miércoles 19/1/22

Guillem, ganador de la novena edición de MasterChef Junior

Guillem, ganador de MasterChef Junior 9, en una edición marcada por el fallecimiento de Verónica Forqué y la polémica de sus imágenes 

MasterChef Junior  (1)

Tras brillar en el duelo final Guillem se proclamaba ganador de “MasterChef Junior 9” en una final determinada por la cocina de vanguardia y tradicional con la presencia del reconocido cocinero, Eneko Atxa. Un programa marcado por la decisión de la productora de eliminar las escenas en las que aparecía Verónica Forqué.

El pequeño de 12 años, que se hacía con una beca de 12.000 euros para continuar su formación y un curso de cocina de cuatro días en el prestigioso Basque Culinary Center, se llevaba el título tras lucirse en una final más seria y formal que los programas anteriores de esta novena y corta edición.

La cadena de televisión pública decidió poco tiempo después eliminar la aparición de las imágenes grabadas de Forqué como invitada en “MasterChef Junior” y en “Maestros de la Costura” tras su reciente, pero, sobre todo, polémico fallecimiento.

Tras analizarlo, Televisión Española acordó eliminar las escenas en las que participaba la actriz, quien concursó en la última edición del “MasterChef Celebrity 6”, y que se quitó la vida el 13 de diciembre en su domicilio de Madrid, debido a las numerosas críticas que recibió tanto la cadena pública como el programa por una presunta exhibición inadecuada de la imagen de la actriz.

Decisión que han recriminado algunos espectadores en redes sociales, apostillando que dejar sus imágenes hubiera sido un “gran homenaje”. “Que no pase desapercibido el gran manejo de tijeras del editor de vídeos para hacer desaparecer a Verónica Forqué”, escribían otros vía Twitter.

En esta novena edición, la productora también decidió volver a la tónica de sus programas iniciales ya que, en vez de tener seis programas como era habitual, se han reducido a cuatro coincidiendo con el final de las vacaciones de Navidad.

UN VIAJE POR LA HISTORIA

La noche comenzaba viajando al Antiguo Egipto, en cuyo escaparate se escondían los ingredientes que ya se utilizaban en la época de los faraones y que los cuatro finalistas integrarían en sus platos durante el cocinado. En la primera prueba, los cuatro finalistas, Olivia, Carla, Guillem y Ariel, tenían que “Seguir al Chef” para reproducir un postre del chef Martín Berasategui (tres soles Repsol y doce Estrellas Michelín), cocinando al mismo ritmo que él.

La primera prueba, marcada por las grandes actuaciones de Guillem y Carla, y con Olivia y Ariel totalmente perdidas, terminaba con el catalán logrando la primera chaquetilla de la noche. Como resultado de su gran destreza y los halagos del jurado y de Berasategui, Guillem con su plato “Gracias a Berasategui”, lograba el pase directo al duelo final.

“No he visto nada parecido a un chaval tan joven y dar en la diana tan bien como lo has hecho tú”, valoraba el multiestrellado cocinero vasco sobre el aspirante catalán.

“Has trabajado como había que trabajar, has ayudado a tus compañeros como debe ser. En ti ya veo un auténtico cocinero”, le decía Jordi, opinión que compartía el resto del jurado, “es un plato de una persona mayor”, apostillaba Samantha, antes de colocarle la chaquetilla de duelista, una victoria que dedicaba a toda su familia.

BATALLA POR LA ÚLTIMA CHAQUETILLA

Mientras Guillem tenía tiempo para mentalizarse de cara al duelo final, las chicas aspirantes se enfrentaban a una nueva y exigente prueba de exteriores que se llevó a cabo en el restaurante Compartir en Cadaqués (Gerona), basándose en un menú diseñado por el trío de cocineros Oriol Castro, Eduard Xatruch y Mateu Casañas, propietarios de este restaurante y del Disfrutar en Barcelona.

Cada concursante prepararía dos platos que, posteriormente, degustarían once de los concursantes de la última edición de “MasterChef Celebrity”.

Carla, por ser la segunda clasificada de la prueba anterior, fue la primera en elegir platos decantándose por sardinas marinadas con frambuesa, remolacha y pistacho; y salmonete con puré de suquet.

Por su parte, Ariel eligió el plato entrante, una ensalada de envidias con queso gorgonzola y un cuarto plato compuesto de navajas con vinagreta de hongos y piñones.

Finalmente, Olivia llevó a cabo, por un lado, el buey de mar con aguacate y huevas de trucha, y, por otro, el postre, plátano con yogur y galleta de cacao.

Tras 180 minutos de prueba y los consejos de los cocineros, el jurado proclamaba a Carla como segunda duelista de la noche. “No solo has reproducido fielmente los platos, sino que además has sido capaz de hacerlo tan rápido que has podido ayudar a tus amigos. Enhorabuena trabajas como una persona mayor”, reconocía Pepe a la ciudarrealeña.

GUILLEM Y CARLA, EL DUELO POR LA FINAL

En la tercera y última prueba del programa la tensión crecía y los nervios inundaban las cocinas de "MasterChef". Unas cocinas que se llenaban de aplausos y vítores por parte de todos los participantes de la edición, así como de las familias de las dos finalistas para animar a las duelistas.

Tras 120 minutos de máxima concentración, Guillem presentaba un menú inspirado en su tierra, Cataluña mientras que Carla lo hacía en homenaje a la Mancha, sobre todo a su pueblo, Carrizosa (Ciudad Real).

Tras los halagos del jurado y de Eneko Atxa, y arropados por sus compañeros de edición y familiares era Pepe, como manda la tradición, el encargado de pronunciar el nombre del ganador: “¡Guillem!”. 

Comentarios