martes 17/5/22
Según el obispo de Alcalá

La Misa de TVE culpó a 'La Movida' de atentar contra el cristianismo

Según él, en ese movimiento de los 80, "los mercaderes no sólo ofrecían espacios de ocio diferentes, sino que promovían también el alcohol, la droga y la propuesta de un mal llamado 'amor'

alcalá
El obispo de Alcalá, durante su homilía.

Ahora va a resultar que todos los males que afectan a la sociedad española tienen su origen en la conocida como 'Movida' madrileña de los años 80. Eso al menos es lo que, con la ayuda de TVE, ha promulgado a los cuatro vientos Juan Antonio Reig, el obispo de Alcalá de Henares.

Convertido en protagonista de la misa televisada dominical de la cadena pública, a través de La 2, señaló que los jóvenes españoles han sido apartados de la religión cristiana desde entonces, culpando al Estado español de un "apartheid" contra "la tradición cristiana" llevado a cabo por "un proceso de descristianización y secularismo".

Según Reig Plà, la democracia ha provocado que "los jóvenes españoles, siguiendo un claro proceso mercantilista y de ingeniería social, fueron apartados de la tradición de nuestros pueblos, de la tradición cristiana de los mayores". Define esto como "La Movida", un movimiento "en el que los mercaderes no sólo ofrecían espacios de ocio diferentes, sino que promovían también el alcohol, la droga y la propuesta de un mal llamado 'amor' reducido simplemente al sexo despersonalizado y, a veces, promiscuo".

Reig critica que se han establecido una serie de "hábitos antifamiliares" en la sociedad actual en la que se da el "eclipse del padre, el alto paro juvenil y los procesos educativos cargados con las ideologías actuales y con leyes cada vez más permisivas". Para él, los jóvenes están faltos "de maduración en la masculinidad y feminidad, asediados muchos de ellos por la pornografía e incapaces de seguir las sendas de las virtudes humanas y cristianas".

El obispo de Alcalá culpa del "proceso de descristianización" a "la administración y Gobierno de nuestros pueblos, que se han escudado en la llamada tolerancia del mal menor para pasar a la indiferencia y neutralidad ante el desmoronamiento de las familias y el creciente individualismo que convierte a la sociedad en una masa de individuos con intereses contrapuestos".

Monseñor lamenta además que "no contentos con la neutralidad se han promovido también, mediante la manipulación del lenguaje, los llamados nuevos derechos que atentan contra la naturaleza de la persona y no garantizan el carácter sagrado de la vida, la dignidad del matrimonio, el bien social de la familia y los criterios de una educación que encamine la libertad por las sendas de la virtud y los bienes custodiados por la Doctrina Social de la Iglesia".

La Misa de TVE culpó a 'La Movida' de atentar contra el cristianismo
Comentarios