lunes 30/11/20

Aleix Puig, un "MasterChef" ante el reto de triunfar en la comida a domicilio

“El Vicio se ha convertido en mi nueva forma de vida”, reconoce a Aleix Puig, ganador de "MasterChef 7", en referencia a su recién inaugurado servicio de comida a domicilio en Barcelona, centrado en "hamburguesas de calidad y pizzas perfectas" porque cree que el futuro pasa por el 'delivery'"

Ubicado en el barrio de Sants, en el centro de la ciudad condal, Vicio “es un restaurante ‘cloud’". "No existimos físicamente ni queríamos existir porque basamos nuestro modelo de negocio en el 'delivery'”, afirma Puig, quien cree que con la digitalización y la situación provocada por la pandemia, este modelo de negocio será el futuro para muchos hoteleros.

“Probablemente hemos tenido una visión futurista al respecto, pero es que ahora la sociedad nos está llevando hacia ese camino. Cada vez son más las personas que se reúnen en sus casas con amigos, o que no tienen ganas de cocinar y piden a domicilio, y nosotros con este modelo se lo facilitamos”, añade.

A pesar de esa anticipación en cuanto al modelo de negocio, Puig (Manresa, Barcelona, 1993) decidió que la oferta culinaria debía de ser "clásica" en este formato. “Me interesaba enfocarme en un público que no solo estuviera acostumbrado a gastar en 'delivery', sino centrarme en los productos que más se demandan en casa como la pizza y la hamburguesa, y decidí volver a los orígenes de estas comidas que tan maltratadas están”, apunta.

Por esta razón, ya que lo que más le importa al barcelonés es “tener una buena calidad del producto”, decidió traer toda la materia prima desde sus lugares de origen. “Las harinas, los quesos y los ingredientes de las pizzas están importados de Italia, de donde también proceden nuestros hornos”, declara.

Las hamburguesas en cambio siguen el concepto estadounidense de 'cheese burger': “Ponemos la pelotita de carne de Angus en la plancha, la aplastamos y le damos vuelta y vuelta, de esta manera la carne se carameliza y nunca se queda seca. Luego escogemos el mejor queso, ponemos unas rodajas de tomate, lechuga y lo cerramos con un brioche que es más fácil de comer, no tiene más ciencia”.

Frente a la "actual proliferación" de ingredientes en las hamburguesas, Vicio apuesta por la sencillez: "Prefiero lo tradicional, sencillo y bien hecho”.

“Vicio, vicio, vicio” es la palabra que se repetía en la cabeza de Puig durante estos últimos tiempos sumado, además, al “vicio” que tiene por la buena comida, lo que dio resultado al nombre de su establecimiento.

“Cuando empezamos más que un producto queríamos crear un movimiento alrededor de la marca, queríamos definir muy bien los productos que vendemos y jugar con el nombre de Vicio. De ahí que nos movamos tanto por redes, hemos montado un marketing gigantesco alrededor de la marca”, confiesa.

La apuesta por la fuerte visibilización de Vicio ha llevado al joven ganador de "Masterchef 7" en 2019 a contar entre sus empleados con un director creativo y a una directora de comunicación. “Esto nos ayuda a llevar un ritmo digital mucho más fuerte y darnos a conocer de una manera más rápida, cosa que para mí era súper importante”, manifiesta.

Y es que, Puig afirma que el dinero que se “ahorra” en el mantenimiento de un local físico y en el servicio propio de un restaurante lo invierte en mercadotecnia. “Aparte de las redes, hemos hecho un modelo de negocio visible también en los envases. Las bolsas y cajas van con una grafía de una estética cercana a los años 80 y 90, con colores intensos y sexys como el negro y el rojo”, declara.

Aunque recién abierto, Puig destaca la buena acogida del público. "La verdad es que está triunfando. Nos dejan buenos comentarios y ven el trabajo que estamos haciendo desde fuera como desde dentro”, cuenta.

Si Vicio, que reparte a través de Glovo, sigue esta senda, su creador se plantea extenderlo a otras ciudades de España, aunque de momento está "centrado" en Barcelona. 

Comentarios