martes 18/1/22
Hasta en dos ocasiones

La madre de una concursante de Supervivientes intentó suicidarse

Confiesa también que antes creía que era ninfómana y que ahora está "cerradísima" al sexo

maite
Maite, cuando Sandra Barneda la echó de un plató.

Por mucho que ahora no haya edición del reality a la que promocionar, siempre está bien salir en los medios, sobre todo si tu hija está en estos momentos concursando en otro programa de Telecinco como Supervivientes. Eso es lo que ha debido pensar Maite Galdeano, que ha concedido una entrevista a una revista en la que, por contar, cuenta hasta que una vez intentó suicidarse.

La ex miembro de la familia numerosa de Gran Hermano asegura que los dolores que sufre debidos a la fibromialgia que le han diagnosticado la sumieron en una depresión  y trató de quitarse la vida. Según explica en Lecturas,  "mi perros me sacaron el cuerpo con su hocico".

Al parecer, su hija, Sofía Suescun, se marchó a Honduras, para participar en Supervivientes, sin saber lo que ella cuenta en el semanario, y confiesa que "no tengo ganas de vivir, se me ha ido la ilusión". Maite admite que intentó dos veces suicidarse: "La primera me puse en las vías del tren cuando iba a pasar y mis perros  sacaron mi cuerpecillo de allí con el hocico, y la segunda me quité toda la medicación, hasta la de la sangre, y se me espesa". 

maite

La madre de Sofía dice que está cerrada al sexo, "cerradísima", pero precisa que antes de padecer la fibromialgia "pensaba que era ninfómana porque lo necesitaba a diario". Esos dolores parece que son los que le han quitado el apetito sexual, "ahora estoy destruida y hace tres años que no tengo sexo, con tanto dolor y frustración".

Por ese motivo dice comprender a la mujer de Jesulín de Ubrique, María José Campanario, que tiene la misma enfermedad,  porque ella puntualiza que "tomo 15 pastillas diarias pero no hay nada que me quite el dolor, me despierto por la mañana como si me hubiese pasado un camión por encima. No puedo abrir las manos y veo las estrellas al poner los pies en el suelo". Según ella está sometida a tratamiento psiquiátrico y "tomo pastillas que me dejan atontada".

Pese a ello, Maite saca fuerzas para comentar también la relación que mantenía su hija Sofía con Alejandro Albalá, el yerno de Isabel Pantoja, marido de Chabelita, y del que parece no tener muy buena impresión, "él viene a casa, se tumba, y no participa en nada. Solo quiere que Sofía le lleve el zumo a la cama. Es más agarrado que yo". 

Comentarios