miércoles 26/1/22
62º EDICIÓN

Eurovisión 2017: triunfo histórico de Portugal, ridículo español

El cantante portugués Salvador Sobral -  con la canción 'Amar pelos dois'- se alza con el triunfo. Bulgaria ocupó el segundo puesto. La favorita italiana no convenció ni a jurados ni al voto de la audiencia. Una terrible actuación del cantante español Manel Navarro le mantuvo en el esperado último puesto

Eurovisión 2017. | Twitter Eurovisión
Eurovisión 2017. | Twitter Eurovisión

Las encuestas auguraban el debacle de España en Eurovisión y Manel Navarro no ha defraudado a éstas. El español y su ‘Do it for your lover’ quedó el último lugar con cinco puntos. La sorpresa de este año fue Portugal que, tras más de siete años sin competir en el Festival, ha conseguido ganar por primera vez en su historia gracias al modesto Salvador Sobral. Un espontáneo, el ‘gallo’ del español, los plagios y la ironía del lema de la noche, “celebramos la diversidad”, fueron los protagonistas de una de las noches del año más comentadas en las redes sociales.

El cantante Salvador Sobral con su ‘Amar pelos dois’ (Amar para dos) arrasó en la 62º edición del Festival de Eurovisión. El portugués partía como favorito y conquistó tanto al jurado como a los ciudadanos europeos que votaron . En total, consiguió 758 puntos, la puntuación más alta en la historia de Eurovisión.

El luso de 27 años les a dado con un canto en los dientes a todos aquellos que pensaban que el festival se regía por la política. Además, éste terminó de ganarse a la audiencia cuando, una vez proclamado ganador, volvió al escenario donde cantó con su hermana la canción que ha devuelto a la ilusión a Portugal. Por su parte, Bulgaria ocupó el segundo puesto mientras que Italia, una de las favoritas, no terminó por convencer ni al público ni al jurado.

Sin embargo, esta alegría portuguesa se vio eclipsada durante toda la noche, sobre todo en España, gracias al ‘gallo’ de Manel Navarro, el representante español. Su mala posición en el 'ranking' estaba más que cantada. Incluso sus ensayos fueron calificados como “desastrosos” en más de alguna ocasión. Aun así, el joven catalán salió con energía y con la intención de transmitir el buen rollo de su canción: 'Do it for your lover’. Sin embargo, a mitad de la canción, su ‘gallo’ hizo abrir los ojos de golpe a más de un espectador que se había quedado adormilado mientras sonaba el tema español

A partir de este momento, las redes sociales, sobre todo Twitter, comenzaron a arder con comentarios, chistes y ‘memes’ sobre el desafine de Navarro. De hecho, hasta el propio artista publicó un tuit al poco tiempo de terminar la actuación y se tomó a risa su “momento estelar”. Al final de la noche, las previsiones se cumplieron y Manel quedó en última posición con 5 puntos, algo que lo le ocurría a España desde 1999 con Lydia y su tema ‘No quiero escuchar’.

Aun así, la noche dio para más, sobre todo cuando un espontáneo con una bandera australiana atada al cuello apareció en el escenario durante la actuación de Jamala -ganadora de Eurovisión 2016- y se bajó los pantalones llegando a enseñar el trasero.

Por norma general, en las anteriores ediciones del Festival de Eurovisión no es extraño encontrar canciones que tienen ciertos parecidos a otros éxitos que ya han triunfado. Este año los supuestos plagios también han estado a la orden del día.

Las copias más claras de este año han venido de la mano de Bélgica, Suecia y Alemania. Laura Tesoro representó al país belga con el tema 'What's The Pressure', una canción muy similar a 'Sax' de Fleur East. Suecia y Alemania hicieron lo mismo pero ésta última ha sido una de las más criticadas por los usuarios de las redes sociales ya que la canción era prácticamente idéntica a 'Titanium', éxito de Sia y David Guetta.

La ironía de la “celebración de la diversidad”

El espectáculo estuvo marcado por el lema “celebramos la diversidad”. Sin embargo, muchos críticos y usuarios deTwitter señalaron esto como “ironía” al ser la primera edición en la historia del Festival en la que la gala era presentada por tres hombres y todos ellos blancos.

Además, los ucranianos celebraron una de los peores festivales que se recuerdan en los últimos años con espectáculos poco llamativos y aburridos, nada que ver con el humor sueco que caracterizó la edición del año anterior.

Comentarios