sábado 29.02.2020
CAMBIA LA FORMA DE VER DEPORTE EN TV

Pagar, pagar, pagar... y volver a pagar

Hasta para ver el Mundial de Baloncesto entero hay que pagar, aunque sea una quinta parte menos que por el de fútbol

Sólo ver a los Gasol con España es de momento gratis en TV.
Sólo ver a los Gasol con España es de momento gratis en TV.

O pirateas o no ves ya el deporte que te gusta en televisión. Como lo primero es un delito, como ha dejado muchas veces claro el presidente de la LFP, Javier Tebas ("ver partidos gratis es un delito y hace más daño que la crisis económica"), al aficionado que quiere ver a su equipo o selección en la pequeña pantalla ya no le queda más remedio que pagar, pagar, pagar... y volver a pagar, emulando el famoso "ganar" de Luis Aragonés.

El último ejemplo de ello es el Mundial de Baloncesto que se está celebrando en España y que, bien por dejadez del grupo que tiene sus derechos, que no ha considerado necesario modificar la programación de algunos de sus seis canales para poder emitir todos los partidos de la primera fase, o bien porque no veía interesante la mayoría de ellos, ha dejado a los amantes del basket ante la tesitura de conformarse con las migajas que les dan o pagar por poder verlos todos.  

En este caso su afición no les habrá salido muy cara, ya que la web de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) les ha dado la posibilidad de contemplar los 60 de la primera fase por la módica cantidad de siete euros (más, por supuesto, el resto del torneo). O pagan, o sólo podrán ver los 15 que emitirá Mediaset a través de Cuatro y Energy, más los seis que finálmente ha decidido ofrecer a través de su web. Una tercera parte. (No se sabe si por la presión popular, vía internet, han accedido a dar todos los de las dos últimas jornadas de la fase de grupos a traves de mitele.es)

Algo similar ocurrió, por ejemplo, con motivo del Mundial de Fútbol de Brasil, pero con la diferencia de que por ver los 64 partidos del torneo en directo entonces el aficionado tenía que pagar 42,35 euros (cifra resultado de sumar los 35 euros que decían costaba más el correspondiente IVA) por abonarse a Gol Stadium, la oferta de Gol TV que abarcaba sólo el periodo en el que se desarrollaba el torneo, sin ninguna otra permanencia como la de esos 12 meses que exigía, por ejemplo, Gol T Mundial, por la que había que pagar 19,90 euros + IVA al mes, aunque, eso sí, ésta te daba la opción de ver luego la oferta mensual del canal de Mediapro.

El coste de Gol Stadium era algo inferior al que ofertaba Wuaki Tv, ya que la plataforma de películas y series online ofrecía los 64 partidos del Mundial, con acceso a Gol T, por 19,90 euros en cada uno de los tres meses que como mínimo era obligatorio abonarse. 

Y el que no aceptaba las condiciones de ninguno de los dos operadores televisivos no tenía otra que conformarse con ver los 25 que pudo emitir del Mundial Mediaset (39 menos del total). Pese a ello, parece que fueron muchos los que apostaron por esta baza, habida cuenta de que a finales de 2013, seis meses después de saberse la compra de derechos, Gol TV tenía 237.178 abonados, 53.068 menos que los 290.246 que disponía al finalizar el ejercicio 2012.

Motos y coches

En otros mundiales, como los de motociclismo y automovilismo, la situación es muy similar, sobre todo en el primero, habida cuenta de que para poder verlo la opción es abonarse a Movistar TV, dado que Mediaset decidió que esta temporada sólo emitiría en directo nueve de las carreras y que dejaría para el diferido las otras nueve.

Así las cosas, Movistar TV, que ha comprado los derechos de las motos hasta 2018, es la única opción para ver completamente en directo el Mundial de Motociclismo. No sólo eso, sino para verlo como nunca se ha visto hasta la fecha, habida cuenta de que cuenta con un canal que emitirá motor 24 horas, con seis señales HD y el servicio multipantalla. En este caso la inversión del bolsillo del aficionado se ve recompensada por una mejora de la calodad de transmisión y más servicios.

De eso se benefician también los amantes del automovilismo, que ya a partir de 2016 podrán que recurrir a esta oferta para ver el Mundial de Fórmula 1, habida cuenta de que los derechos de Antena 3, la cadena que da el campeonato todavía en abierto, finalizarán en 2015, un año después de que concluya el que tiene Mediaset con Dorna para las motos, que también podrían pasar a ser exclusivamente de pago a partir de esa fecha. 

Si decidiera no continuar con las motos, al menos Telecinco habría cumplido hasta el final con el contrato, algo que no pudo decir por ejemplo La Sexta, cuando en enero de 2012 puso a la venta los derechos que todavía tenía de la Fórmula 1, tanto para esa temporada 2012/2013 y 2013/2014.

El tenis se despide de la pública

Sí habrá terminado su contrato con el tenis, pero no lo ha renovado, la mismísima TVE, que venía emitiendo en los últimos años a través de Teledeporte todos los Master 1.000, con la excepción del de Madrid. La necesidad de recortar gastos, lo que incluso parece que puede terminar hasta con ese canal el próximo 31 de diciembre, ha hecho que la pública no pujara más por un deporte que casi siempre le reportó muy buenas audiencias. 

A partir de 2015, todos esos torneos, hasta un total de 34, incluyendo además de los Master 1.000 Wimbledon y doce ATP 500 e incluso algunos de 250, los emitirá Canal +. Es decir, que como mínimo, para ver algún encuentro, un aficionado tendrá que pagar los 19,90 euros + IVA que cuesta su suscripción, y otros 18 euros más, sin contar el IVA, para poder disfrutar del mejor tenis en su casa.

Eso, o que TVE o cualquier otro canal generalista decida apostar por un torneo en concreto o por alguna eliminatoria de la Copa Davis que protagonice la selección española. 

Algo muy parecido a lo que ocurrirá con el mundo del golf, ya que la oferta específica de este deporte en Canal + incluirá a partir de esta temporada la emisión de más de 130 torneos de los que se celebran por todo el mundo, incluyendo los cuatro grandes. 

Teniendo en cuenta que la Liga Asobal de balonmano, sobre todo desde la desaparición del Atlético de Madrid y la abrumadora superiodidad del Barcelona, ya no tiene ningún interés, salvo para los equipos implicados en la misma, que tampoco tienen una gran cantidad de socios detrás de ellos, a los amantes al mundo de los principales deportes sólo les quedará la opción de ver el fútbol sala, cuyos derechos ha pagado este año TVE pero que si cierra Teledeporte emitirá vía internet, y, como mucho, alguna prueba ciclista. 

Menos mal que todavía les queda... ¡la Champions!, aunque sólo sea de momento durante esta temporada, con la que finaliza el contrato que TVE y TV3 tenían con el máximo organismo europeo de fútbol para los partidos de los martes. Eso sí, la próxima temporada puede que no quede ni eso.

Comentarios