jueves 12.12.2019
Se lo piensa

Las cinco millones de razones de Jorge Javier Vázquez para dejar la TV

Todas sus otras actividades, salvo la escuela de canto, le reportan suficientes beneficios

Jorge Javier Vázquez.
Jorge Javier Vázquez.

A este paso va a haber que creerse el adiós de Jorge Javier Vázquez de la televisión, como ya ha dejado caer en infinidad de ocasiones en diferentes entrevistas que ha concedido. Su cansancio, físico y mental, no es tan decisivo a la hora de tomar esa decisión que su patrimonio y lo bien que le funcionan los otros negocios que tiene. 

Ese es realmente el motivo por el que se está replanteando no renovar cuando termine su contrato con Mediaset, donde últimamente ha visto además que el grupo cancelaba su Cámbiame Premium y que su Sálvame Deluxe y Gran Hermano han perdido mucha audiencia en los últimos tiempos. Nada que ver ni tan siquiera con ese Aquí hay tomate con el que empezó a labrar su fama y fortuna en el medio.

Lo mejor para él, según las cifras reveladas por Vanitatis, es que su empresa madrileña, Jorge Javier SL, ha presentado cuentas en el Registro Mercantil esta semana y ha cerrado el ejercicio de 2015 con 643.254 euros limpios de beneficio, al tiempo que ya no existe ni rastro contable de la deuda que contrajo con Hacienda en 2011: casi 800.000 euros por haber utilizado una sociedad instrumental para facturar, práctica habitual en la televisión que consiste en crear una empresa para facturar por el trabajo de uno mismo y así evitar tributar por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Ahora, Jorge Javier SL, la empresa que apodera su cuñado Eduardo Hilbert, tiene un activo total de 5.355.906 euros y su sede en la calle Rollo, que es donde se ubica su escuela de canto, la única que si ha tenido pérdidas, al cerrar el ultimo ejercicio con -7.972,37 euros, pese a que el presentador le prestó en su día 250.000 euros para inyectarle capital. 

En 2013 esa escuela ya le dio más de un quebradero de cabeza cuando tuvo que sustituir el nombre de Liceo de la Voz por el de Laboratorio de la Voz porque Raquel Soto, la antigua directora de la escuela que le ha demandado por despido improcedente, tomara la decisión de registrar dicha marca en el registro de patentes. Lo que sí le marcha bien es su aventura teatral, para la que creó Laboratorio de la Voz Producciones como una marca dentro de Jorge Javier SL.

Además hay que recordar que Jorge Javier tiene a su nombre un chalet de cuatro plantas en la exclusiva zona residencial madrileña llamada La Florida, con una parcela de 2.326 metros cuadrados una vivienda que ocupa 465,72 metros cuadrados construidos (tiene una hipoteca por valor de 1,86 millones de euros y su valor de subasta es de 2.330.000) y un piso de 71 metros cuadrados en el céntrico barrio madrileño de Atocha, que hace poco estaba hipotecado por 249.813 euros y actualmente, según datos del Registro de la Propiedad, la deuda está cancelada y la propiedad está libre de cargas.

Comentarios