domingo 5/12/21
LA IRA DE LA COLABORADORA

Curri Valenzuela, una grúa, un chivato y un matón

La periodista ha puesto el grito en el cielo y ha pedido cabezas en RTVE por haberse llevado su coche una grúa

curry
Curry Valenzuela.

A veces la realidad supera a la ficción. Ni el mejor guionista podría haber escrito la historia que protagonizó Curri Valenzuela en la delegación de RTVE en Málaga, a donde había acudido para intervenir en Las mañanas de RNE. Porque el Congreso tiene en estos momentos interrumpidas sus sesiones, porque de lo contrario el asunto habría llegado al Parlamento para que interviniera en el caso.

Lo que en principio no tenía que ser más que una intervención sin más ha terminado convirtido en todo un cataclismo en el ente público, donde los trabajadores se han sentido ofendidos por los insultos de la contertulia, que incluso ha pedido que rodaran cabezas por culpa de... una grúa municipal.

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de diciembre, cuando Curri Valenzuela se desplazó a la Unidad Informativa de Málaga para intervenir en Las mañanas de RNE que dirige y presenta Alfredo Menéndez. Durante el programa nada hacía presagiar la que se avecinaba cuando, al acabar el mismo, la colaboradora se dirigió hacia su coche y se percató de que se lo había llevado la grúa municipal por estar aparcado en un vado de RTVE sin ningún distintivo que acreditase su pertenencia a este medio de comunicación.

Lo que no sorprendió a nadie en el lugar, habida cuenta de que al parecer es algo que suele ocurrir habitualmente con los vehículos de los propios trabajadores de esa Unidad Informativa, que eran avisados por vecinos o compañeros de que la policía los estaba multando o la grúa se llevaba sus coches porque se habían olvidado de colocar su acreditación, fue casi una declaración de guerra para Curri Valenzuela.

La veterana periodista montó en cólera, y varios trabajadores de la Unidad, como ha denunciado el sindicato UGT, la oyeron esa misma mañana, "gritando por teléfono para enterarse en primer lugar de quién había llamado a la policía, y después para tachar de idiotas a los agentes por haberse llevado su coche".

Al parecer, en ningún momento se le pasó por la cabeza la idea de que ella había sido la culpable, al haber aparcado en un vado sin identificarse, por lo que, según el sindicato, "siguió y siguió buscando culpables, calentándoles la cabeza a los jefes de Madrid, que de inmediato le leyeron la cartilla al director de RTVE Andalucía, Jerónimo Fernández Pachón".

Eso sí, según cuentan esos trabajadores, Curri se quejó en concreto del técnico de RNE que, según ella, la dejó sola en el estudio con el micro abierto, cuando al parecer simultaneaba el control del programa en el que había intervenido con el informativo local, ya que los dos coincidían en horario y nadie había avisado de la intervención de la periodista desde los estudios de Málaga ese día. 

Denuncia en los medios

Ahí no pararon las reclamaciones de Curri Valenzuela, que para hacer valer más su voz ha llegado a recurrir para contar su historia y su disgusto, “al ser festivo en Andalucía, el aparcamiento se encontraba prácticamente vacío y de las cuatro plazas disponibles solo estaba ocupada una cuando yo llegué y dejé el coche perfectamente aparcado".

Lo que no contó era que se trababa de un vado y que su vehículo no tenía acreditación alguna que lo identificase como perteneciente a un trabajador de la empresa. Al no tener esa condición era imposible que la tuviera, ya que es una colaboradora más.

La periodista fue más allá y aseguró que no volvería a ese centro territorial "por si la próxima llaman a un matón". Esas palabras no han gustado ni un ápice a los trabajadores de la Unidad Informativa de Málaga, para los que la dirección ya ha dado un toque.

A partir de ahora, cuando alguno de ellos tenga la más ligera intención de llamar a la grúa para que se lleven del vado algún coche sin acreditación deberán ponerse en contacto primero con el director del Centro de RTVE en Andalucía para que dé su autorización. Quizás por si vuelve a ser el de Curri.

Comentarios