viernes 27/11/20
Piden cabezas

RTVE, el mejor ejemplo de la discriminación salarial entre hombres y mujeres

De media hay un 6,7% de diferencia, aunque en algunos puestos llega a ser del 41%, y el presidente de la Corporación dice que todo se debe a "una plantilla masculina envejecida"

Las mujeres se siente discriminadas en RTVE.
Las mujeres se siente discriminadas en RTVE.

Si recientemente los Premios Goya se convertían en una denuncia de la discriminación de la mujer en el sector interpretativo, en todos los ámbitos, desde el económico al de papeles específicos para unos y otros, los actores y actrices de este país tendrían que echar una mirada a lo que ocurre al respecto en RTVE, donde parecen incrementarse aún más esas diferencias entre ambos sexos.

Eso es lo que consideran los trabajadores de la casa, a través de su sindicato mayoritario, UGT, que por ello ha calificado de 'vergonzosa' la intervención del presidente de la Corporación, José Antonio Sánchez, en la sesión de la Comisión Mixta de RTVE celebrada este martes en el Senado.

Sánchez ha negado de manera tajante que haya brecha salarial de género en la casa y ha atribuido la diferencia salarial a "una plantilla masculina envejecida". El presidente quiso dejar claro ante sus señoría que el convenio colectivo actual que rige en su organismo no distingue entre hombres y mujeres.

Sus argumentos han sido duramente criticados por los trabajadores, que creen que sus palabras en modo alguno se ajustan a la realidad, y de ahí que consideren que las mismas son una muestra más de la necesidad urgente de su relevo, porque, según ellos, "tiene una actitud caduca no sólo desde la perspectiva política sino también como gestor empresarial". 

Los trabajadores se quejan de la desigualdad salarial de género en base a los datos que ha publicado este mes la Comisión de Igualdad de la Corporación, a partir del seguimiento del plan de igualdad que marca el compromiso por ley de la misma para trabajar en la erradicación de esa desigualdad, lo que parece está a años luz de poder cumplirse.

Del 6,7 al 41% de diferencia

Según esos datos, de media las mujeres trabajadoras de RTVE cobran un 6,7% menos que los hombres, diferencia que se agrava aún más en lo que se refiere a complementos variables, ya que en esa materia perciben un 20,7% menos. Las mayores diferencias se sitúan en la asignación de complementos variables, sobre todo las del grupo I.I. -realización, producción, información- que cobran un 24,2% menos en esos complementos. Todavía podría ser más significativo si se tiene en cuenta que este grupo está formado por más mujeres que hombres (1.414 frente a 1.300)

También en el plus de programas hay discriminación, ya que las mujeres cobran de media un 10,5% menos que los hombres. Si se analiza por funciones las mayores diferencias están en coordinación directiva donde las mujeres cobran un 30,3% menos de media, en dirección un 41% menos que los hombres y en subdirección un 26,6% menos.

Cifras como esas han hecho que UGT, el sindicato mayoritario en RTVE, haya exigido ya que se investigue con profundidad estas diferencias en el comportamiento laboral que podrían constituir discriminación entre hombres y mujeres, produciendo una brecha salarial por razón de género que en un contexto de empleo público como el nuestro consideran que no debería existir.

Desde el sindicato no se entiende que en este contexto de empleo público, donde la política salarial está mayoritariamente normada con reglamentación estatutaria y salarios reglados, haya esa brecha del 6,7%, cuando estiman que “debería ser del 0%”. Para el sindicato, esta diferencia es solo fruto de “la mala praxis en la empresa privada”.

Lo peor de esta empresa es que no sólo hay ese abismo en materia salarial sino también en lo que concierne al acceso de unos y otros a puestos directivos. En este sentido, en la actualidad la representación de las mujeres en los mismos es de un 27,4% en TVE y de un 5,9% en RNE –donde a pesar de que la plantilla se compone de un 39,3% de mujeres hay 0 directoras–, así como de un 18,8% en los Centros Territoriales.

Este es uno de los motivos por los que desde los sindicatos de RTVE se cree que la huelga del 8 de marzo es “un gesto imprescindible para expresar nuestra repulsa ante esta situación”. En la casa, UGT ha convocado para ese día paros parciales de dos horas (de 11:30 a 13:30 y de 16:00 a 18:00 horas), para dar a conocer esa situación de desigualdad en la que se encuentran las mujeres.

Comentarios