domingo 05.04.2020
Se casaron en verano

Pedro J. Ramírez y Agatha Ruiz de la Prada se separan

El motivo de la separación de la pareja, después de treina años juntos, sería la aparición de una tercera persona

Pedro J. y Agatha Ruiz de la Prada, junto a Bertín Osborne y su mujer.
Pedro J. y Agatha Ruiz de la Prada, junto a Bertín Osborne y su mujer.

Lo que no consiguió en 1997 Exuperancia Rapu y su vídeo porno lo ha terminado logrando casi años después otra señorita, que al parecer es la responsable de la separación que han iniciado Pedro J. Ramírez, exdirector del Mundo, y la diseñadora española más extravagante, Ágata Ruiz de la Prada.

Según ha desvelado Informalia la pareja ha puesto fin a su relación de 30 años después de haberse casado a principios de este pasado verano para evitar problemas a la hora de que sus dos hijos heredasen los títulos de su madre.

Gracias a oficializar su relación ahora Tristán y Cósima, los nombres de los vástagos de ambos, podrían igualmente ostentar en su día los títulos de su madre, al ser ambos hijos de sangre de Ágatha, XII marquesa de Castelldosríus, Grande de España, y también XXIX baronesa de Santa Pau.

La razón de la separación recaería en la aparición de una tercera persona, una mujer que ha encandilado al director de El Español. Esta noticia sale a la luz poco después de que volviera a salir en televisión el tema del vídeo sexual con él como protagonista que se difundió en las redes. Hace también unos meses ella salió en un programa de entrevistas de Risto Mejide, donde afirmó que "yo le perdoné y me porté muy bien». 

Al parecer, el proceso de divorcio habría empezado este puente de Todos Los Santos, siendo el abogado Javier Gómez de Liaño, amigo personal de Pedro J. Ramírez, quien se está encargando del asunto.

El pasado mes de abril, la pareja abría las puertas de su casa al equipo de En tu casa o en la mía, el programa que presenta Bertín Osborne en Telecinco, en la que ha sido su última aparición juntos en televisión. El presentador se despedía de su casa afirmando que "hoy he sabido que Ágatha ha pintado su vida de color de rosa para conjurar su tristeza, también de rojo, amarillo o morado delante de majestades y altezas, e incluso de verde con ese pasado activista en la lista de los ecologistas. Que la profesión de Pedro J. la llevo a vivir entre guardaespaldas y hasta recibir el parte médico de un etarra… que el secreto de su ‘no’ matrimonio es la vitalidad y la pasión por el trabajo. Que el exdirector de El Mundo y ahora de El Español no duda en publicar una información, le ladre quien le ladre, sea el gobierno, la oposición o, llegado el caso, su mismísimo padre. Hoy me despido con la satisfacción de haber compartido conversación y mesa con una sustanciosa y singular pareja". Sin duda, eran otros tiempos.

Comentarios