tenido esa sensación”, algo que él negó, “estoy bien, estoy bien”.

Pese a su testimonio, el siguiente plano servía para confirmar que Alfred había abandonado de nuevo el plató y fue entonces cuando Roberto, con seriedad y aplomo, atajaba las especulaciones con un “es verdad que el jurado no lo sabía, pero Alfred se encuentra un poco indispuesto. Está mareado, por eso las entradas y salidas, pero está bien, no es nada. Ha querido cantar y lo ha hecho, pero está ahí tranquilo”.

Por lo demás, la última gala de Operación Triunfo sirvió para despedir entre lágrimas y abrazos a la joven Nerea, pese a su gran interpretación de un tema de Beyoncé, y para recibir en el plató a un Pablo López que, a manos de su piano, interpretó el nuevo single, 'Mi patio', y aconsejó a todos los chicos de la Academia que “después de esto es donde hay que empezar a trabajar. Las luces están muy bien, pero el trabajo es a partir de este momento”.

Comentarios