viernes 03.07.2020
¿Pocas o demasiadas?

Las grandes decepciones de la temporada televisiva

TVE ha contado el mayor número de fiascos, aunque nombres como Toñi Moreno, Ares Teixidó o Cristina Pedroche no pudieron evitar otros en las privadas

Los protagonistas de 'iFamily'.
Los protagonistas de 'iFamily'.

Es hora de que las estrellas televisivas y los grandes formatos se cojan vacaciones (algunos ya han empezado y otros lo harán desde el próximo lunes), y también de hacer balance de una temporada televisiva que ha tenido más luces que sombras pero que ha contado también con algún fiasco que otro, que en algunos casos ha sido algo más que una decepción. 

La cadena que más ha experimentado, pero que también más fracasos ha tenido, ha sido TVE. En busca de la audiencia perdida, la pública ha probado en todos los campos, pero sobre todo ha intentado por todos los medios recuperar el género musical para su parrilla. Eso sí, practicamente sin éxito alguno.

Ejemplo de ello han sido El gran reto musical y Fantastic Duo. El primero, presentado por Eva González, la mujer que sí ha triunfado una vez más con MasterChef, lo estrenó el 23 de enero con un 10,3%, que fue su mayor cuota. A partir de ahí nunca alcanzó los dos dígitos e incluso en su penúltima emisión firmó un pobre 7,3%. 

Peor aún fue el comienzo de Fantastic Duo, el programa que suponía el regreso al medio de Nuria Roca, la gran favorita para conducir el nuevo Operación Triunfo, que se estrenó el 10 de mayo con 1.357.000 espectadores y un 9,7%, que al final sería la mejor cuota de pantalla de todas su ocho emisiones, con registros que no llegaron ni al 7% y que casi siempre estuvieron rozando el millón de espectadores.

Lo malo para TVE es que no sólo los formatos musicales no le funcionaron (excepción hecha de Operación Triunfo: El Reencuentro), sino que tampoco otros de entretenimiento puro y duro, empezando por El Acabose de José Mota, al que parece que, después de su fallida serie, sólo le funcionan los de sus clásicos sketches. En esta ocasión, los diez programas acabaron con una media de 1.519.000 espectadores y un 8,7% de cuota, una cifra muy baja para el prime time de La 1.

Entretenimiento, musicales y ficción

Otro estreno, mucho menos mediático, fue el de El árbol de los deseos, que cuando menos nos dejó ver a un Edu Soto que demostró que lo mismo sirve para un roto que para un descosido. Estrenado el 11 de marzo, con 1.134.000 espectadores y un 8,5% de cuota, ya nunca volvió a pasar del millón de fieles en sus ocho entregas. 

Ese formato para niños se estrenó el mismo día, en el 'prime time' de los sábados, que Jugando con las estrellas, con el que La 1 también recuperaba para la televisión a Jaime Cantizano, al margen de la gala de Eurovisión que había conducido previamente. Reunir a famosos con sus hijos tampoco parece que interesó a la audiencia. Debutó con 1.587.000 seguidores y un 9,9% de cuota, y a partir de ahí fueron cayendo sus cifras. 

cantizano

Peor incluso le han ido las cosas a No es un sábado cualquiera, que se estrenó este mes de junio y apenas sobrepasó los 800.000 espectadores, con un escaso 6,2% de cuota, y que una semana más tarde firmó 707.000 espectadores y un 5,5% de cuota. Esas dos emisiones le bastaron a TVE para determinar que no se grabarían más programas de los ocho que ya se tenían, poniendo así fin, al menos de momento, a la experiencia como presentador de Fernando Gil.

En la ficción, a la pública le sucedió casi lo mismo, han fallado tanto súper producciones como otros proyectos más humildes. Entre las primeras destacó 'Reinas', la primera creación de Indiana Pictures, la productora en la que figura como administrador único Paul Jongen Pascal y no José Luis Moreno, el verdadero creador, ya que en teoría éste no puede firmar acuerdos de producción con la cadena pública por sus presuntas deudas con el fisco español. Los 900.000 euros por capitulo no impidieron que se convirtiera en el segundo peor estreno de una serie de producción propia en La 1, con 1.947.000 espectadores y un 11% de cuota. Al final, sus seis entregas se saldaron con una media de 1.270.000 seguidores y un 7,4% de cuota.

Captura de pantalla 2017-06-29 a las 18.41.00

Esos registros fueron incluso peores que los de 'El final del camino', la ficción en la que se construía la Catedral de Santiago, que, con menos pompa que la anterior, debutó el 11 de enero con 2.177.000 espectadores y un 13% de cuota. Sus ocho episodios terminaron dándole a la cadena una media de 1.392.000 espectadores y un 8,4% de 'share'. 

A la única serie que ganó 'Reinas' fue a 'iFamily', por mucho que su reparto lo encabezaran Antonio Resines, Antonio Garrido y Raúl Fernández. Las andanzas de esta familia comenzaron el siete de marzo, con 1.520.000 espectadores y un 8,7% de cuota, y acabaron, después de un total de ocho capítulos, con una media de 897.000 seguidores y un 6,3% de cuota, registros ínfimos para una cadena generalista como TVE.

Las privadas

Aunque la pública acaparó la mayor parte de los fiascos televisivos de la temporada, tampoco hay que olvidar alguno significativo de las privadas, con nombres 'ilustres' como el de Cristina Pedroche, a la que no le funcionó Tú sí que sí. El talent se estrenó el 10 de enero con 872.000 espectadores y un 5,7%, registros inferiores a la media de La Sexta, y, tras cambio de día incluido, concluyó el 1 de marzo con 783.000 y un 5,5%. 

Otro rostro conocido como el de Toñi Moreno se estrenó en Antena 3 con El árbol de tu vida, con el que pretendía emular la 'fórmula Bertín'. El debut con Antonio Banderas, el 29 de marzo, fue lo único salvable, ya que tuvo 2.171.000 espectadores y 14,5% de cuota. Dos semanas después, en la última de sus entregas, se despedía con Francisco Rivera Ordóñez con 1.008.000 y un 7%. La cadena no quiso esperar más sabiendo que además ella había fichado por Mediaset. 

alejandro

En esa misma cadena fracasó también El amor está en el aire, espacio que pretendía recuperar la esencia de Lo que necesitas es amor, pero con Juan y Medio y Ares Teixidó. Debutaron el 4 de octubre con 1.817.000 y 14,1%, y a partir de ahí fue cayendo hasta despedirse el 6 de noviembre, en su sexta entrega, con 507.000 fieles y un 6,8% de cuota. La media de todas ellas fue 1.134.000 seguidores y un 9,8%.

Lo que pocos esperaban era que pinchara también un formato que parecía tocado por una varita mágica hasta ahora como había sido Top Chef. Las 13 galas se saldaron con una audiencia media de 1.730.000 y un 13,2% de cuota, las peores cifras de las cuatro temporadas emitidas hasta ahora.

Nada que ver sin duda con un experimento como Tú, yo y mi avatar, de Cuatro, el 'dating show' que presentó Luján Argüelles, que batió el récord de menor duración al estar sólo dos semanas en pantalla. El 9 de enero se estrenó con 1.084.000 espectadores y 6,5% de cuota, y siete días después se despedía con 677.000 seguidores y un 4,3% de 'share'.

avatar

Tampoco funcionó en esa cadena Proyecto Bullying. Por mucho que estuviera en el mismo Jesús Vázquez y se emitiera después de haber sido retirado previamente por la Fiscalía, se estrenó el 21 de febrero con 1.175.000 espectadores y un 6,5% de cuota. A partir de ahí ya nunca llegó al millón ni al 6%.

En Telecinco, donde se suele arriesgar menos al tener una parrilla muy consolidada, quizás la mayor decepción la está protagonizando ahora All you need is love... o no, por mucho que se le haya dado la vuelta al formato, restando protagonismo a la gente anónima y dándoselo a los famosos. El espacio que presenta Risto Mejide se estrenó el pasado 8 de mayo, con 1.783.000 espectadores y un 14,1%, y a partir de ahí nunca volvió a pasar de 1,4 millones y de un 12,6%.

Comentarios