jueves 2/12/21
FINAL

Dos parejas y muchas lágrimas en 'Un Príncipe para tres Princesas'

Emoción, declaraciones de amor, ilusión pero también decepción. Rym, Yiya y Marta vivieron ayer su último capítulo dentro del programa, al que fueron en busca de su particular media naranja

un-prncipe-para-tres-princesas-1201-body-image-1452588896-size_1000
Rym, Yiya y Marta. | Cuatro

El 'Reino de las Tres Coronas' llegaba en la noche de este lunes a su fin. Yiya, Marta y Rym veían cómo su cuento de hadas llegaba a su punto álgido, en el que, al fin, escogían cuál de sus candidatos iba a ser elegido como su Príncipe Azul.

Dos finales felices, otro bañado en lágrimas. Pero eso sí, todas han acabado contentas por la amistad que se ha creado entre ellas, pese a que en el último momento llegaron a convertirse en rivales. Los aspirantes, con unos guantes de colores como arma, votaron cuál de las chicas les parecía la perfecta para convertirse en la "madre de todas las princesas". Todos votaron a su respectiva, menos Juan Carlos, que traicionó a Yiya y se decantó por Rym al ver en ella "todas las cualidades de la princesa ideal".

Rym, por su parte, no tuvo dudas a la hora de coronar a su favorito: "Me he dejado llevar por mi corazón, sé que no me voy a equivocar, me lo he pasado muy bien con esta persona, y bueno, que me encanta", declaraba, para acabar con un "Mi príncipe va a ser David". Los besos volaron entonces entre el tudelano y la joven árabe, que se declararon su amor a los cuatro vientos: "David, te nombro mi habibi". El de Navarra, por su parte, agarraba con pasión a su chica, a la que le decía: "Yo siempre he sido muy claro contigo, Rym, aunque a veces he pecado de no decir las cosas, pero las he intentado demostrar con hechos". Pedro, mejor amigo y asesor de Rym, lloraba emocionado.

Para Umberto, el no elegido, también tenía unas palabras: "Lo he intentado contigo, pero no me salía, y no quería equivocarme, pero que sepas que me tienes aquí", a lo que él contestaba: "Ya comprobarás si te has equivocado, a mí ya me tienes solo como amigo".

Ramiro llega tarde a conquistar a Marta

Marta, la Princesa rubia, estaba muy nerviosa. Al parecer no tenía nada claro, y no supo qué hacer hasta el final, ante unos expectantes Padilla y Mateo. El árbitro y el gaditano no llegaron a hacerse con el corazón de la joven, que aseguraba: “A Padilla ya le dije que le quería como amigo y Mateo me ha ilusionado y decepcionado a partes iguales".

Ramiro, el argentino afincado en Bilbao, irrumpía de repente en la gala para sorprender a Marta: “Vine a intentar reclamar lo que quiero y lo que me interesa”. Sin embargo, casi entre lágrimas, la andaluza aseguraba que ya era demasiado tarde: "Con Ramiro vivimos cosas muy intensas, pero ya no entraba en mis planes”.

Yiya se deja llevar por su "Rey"

“La noción del silencio que me has enseñado la desconocía. A pesar de lo dificultoso que ha sido conocernos, sé muchas cosas de ti que no querías enseñarme y a la inversa. Mi teoría del amor para toda la vida quizá no valga una mierda. No puedo decirte adiós porque eras el rey que esperaba encontrar". 

Con estas bonitas palabras, la morena del clan declaraba sus sentimientos a Borja, por quien se había sentido muy atraída desde el principio. Yiya, lloraba y Borja le abrazaba. Desoyendo las instrucciones de la presentadora, la princesa iba a por su corona y se la ponía al conquistador: “Yo soy una plebeya pero tú sí eres un rey”, le espetaba.

Comentarios