jueves 17.10.2019
Televisión

La alargada sombra del Rey de la Noche

El monarca de las fantasmagóricos espectros de más allá del Muro crea inquietud en los fans de Juego de Tronos

La alargada sombra del Rey de la Noche.
La alargada sombra del Rey de la Noche.

El Rey de la Noche ha permanecido en un discreto segundo plano. Siempre se tiene en cuenta su presencia, pero no ha sido hasta esta séptima y pasada temporada cuando se ha puesto realmente de manifiesto. Este monarca dispone de un enorme y fantasmagórico ejército que amenaza el mundo conocido. Están en pie de guerra y en disposición de arrasar los Siete Reinos. Se ha convertido en una pieza vital en el juego junto con sus Caminantes Blancos. Conocerle es imprescindible para la octava temporada. 

Nadie sabe en profundidad las motivaciones del temido Rey de la Noche, pero se ha ganado el respeto de los seguidores de Juego de Tronos. Su poder es tal que muchos consideran que podría ser el futuro soberano. Con su persona en el Trono de Hierro la vida podría extinguirse y abrirse una nueva era de oscuridad.

El panorama no es el más atractivo para los fans de la serie, pero su nombre aparece entre los más probables a ocupar el trono. El corazón tira y los preferidos para ser los soberanos de los Siete Reinos son, primero, Jon Nieve y, después, Daenerys Targaryen. Representan las fuerzas de la luz. La oscuridad acecha y el tercer puesto es para el Rey de la Noche. No hay mucha distancia entre ellos y, de este terceto, podría salir el futuro regente.

Hay otros dos personajes con opciones de ocupar el Trono de Hierro. La distancia es grande con respecto a los tres mencionados, pero cuentan con alguna opción. En concreto se trata de Gendry y Tyrion Lannister. El último, especialmente, es uno de los nombres propios de la serie. Actualmente está al servicio de la madre de dragones, por lo que su lugar no parece el trono. 

Tyrion cuenta con las simpatía de una legión de seguidores y, si finalmente llega a ocupar el Trono de Hierro, sería para alegría de muchos.  Las vueltas y requiebros que ha ofrecido Juego de Tronos a lo largo de sus siete temporadas permite tener la mente abierta. Cualquier cosa puede pasar.

El espectáculo está servido. El rodaje de la octava y última temporada está ya en marcha y rompe récords. Las expectativas son siempre altas con Juego de Tronos, pero en esta ocasión lo serán un poco más. El hecho de que dispongan de 15 millones de dólares por capítulo o que la duración de los seis últimos sea más extensa de lo habitual y con más acción, garantiza los mejores medios y el tiempo necesario para desarrollar los contenidos.

Comentarios