miércoles 8/12/21

Mientras en España casi se conforma nuestro baloncesto con que se emita en TV, sin importar mucho si les dan o no dinero por ello, en Estados Unidos la NBA parece haber realizado el negocio del siglo ya que, como han adelantado el 'Wall Street Journal' y el 'New York Times', han firmado un acuerdo para ceder sus derechos televisivos hasta 2025 por la friolera de 24.000 millones de dólares.

Esa sería la cantidad que la propietaria de ESPN , ABC y máxima accionista también de Turner (TNT) va a pagar para que se mantengan las retransmisiones en todas estas cadenas y sin importarle el hecho de que hasta el momento la cifra que venía pagando no pasaba de los 485 millones por temporada, más otros 445 que aportaba la TNT, casi la mitad o una tercera parte de lo que abonará ahora.

Parte de esos ingresos irán por convenio al bolsillo de los jugadores y se distribuirá a través de un aumento en el margen salarial. 

El acuerdo podría haber estado detrás de grandes operaciones como la venta de los Clippers a Steve Ballmer por unos 2.000 millones, y hasta podría haber influido en contratos como el de LeBron James por Cleveland, Gordon Hayward por Utah Jazz o Chandler Parsons por los Dallas Mavericks.

Y es que los grandes beneficiados de este contrato son los propios jugadores ya que a ellos les corresponde el 50% del BRI (Basketball Related Income), un balance de ingresos en el que entra directamente el dinero obtenido a través de contratos televisivos. El BRI engloba los ingresos generados por NBA, NBA Properties y NBA Media Ventures, que incluye lo obtenido por venta de entradas, derechos televisivos y hasta explotación de parkings o palcos de lujo y venta de bebidas en los pabellones.

Comentarios