Miércoles 12.12.2018
Le deja sin nada

Kiko Hernandez 'arruina' por completo a Kiko Matamoros

El colaborador de Sálvame le 'arrebata' a su excompañero todas sus casas y su dinero

Kiko Hernández y Kiko Matamoros, cuando fueron a ver la función de Jorge Javier Vázquez.
Kiko Hernández y Kiko Matamoros, cuando fueron a ver la función de Jorge Javier Vázquez.

'Ten amigos para esto'. Eso debería pensar Kiko Matamoros, si es que alguna vez hubiera considerado como tal a Kiko Hernández. En el caso de éste parece que tampoco está por la labor de prolongar su 'amistad' en el tiempo, a raíz de lo que se atreve a decir de él en el programa en el que sigue trabajando en Telecinco. 

Y es que el colaborador de Sálvame, que suele caracterizarse por ser uno de los más polémicos de la nómina del espacio que presentan Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla o cualquier otro, según les venga en gana cada día, ha vuelto a soltar una de sus 'bombas' informativas, aunque parece que esta vez no suficientemente contrastada.   

Por supuesto la supo rodear del misterio típico de todas las noticias 'importantes' que da el programa y por eso apareció en pantalla destrozado, cabizbajo, triste, porque, según él, tenía una información muy preocupante que afectaba a alguien que él apreciaba mucho.

Ese no era otro que su excompañero de programa, del que dijo que estaba a punto de perderlo todo, sus casas, su dinero, todo. Como era de esperar, Sálvame jugó durante una hora a averiguar el nombre del ex colaborador que, supuestamente, estaba en la ruina, ya que el informante alegó que él no era quién para dar esa información, porque era, ante todo, muy leal a sus amigos, pero finalmente terminó confesando que Kiko Matamoros iba a perder su casa por una deuda que no ha pagado pero también aseguró haber hablado con su ex compañero y que lo había negado todo.

Minutos más tarde, el mismo Matamoros llamó al programa, enfadado con el que se supone que es su amigo. El marido de Makoke sí reconoció que debe un millón de euros a Hacienda pero que está tranquilo puesto que, según él, económicamente le va mejor que nunca.

El principal argumento de lo que decía era que si estuviese tan mal económicamente como decía Kiko Hernández no habría dejado de colaborar en Sálvame y no hubiera rechazado participar en la próxima edición de Supervivientes, cuando por ir a esa isla de Honduras le iban a pagar 30.000 euros.

Comentarios