lunes 11.11.2019
Extraña contradicción

El 'mierda', dentro, y la 'favorita', fuera de Supervivientes

Entre los nuevos nominados está otra de las grandes favoritas, mientras la 'casa del árbol' se anima con Oriana Marzoli

José Luis se reencontró con sus compañeros.
José Luis se reencontró con sus compañeros.

¿Quién había dicho 'tongo'? Eso estuvo a punto de preguntar Jorge Javier Vázquez cuando leyó que la expulsada de la noche del jueves, y que por tanto tenía que regresar a España, no era otra que Gloria Camila, la mujer que, con Alba Carrillo, todo el mundo daba como una de las finalistas de esta edición de Supervivientes.

La hija de Ortega Cano apenas pudo reencontrarse durante un rato con su amado Kiko, y, para sorpresa del personal, éste fue su verdugo, ya que la audiencia le prefirió a él antes que a ella, quizás por la extraña relación que ha mantenido ésta durante las últimas jornadas con Laura Matamoros.

Curiosamente, la hija del colaborador de Sálvame fue una de las que más puso a parir a José Luis, al que la organización dio la posibilidad de elegir entre seguir o marcharse de la isla, ante la duda médica de que podría reproducírsele otro cólico nefrítico, y que decidió continuar. Antes de regresar junto a sus compañeros, que cara a cara le dieron un gran recibimiento, pudo escuchar en un vídeo cómo muchos de ellos le ponían a caldo.

Así, mientras Alejandro comentaba que el cocinero "tiene cosas que no son buenas", Laura lo catalogaba directamente de "mala persona" y afirmaba que "me dice manipuladora cuando él ha estado dándome comida a mi, a Gloria y a Alba por quedar bien, para no salir nominado. Es un valiente cobarde, valiente mierda es lo que es". No contenta con ello, la hija de Kiko Matamoros subrayaba que "lo peor que puedes tener al lado es una persona inculta", porque, según ella, las personas ignorantes se mueven exclusivamente por el dinero.

De los pocos que no le atacaron fueron Iván, que dijo que considera al cocinero un amigo, aunque también una competencia, y el peluquero Juan Miguel, que indicó que lo que a él le preocupaba era la salud del concursante, "lo primero es la salud". Eso sí, casi todos opinaron que no era muy justo el regreso de José Luis, después de pasar una semana en el hospital, por aquello de que no regresa en igualdad de condiciones. Alba Carrillo fue una de las más claras, "sería injusto que volviera", pese a que el interesado reiteró que durante estos días no ha estado comiendo nada, y que apenas se ha comunicado con el equipo del programa, exceptuando el médico. Se antoja difícil creer que no le dieran ni suero.

El programa dio además una vuelta de tuerca a la mecánica del concurso y, desde esta semana, la casa del árbol la habita además Oriana Marzoli. La exconcursante de 'Supervivientes' es la elegida para inaugurar la visita de los fantasmas, ya que el reality prepara nuevas visitas: la de un exconcursante de la presente edición y la de un famoso que se convertirá en el primer concursante confirmado de la próxima edición. Kiko, cuando esperaba ver a Gloria Camila, se encontró con ella, con la que tuvo sus rifirafes en Mujeres y Hombres y Viceversa, y le pidió que se levantara para saludarle, si es que realmente había madurado.

Eso parece igual de difícil que lo de José Luis, habida cuenta de que nada más llegar, y al ser preguntada por Jorge Javier Vázquez sobre cómo se encontraba, lo primero que dijo es que estaba fatal porque había salido del hotel muy bien peinada y que ya estaba hecha "un desastre". 

Peor sería sin embargo para Juan Miguel, Paola Caruso y Alba Carrillo, que son los nominados de esta semana. Uno de ellos será desterrado el próximo jueves a Cayo Paloma, a la casa del árbol donde el reality le ofrecerá una segunda oportunidad.

Comentarios