martes 12.11.2019
Peleas entre concursantes

Insultos y agresiones en la isla de Supervivientes

Alba Carrillo, su madre, Gloria Camila, Kiko, Laura Matamoros y Paola Caruso, al borde de un ataque de nervios

Alba Carrillo y Kiko, en plena discusión.
Alba Carrillo y Kiko, en plena discusión.

Pronto, muy pronto, han empezado a perder los nervios los concursantes de Supervivientes, a los que todavía no se puede decir que el hambre les está afectando. En vez de un resort, al que han ido unos famosos a ganarse unos dineros y a perder unos kilos, la isla hondureña parece un campo de batalla en el que todo vale.  

Al programa le ha venido bien sin embargo tanta trifulca ya que así le dio juego la tercera gala semanal que Jorge Javier Vázquez y Lara Álvarez pusieron en marcha este martes. En esa Tierra de Nadie, como la han bautizado, hubo gritos, insultos e incluso manotazos, aunque parece que, al menos de momento, todo está permitido.

Las rencillas no fueron generales sino que parecen estar concentradas en tres parejas, Alba Carrillo y Lucía Pariente, Gloria Camila y Kiko Martínez, y Laura Matamoros y Paola Caruso. Por el contrario, otros, como Bigote Arrocet, siguen a lo suyo, con tranquilidad absoluta y con el único dilema de si afeitarse o no su famoso mostacho, algo que finalmente hizo. 

Todo empezó con un encontronazo entre Alba Carrillo y Kiko Martínez que subió y subió de nivel hasta convertirse en una guerra entre parejas, con insultos y agresiones verbales que comenzaron con la frase “a mí no me toques les huevos que mi padre no ha estado nunca en la cárcel” que pronunció Alba Carrillo. A partir de ahí, Gloria Camila, hija de Ortega Cano, fue directa a por ella. Empujón, manotazos y muchos gritos. La superviviente protagonizó una pequeña agresión que le podría haber costado su permanencia en el formato, al tiempo que le decía a la presentadora que “para hablar de mi padre te lavas la boca que el sí que tiene un currículum no como tú”.

Kiko Martínez defendió a capa y espada a su novia y para eso no dudó en tirar también de polémicas del exterior, “tú te has buscado un bombo para vivir a costa de él y buscas a hombres para agarrarte al mundo este. A ti te sale más rentable un tenista y el bombo de otro”. Esa afirmación del pretendiente de Mujeres y Hombres y Viceversa puso de los nervios entonces a Alba y la organización del formato decidió imponerles una sanción a todos los implicados menos Lucía Pariente, madre de Alba Carrillo. Debido al empujón, Gloria Camila ha sido la que ha salido más perjudicada ya que ha abandona Tierra de nadie para empezar su supervivencia en el Infierno, la peor zona de la isla hondureña.

Así, la hija de Ortega Cano tiene que separarse de Kiko Martínez, su novio, que a su vez se encargará de alimentar a Alba Carrillo que estará clausurada en una zona restringida de la isla. Esa misma sanción la sufrieron el año pasado Suso y Yola Berrocal, y en aquel entonces no lo llevaron nada bien. 

Y por si no fuera poco, en el equipo azul, que se encuentra en el Cielo de Supervivientes 2017, también tuvieron su particular enfrentamiento al sentirse molesta Laura Matamoros por la supuesta nominación que le había hecho Paola Caruso. A la hija de Kiko Matamoros no le gustó ni un pelo que la italiana le nominara, y le repitió varias veces que “eres una puta falsa”. La discusión fue subiendo de tono hasta que las dos supervivientes se encararon cabeza con cabeza. Por suerte, todo quedó en un encontronazo aislado y la organización no se ha visto obligada a tomar cartas en el asunto.

Comentarios