lunes 14/6/21
EN ENERO DE 2015

El Gobierno puede dejar a los españoles sin TV

Sólo podrían verse canales en HD y 13 TV, Boing, Energy, ETB y dos locales

La nueva resintonización puede llegar tarde
La nueva resintonización puede llegar tarde

Primero salió lo de los 20-30 euros que, según la Administración, le iba a costar a cada ciudadano el adaptar de nuevo las antenas, aunque profesionales del sector aseguraban que la cifra podría elevarse a los 200 euros por hogar. Ahora, directamente, que los españoles se pueden quedar practicamente sin televisión, a partir del próximo 1 de enero, también por culpa del famoso Dividendo Digital, ya saben lo de la convivencia en armonía a través de la misma antena de la TDT y los sistemas 4G de telefonía móvil.

Lo que parece una especie de "guerra de los mundos" de Orson Welles (para muchos sería casi peor quedarse sin televisión que el que llegaran los marcianos a la Tierra), tiene a día de hoy muchos visos de producirse por culpa de la lentitud con la que parece que está actuando en este tema el Gobierno de Rajoy. 

Y es que ese Dividendo digital contemplaba desde un principio que a partir del 1 de enero de 2015 la TDT ocupase como máximo los canales del 21 al 60, dejando libre la banda alta (la comprenden los canales del 61 al 69) para los sistemas 4G.

Si el pasado 6 de mayo nueve canales de TDT decían adiós para siempre, a partir de ese primer día del próximo año los telespectadores podrían quedarse, por esa lentitud en el proceso de liberalización del espacio radioeléctrico, sin la mayoría de los restantes.

Sin solución

En el plan gubernamental se indicaba que el "apagón" de los canales de banda alta, entre los que se encuentran los operadores con mayor audiencia en España, estaba previsto para el pasado 1 de enero, pero los retrasos se han ido sucedienco en la aplicación del Dividendo.

Según el vicepresidente de AIER (Asociación Profesional de Instaladores, Electricistas, Energías Renovables y Telecomunicaciones de La Rioja, José Antonio Martínez, "todo empezó a tratarse cuando Rodríguez Zapatero era presidente del Gobierno, pero lo cierto es que nos está pillando el toro».

Lo peor de todo es que los ciudadanos no pueden solucionarlo esta vez por sí solos, siendo previsores y encargando a algún especialista que les resintonice la antena, ya que ningún técnico puede ahora mismo solucionar el problema debido a que de momento nadie sabe cuántos amplificadores hay que instalar para adaptar la antena.

Para ello se necesitaría un Plan Técnico detallado, el mismo que el Ejecutivo está demorando una y otra vez, pese a que el próximo 1 de enero tendría que estar finalizado todo el proceso. Y el problema radica en que ese texto debería estar listo al menos medio año antes de empezar a operar en las antenas, porque los fabricantes tendrían que tener el material necesario.

23 canales menos

En ese texto que reclaman los instaladores tendrían que estar debidamente descritas todas las actuaciones que habría que llevar a cabo en todas las antenas de edificios de más de seis viviendas, pero parece más que complicado, a este ritmo, que esté dispuesto para la presunta fecha límite para ello, que no es otra que el próximo 1 de julio.

Para el citado José Antonio Martínez casi es imposible que el Ejecutivo de Rajoy pueda llegar a tiempo, ya que «mucho me temo que es una labor sorda, porque no veo que el Gobierno anticipe nada por el momento».

Si esos temores se confirmaran, y de cumplirse el "apagón" el 1 de enero de 2015, sólo se podrían mantener en activo cinco canales: 13 TV, Boing, Energy, los locales TVR y Popular TV, el autonómico vasco ETB.

Lo único que podría en algunos casos, dependiendo de los televisores, poder captar la señal de los generalistas, es que también seguirían en activo los que emiten en Alta Definición (los que acaban en ‘HD’), algo que ahora mismo cumplen TVE, Antena 3, Telecinco, Cuatro y La Sexta. El resto desaparecerían con la última campanada de 2014.

Por motivos como ese es por lo que los instaladores reclaman, además, que la Administración lance una campaña informativa para que los ciudadanos sean conscientes de lo que está por venir si finalmente el Dividendo no se aplica en fecha, que no es ni más ni menos que la desaparición de 16 canales de televisión y siete de radio de los televisores de los hogares.

Comentarios