miércoles 11.12.2019
Dos las cuentan desnudos

Las proposiciones deshonestas que reciben los 'grandes hermanos' de la TV

Él ha hecho tríos y hasta orgías, mientras que ella se ha acostado también con tías y tiene un problema con el sexo anal

Petra y Cristian.
Petra y Cristian.

Ni Petra Adrover ni Cristian Fernández se llevaron el maletín de Gran Hermano Revolution, ni tan siquiera se hicieron ricos ("se gana una mierda, no me salió rentable estar zumbada un mes y medio", precisa ella, mientras que él aclara que "se gana poco más de 2.000 euros, y yo pedí una excedencia en mi curre para ir"), pero sí les sirvió el reality de Telecinco para cuando menos encontrar el amor. Desde hace tres meses son pareja. Él sigue de encargado de un Zara de caballeros en el centro de Barcelona, del que sólo ha salido en los últimos cuatro años para concursar en el programa, y ella hace bolsos y creó una empresa vacacional en Ibiza con su exmarido, que según cuenta se va a quedar él. 

Captura de pantalla 2018-04-18 a las 17.13.56

Los dos han decidido posar desnudos ahora para uno de los habituales reportajes erótico-festivos de Torito en Primera Línea, y ahí no sólo han hablado del programa (ella reconoce que "me gustó todo de Gran Hermano menos el día de mi expulsión, porque no trajeron a nadie de mi familia y permitieron que el público se me echara encima y me dejaron en el hotel tirada y sin ayuda") sino, sobre todo, de sexo, de mucho sexo.

La última edición de G. H. también les sirvió para separarse de sus respectivos. Así, Petra recuerda que "mi ex y yo estuvimos juntos cinco años y medio pero nunca nos casamos legalmente sí por un rito chamán. Dijo que no quería saber nada de mí durante el reality para que le dejaran en paz los de Sálvame, pero cuando salí vino a chuparme el culo, me pidió que volviera pero a mí ya no me atraía nada y le dejé", y él que "llevaba dos años con mi ex, a la semana de salir de Gran Hermano lo dejamos porque entre las familias había habido conflictos porque ella se abrió un canal de youtube y a mi familia no le gustó".

Captura de pantalla 2018-04-18 a las 17.14.52

Cristian cuenta entonces cómo fue la primera vez que hizo el amor con Petra, "fue cuando le di un masaje y nos salió un festival", y ella puntualiza que "terminamos follando, fue increíble", al tiempo que asegura que "yo no volví a acostarme con mi ex, no tuve más relaciones fuera".

Y eso que proposiciones no les han faltado a ninguno, ya que Cristian asegura que "una productora de cine porno me propuso hacer una película por 8.000 euros y ni me lo planteé", y ella revela que " mí un tío me ofreció 4.000 euros por hacerle un streptease, y en Ibiza he estado cinco años y he recibido muchas proposiciones indecentes de gente muy importante. Me han propuesto de todo. He llegado a estar en un restaurante y un tío querer darme pasta por acostarme con él mientras mi chico estaba en la mesa comiendo. Supongo que se pensaba que era puta porque iba con un vestido muy sexy".  Petra reconoce que por dinero sólo haría una cosa, "vender mis bragas usadas si me lo ofrecieran".

Captura de pantalla 2018-04-18 a las 17.15.48

La ibicenca no se cierra a nada en materia de sexo, "en Ibiza he tenido relaciones completas con una buena amiga, hice todo lo que se podía hacer. Yo había tenido sueños eróticos con tías pero con ella hubo 'feeling'. Una noche me dijo, ¿te puedo comer el coño? y acepté, me comió antes el lado de abajo que el de arriba, me lo comió mejor que un tío", aunque, por si acaso aclara que "no soy ni bisexual, me gusta el miembro masculino, me vuelve loca, donde haya un buen rabo que se quite un remeneo o unas tijeras, e incluso he tenido muchísimas proposiciones de parejas casadas para estar conmigo". 

Algo parecido a lo que le pasa a Cristian, "yo he hecho dos tríos con dos mujeres, una era bisexual y la otra lesbiana. Hice una orgía con 19 años con dos futbolistas y cinco tías, ellas estaban encantadas, todos nos las follamos". Sobre el sitio más raro donde lo hizo afirma que fue "en el descansillo del terrado y en el baño de un avión", mientras que ella recuerda haberlo hecho en una piscina que resulta que luego me vio la gente, también en unos matorrales, en un baño público y tocamientos fuertes en un ascensor".  

Captura de pantalla 2018-04-18 a las 17.16.31

Sobre la relación entre ambos, el catalán dice que "me encanta cogerla por el pelo y darla cachetes", y señala que "alguna vez comiéndoselo, le he metido la nariz dentro, pero tiene un culo mágico", y ella destaca de él que "es muy bueno comiéndome los bajos. Tiene buenos labios y buena nariz. Me pone su pene, su culo y sus labios, y me gusta hacerlo yo encima y también a cuatro patas y que me bese los pechos, que por cierto no son operados". Donde tiene problemas es en el sexo anal,  "lo he probado dos o tres veces pero una vez hasta me caí al suelo de dolor, lo pasé mal. Aparte tuve una operación allí abajo y me da miedo volver a hacerlo porque está pequeñito". 

Comentarios